Maduro y sus juguetes de la muerte

Maduro y sus juguetes de la muerte

El gasto militar del régimen lo dice todo sobre sus intenciones

Vehículo Antimotines utilizado por la Guardia Nacional Bolivariana (Foto: Venezuela Defensa)

NUEVA YORK, Estados Unidos.- La terrible saga de lo que ocurre en Venezuela tiene elementos que muestran que la confrontación entre el pueblo opositor y Nicolás Maduro puede prolongarse por meses.

Puede ocurrir un desgaste físico y emocional de los venezolanos frente a la poderosa maquinaria represiva del gobierno.

Pero la sociedad civil venezolana, pese a la falta de alimentos y medicina está demostrando una entereza más allá de lo imposible, con 34 víctimas hasta ahora que han sacrificado sus vidas, unido al ejemplo de los opositores presos y sus familias, incansables en su propósito de ser libres.

La figura de Leopoldo López y otros encarcelados está en el pensamiento de los manifestantes y también están los abusos cada vez más grandes de Maduro para lograr la completa usurpación de todos los poderes del Estado.

La comparación de David y Goliat salta en cada foto donde se muestra el refinado armamento que el gobierno de Miraflores usa para enfrentar y reprimir a los manifestantes.

Alguien los llamó “los juguetes” del chavismo, adquiridos para equipar las unidades de choque de la Guardia Nacional Bolivariana.

Desde las bombas lacrimógenas y perdigones de goma, hasta un amplio despliegue de vehículos conocidos popularmente con nombres de animales, se ven presentes en las calles ante cada convocatoria de la oposición.

Hay sofisticadas tanquetas, llamadas por el pueblo “los rinocerontes”, unidades que se ven en todas las protestas para detener el avance de los manifestantes.

Están “los murciélagos”, tanques que despliegan “aletas” a los costados para esconder a los militares y poder disparar sus armas.

Están “las ballenas”, que lanzan potentes chorros de agua que pueden golpear y arrastrar a los participantes en las protestas.

Todo este armamento estuvo incluido en avance a las protestas del mes de abril dentro del Gasto militar (UMN a precios actuales). Este gasto en Venezuela fue de 32 136 000 000 bolívares en 2013, según el sitio Venezuela Defensa. De esa fecha a hoy ha habido nuevos desembolsos firmados por el mandatario.

El arsenal de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) ha crecido durante la Revolución, especialmente bajo el gobierno de Hugo Chávez

Venezuela ocupa el quinto lugar en América Latina en gasto militar. Está, además, entre las 36 naciones del mundo que más invierten en esta partida.

Durante el chavismo, entre 1999 y 2015, hubo una inversión de más de 5 620 millones de dólares (unos 5 536 millones de euros) en armamento, según cifras del Instituto Internacional de Estocolmo para la Investigación de la Paz (SIPRI, por sus siglas en inglés).

En el proyecto ley de presupuesto de 2014 —el último conocido— se destinaron 35 millardos de bolívares al Ministerio de la Defensa, equivalentes a 6,3 % del presupuesto de la nación y 1,5 % del producto interno bruto.

Los gastos de defensa y seguridad del Estado costarán 118 millones de bolívares el próximo año.

El servicio de seguridad, custodia y protección presidencial fue calculado por el despacho castrense en 47,9 millones de bolívares.

Para los planes de contrainteligencia requeridos “para garantizar la seguridad de la nación”, se calculan en 129 millones de bolívares

En la exposición de motivos se indica que el objetivo del proyecto de inversión militar es “fortalecer el poder defensivo nacional para proteger la soberanía nacional”.

La compra de artillería no cesa pese a la profunda crisis económica.

En diciembre, Maduro aprobó dinero para la adquisición de material militar vendido por Rusia y China: “He autorizado los recursos suficientes para dotar de la más moderna tecnología mundial y armas a todos los combatientes de la fuerza de acción especial, a todos los grupos especiales y a todas las tropas de acción rápida de la FANB”, dijo en un discurso televisado.

Rusia fue el principal proveedor de armamento a Venezuela entre 2005 y 2010, pero ha perdido algo del mercado frente a China, que registra hoy un mayor número de contratos de venta de equipos militares al régimen de Caracas.

Si el gobierno de Nicolás Maduro hubiera empleado los 35 millardos de bolívares en alimentos y medicinas, no habría necesitado el poderoso armamento con que hoy cuenta para enfrentar al pueblo hambreado y sin medicamentos.

[fbcomments]