Cuba Decide: Viva Cuba libre

Cuba Decide: Viva Cuba libre

El proyecto de Rosa María Payá no debe ser causa de divisiones

Rosa María Payá, líder de la iniciativa Cuba Decide (havanaleaks.com)

MIAMI, Estados Unidos.- Cuba Decide impulsa un esfuerzo global para forzar un plebiscito en Cuba. La consulta popular no es una opción excluyente, invitar al pueblo a votar no causa divisiones entre cubanos. El simple hecho que un plebiscito blinda a los cubanos de divisiones, entrega todo el derecho a la gestión de Rosa María Paya y Cuba Decide para imponer el voto masivo frente a la tiranía que oprime al pueblo de Cuba. Además, entregar la justicia al pueblo mediante el voto, no requiere la invitación de los militares corruptos ni del disfuncional Partido Comunista de Cuba; la consulta al pueblo tampoco busca el permiso del exilio ni la bendición de los valientes opositores cubanos. En principio, por lógica y por patriotismo, una estrategia de liberación que no causa división entre las hormigas bravas del Caribe debe ser apoyada.

Cuba Decide tiene otros argumentos muy contundentes, concretos y trasparentes, entre ellos el apoyo internacional. El apoyo internacional que recibe esta organización incluye el tremendo impulso y reconocimiento del secretario de la OEA a Cuba Decide. La estructura de la organización está muy bien definida y cuenta con una red que sustenta la iniciativa en varios países del hemisferio. La mayoría de los opositores coinciden en que el apoyo de la comunidad internacional es fundamental para la liberación de los cubanos. Los Estados Unidos y Europa apoyan la estrategia de Cuba Decide que incluye e integra a todos los cubanos. Entonces, estamos en presencia de un acierto que no provoca divisiones entre los cubanos, una iniciativa que cuenta con el importante empuje del exilio y tiene el máximo potencial para recibir el apoyo internacional. Un proyecto de liberación verdaderamente global.

El pueblo socialista aguerrido murió con la enfermedad ideológica del comunismo. El país está repleto de moscas y miseria. La Junta Militar estrangula al pueblo con una invasión de montañas de basura en las calles. La falta de agua potable y las epidemias torturan al pueblo de José Martí. El totalitarismo tiene el dominio total dentro de la isla, y Cuba Decide apuesta por el carácter luchador de los cubanos y por la voluntad del pueblo, una fuerza capaz de romper cualquier control.

Afirmar que el pueblo bajo el totalitarismo es incapaz de desafiar al opresor en su propio terreno con un plebiscito subestima el espíritu rebelde de los cubanos y el intenso, constante y creciente trabajo en equipo que desarrolla Cuba Decide. El plebiscito no tiene comparación en su efectividad porque ninguna otra iniciativa opositora llama al 100% de los cubanos en el planeta a participar en decidir su futuro. Cuba Decide acciona para imponer a los militares corruptos un plebiscito, no pide su permiso ni consentimiento porque está amparada por la autoridad de todos los cubanos.

[fbcomments]