Cubanos en Ecuador: una semana dura

Cubanos en Ecuador: una semana dura

Se ha vivido tensión y desesperanza, pero fundamentalmente hay fe en una solución a la crisis de los migrantes

FORT PIERCE, Estados Unidos.- Las acciones de cientos de cubanos residentes en Ecuador en pos de lograr salir de dicho país hacia los Estados Unidos, así como el reclamo de sus derechos como migrantes, han continuado.

Ante la negativa del permiso por parte de las autoridades gubernamentales para reunirse frente al Palacio de Gobierno el pasado lunes, determinaron realizar una serie de visitas a instituciones religiosas de la capital ecuatoriana para solicitar orientaciones respecto a su difícil situación. La sede de Cáritas Nacional, la emisora Radio Católica, La Curia, la Nunciatura Apostólica, la Fundación Refugio, así como la Conferencia Episcopal, han sido algunos de los sitios visitados.

En este último lugar sostuvieron un encuentro considerado “muy favorable”, pues en lo adelante la más alta jerarquía católica ecuatoriana, entre ellos su presidente Monseñor Fausto Gabriel Trávez, apoyará y acompañará a la comunidad cubana en todas sus gestiones.

De igual forma, el encuentro en la Nunciatura Apostólica permitió que se entregaran dos cartas, una dirigida al Embajador y la otra al Papa Francisco, la que fue recibida por el secretario del embajador con la finalidad de llevarla al Papa.

En la mañana de este viernes se congregó una multitud de cubanos frente a la embajada de los Estados Unidos de América en Ecuador con el objetivo de reafirmar sus propósitos respecto a la posibilidad de salir directamente desde Quito hacia Estados Unidos, así como hacer entrega de una carta dirigida al embajador de este país, Sr. Todd C. Chapman.

La carta redactada por los líderes representantes de la comunidad cubana MSc. Peter J. Borges Basulto y la Lic. Fernanda de la Fe, esencialmente trata de la difícil situación por la que pasan desde hace varios meses los miles de cubanos que residen allí. En este sentido se precisó: “Le escribimos desde la comunidad cubana asentada en el Ecuador con el propósito de tratar asuntos humanitarios de gran envergadura relacionados con la actual crisis migratoria cubana que tiene sus orígenes en este país y que envuelve a más de 5 000 cubanas y cubanos, dentro de ellos niños, embarazadas y ancianos que desesperados por la grave crisis económica que vive este país y por la imposibilidad de sostenimiento económico ante el desempleo, la inestabilidad salarial, la falta de recursos, entre otros problemas saldrán en breve tiempo hacia Colombia para organizar allí una crisis humanitaria o se moverán hacia esta capital con este mismo objetivo”.

Igualmente insistieron en la necesidad de contar con el apoyo de instituciones humanitarias ante los múltiples hechos de extorsión, violaciones, asesinatos y desapariciones de familias enteras durante la peligrosa travesía por Centroamérica, así como el temor ante la posibilidad de que el gobierno ecuatoriano comience un proceso de revisión de documentos y detecte que un numeroso grupo de cubanos se encuentran de manera irregular.

Con valentía advirtieron de la crisis humanitaria que se podrá desencadenar en breve y de igual forma; aunque con sutileza y diplomacia necesarias, criticaron a los gobiernos de Ecuador y Cuba ante la indiferencia en este conflicto. “El gobierno del señor Presidente Rafael Correa como se conoce sostiene relaciones de amistad indisolubles con el gobierno de La Habana que no ve a su diáspora como parte de su pueblo, todo lo cual hace muy difícil que asuma emprender una acción de esta naturaleza. Por ello, buscamos el apoyo del gobierno de los Estados Unidos y de su Embajada en Quito para una solución definitiva a esta crisis”.

Transcurre así una semana llena de tensiones, preocupaciones y desesperanzas; pero con la firmeza y la convicción de que muy pronto habrá una solución. Se cierran algunas puertas, algunos han preferido ignorar lo que ocurre; pero ante la perseverancia y la justicia se abren nuevos horizontes. El mundo está reaccionando positivamente, los cubanos lo saben y lo agradecen.

[fbcomments]