1

Pompeo: “Nos alivia ver a Roberto Quiñones con su familia luego de un año de sufrimiento”

pompeo quiñones roberto periodista cuba cubano cubanet represión

pompeo quiñones roberto periodista cuba cubano cubanet represión

WASHINGTON, Estados Unidos. – Estados Unidos expresó este domingo su satisfacción por el reencuentro de Roberto Quiñones, abogado y periodista de CubaNet, con su familia tras ser liberado el viernes luego de cumplir un año de cárcel, y criticó a La Habana por el “injusto encarcelamiento” del reportero “por el simple hecho de hacer su trabajo”.

“Es vergonzoso que el régimen cubano encarcelara a un periodista cuyo único ‘crimen’ es trabajar por una sociedad más transparente”, señaló en un comunicado el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, para quien esto “tampoco es sorprendente”.

“El régimen -agregó- usa cualquier excusa para silenciar sus críticos y violar los derechos humanos, incluidos los derechos a la libertad de expresión y las garantías de un juicio justo”.

Quiñones fue sentenciado a un año por “resistencia y desobediencia” en agosto de 2019 y encarcelado en septiembre.

El origen del caso se remonta al 22 de abril del año pasado, cuando Quiñones se disponía a cubrir el juicio en Guantánamo a una pareja de religiosos procesados por querer educar a sus hijos en su hogar.

Él alegó entonces que fue detenido sin motivo aparente, esposado, conducido a la comisaría y golpeado en varias ocasiones, en las que asegura que le lesionaron el tímpano y le causaron varios hematomas.

Según la sentencia, sin embargo, Quiñones exhibió un “comportamiento provocador” y “se negó en acompañar a los agentes policiales”, además de no llevar consigo el carné de identidad.

El fallo judicial atribuyó las lesiones al “desempeño adecuado de funciones públicas” de las fuerzas del orden cubanas y justificó la dureza de la condena en el “actuar antijurídico, la peligrosidad social y las condiciones personales” del periodista.

Para el Departamento de Estado, el 7 de agosto de 2019, el régimen cubano condenó a Quiñones por “dudosos cargos de resistencia y desobediencia”.

“Su detención y juicio estuvieron marcados por el flagrante menosprecio de las normas legales, típico del régimen cubano”, apuntó Pompeo, quien llamó a sus socios democráticos en el mundo a que hagan del respeto a los derechos humanos un prerrequisito para cualquier trato con el régimen en Cuba.

Quiñones aseguró el viernes que seguirá ejerciendo su profesión pese a haber recibido amenazas.

“Lo he llevado bastante mal en la prisión, porque he perdido 30 libras (13,5 kg) de peso, he salido muy delgado. Las condiciones son muy malas”, explicó a Efe el periodista de CubaNet horas después de salir de la prisión en la ciudad de Guantánamo, en el extremo oriental del país.

Quiñones, de 63 años, aseguró que el mismo día de su salida de prisión agentes cubanos le conminaron a abandonar su trabajo como periodista, le propusieron un nuevo empleo -que rechazó- y lo amenazaron con emitir en la televisión pública un vídeo para desacreditarlo.

(EFE)

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Roberto Quiñones, “un símbolo de resistencia” para la sociedad civil

cuba quiñones roberto cárcel prisión preso político periodista independiente cubanet

cuba quiñones roberto cárcel prisión preso político periodista independiente cubanet
Roberto Quiñones luego de ser liberado este viernes 4 de septiembre de 2020. (foto cortesía de la familia)

LA HABANA, Cuba. – “Está muy delgado y deteriorado físicamente; la impresión que da es que acaba de salir de un campo de concentración. No hay ninguna diferencia entre las imágenes que vemos de los judíos en los campos de concentración nazi a la imagen que vemos hoy de mi padre. La atención médica en la prisión fue pésima o ninguna. Lo peor es su situación de desnutrición, perdió más de 30 libras. Pero, pese a todo, continúa firme en cuanto a sus ideales”.

Así describió la situación de Roberto Jesús Quiñones Haces su hijo, Roberto José Quiñones. El abogado, poeta y periodista independiente fue liberado este viernes 4 de septiembre luego de cumplir una condena de un año de privación de libertad, en Guantánamo.

Quiñones fue condenado por supuestos delitos de desobediencia y resistencia por pretender reportar el juicio contra un matrimonio de pastores evangélicos en Guantánamo, por haber decidido educar a sus hijos en el hogar.

Por vez primera, luego de la fatídica experiencia de la Primavera Negra de Cuba en 2003, se condenaba a prisión a un periodista independiente en la Isla.

Violaciones del derecho a la defensa, falta de un tribunal independiente y jueces parcializados a favor de los agentes de la Seguridad del Estado fueron algunas de las arbitrariedades cometidas en el proceso legal.

Pocos días después de la condena de Quiñones, Yoe Suárez se dirigió a Guantánamo. Para él, la cobertura de este caso era una cuestión de solidaridad humana; su identificación con el colega, además de profesional, era también por su fe religiosa.

El periodista de Diario de Cuba fue interceptado por la Seguridad del Estado en la vía pública poco después de llegar a la provincia, por lo que no pudo entrevistarse con Quiñones. Más de cinco horas permaneció bajo custodia policial e interrogatorio. El resultado fue la confiscación de su teléfono celular y la deportación del territorio.

“Solo pudo ver a su esposa ‒relató el Suárez‒. Le dejé mi abrazo, mi aliento. No solo era Quiñones el que estaba preso, su familia también sufrió todo eso”.

Varios colegas y activistas resaltaron el contraste entre las condiciones de los cinco espías cubanos en Estados Unidos, implicados en hechos de sangre y que fueron liberados “sanos y rollizos” ‒según Boris González Arenas‒ respecto al efecto causado a Quiñones luego de un año de prisión “en una cárcel revolucionaria y comunista”.

En similares condiciones fue liberado, en abril último, José Daniel Ferrer García, líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU).

La abogada y directora de Cubalex, Laritza Diversent, asegura que “las condiciones físicas en las que salió (Quiñones) demuestran que fue una tortura lo cometido contra él dentro de la cárcel (…) Haber soportado todo este año privado de libertad por algo que no era un delito ha sido una de las mayores crueldades que ha cometido el Estado cubano”.

Para el profesor, periodista e investigador José Raúl Gallego, fue un período “en que el gobierno cubano hizo oídos sordos a las exigencias de una parte del gremio del periodismo independiente y de la comunidad internacional”.

Efectivamente, durante ese tiempo, varias organizaciones nacionales e internacionales de derechos humanos y de la sociedad civil cubana, así como personalidades, se pronunciaron a favor de la libertad de Quiñones. Amnistía Internacional, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Artículo 19, el PEN América, el Comité para la Protección de Periodistas y el Institute for War and Peace Reporting fueron algunas de ellas.

Un reciente comunicado de tres de estas afirmaba: “La condena de Quiñones no solo es un ejemplo más de cómo opera la censura a periodistas independientes en Cuba, sino que busca generar miedo entre quienes defienden la libertad de expresión en el país y pone en riesgo el derecho de las personas a buscar y recibir información libremente”.

Pese a llamados como este, el gobierno cubano hizo “oídos sordos, burlándose del mundo; el encarcelamiento de Quiñones ha sido la vía para asustar a los periodistas independientes, pero no les ha funcionado”, afirmó Ángel Santiesteban Prats, escritor y expreso político cubano.

De manera similar opina Henry Constantín, director y periodista de La Hora de Cuba. Para él, Quiñones “es un colega con el que la Seguridad del Estado trató de darnos un escarmiento a todo el gremio de la prensa independiente cubana”.

No obstante, obtuvieron un efecto diferente, “logramos unirnos, algo a veces complicado (…) ahora debemos mantener esa unidad porque, al igual que Quiñones, mañana pudiera ser cualquier otro profesional de la prensa el que sea llevado a prisión. El monstruo sigue ahí y, por tanto, nosotros seguimos expuestos por hacer nuestro trabajo”, explicó el también Vicepresidente Regional para Cuba de la Comisión de Libertad de Prensa de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

Del mismo modo, para la reconocida artista cubana Tania Bruguera, Quiñones “tanto Quiñones como Silverio (Portal Contreras) lograron unir a muchos grupos y a personas que antes no veían los abusos legales contra quienes defienden la libertad de expresión”. Quiñones “simboliza todo por lo que estamos luchando” y que lo hayan liberado en “estos momentos, cuando el (Decreto-Ley) 370 se implementa a periodistas independientes y a todo aquel que libremente se exprese en las redes sociales, es muy importante”.

Según un informe presentado por Prisoners Defenders (PD), hasta el mes de agosto de 2020 en Cuba se contabilizaban 136 presos políticos. Estado de Sats es una de las organizaciones de la sociedad civil cubana que ha desarrollado activamente campañas para visibilizar y denunciar esta situación.

Según el director de Estado de Sats, Antonio Rodiles, que Quiñones esté hoy “fuera de la prisión es una victoria de su espíritu, de su fe en la libertad y en Dios. Es una derrota para quienes estando fuera de la cárcel, no pudimos acortarle ni un día de esa infame sentencia. Mucho nos queda por hacer para aguantarle las manos a la tiranía que sigue imperando en nuestra Isla. Necesitamos de la entereza y seriedad de este hombre”.

Por más de un año, desde Estado de Sats se ha promovido la campaña por los Presos de Castro, la cual incluye fotos, carteles, programas en vivo desde las redes y un twittazo semanal.

Sin embargo, según afirma Claudio Fuentes, “es claro que no ha sido suficiente como para poder decir que tenemos la capacidad de presionar al régimen, ni en ese ni en otros aspectos igual de importantes. Cansados de repetir y demostrar el famélico estado de todos los grupos opositores, de la sociedad civil, de los artistas y periodistas independientes, y aunque algunos medios, periodistas independientes y actores de la sociedad civil han comenzado también a poner luz sobre la triste realidad del sector más dañado de Cuba, no hemos visto apenas apoyo de actores políticos implicados en el tema Cuba, ni de Estados Unidos bajo la administración Trump, ni de Europa”.

Asimismo, el fotógrafo y activista considera que no se debe acoger la liberación de Quiñones como victoria. “Quiñones cumplió completa la injusta y cruel condena. Es evidente que el régimen continúa y continuará con total impunidad mientras la oposición interna esté tan desamparada en lo político, en lo diplomático y en lo económico, y junto a ella, por supuesto los presos políticos”.

En la campaña llevada a cabo desde Estado de Sats han sobresalido los carteles realizados por Gorki Águila. Para este artista y activista, los crímenes cometidos contra los presos políticos “no pueden quedar impunes por lo menos en cuanto a denuncia; creo que uno debe actuar en consecuencia si asume el camino de la libertad y debemos ayudar a visibilizar el crimen para proteger en algo a la víctima y desenmascarar aún más al culpable (…) defendiendo nos defendemos”.

En el caso de Quiñones, asegura que pese a haber sido liberado, “ni para él ni para todos los cubanos existen garantías de justicia y pueden estar en cualquier momento dentro de la prisión más pequeña ya que las mismas ´leyes´ que pusieron en la cárcel al escritor y abogado aún siguen siendo utilizadas por la tiranía para seguir intentando eternizarse en el poder”.

Por su parte, Laritza Diversent asegura que, aunque Quiñones esté libre “hay que seguir exigiendo que los principales responsables de esto respondan por esta injusticia”.

Para Luis Manuel Otero Alcántara, Quiñones “es de ese tipo de personajes que uno sin conocerlo lo considera como familia, es como las grandes obras de arte que las has visto tanto, que cuando te paras delante de ellas es como si las hubieras visto toda la vida, las conocieras de toda la vida”.

Sin embargo, su caso le ha dejado “un sabor amargo” y “sentimientos encontrados”. Primero está la felicidad de saberlo libre, pero las acciones fueron insuficientes para lograr que lo liberaran antes de que cumpliera íntegramente su sanción.

“Que Quiñones haya tenido que cumplir su medida significa que estamos haciendo algo mal nosotros los activistas, los luchadores por la libertad de Cuba. Quizás no sea que lo estamos haciendo mal, sino que no estamos haciendo lo suficiente para que en Cuba personas como él no pasen un minuto en la cárcel. Hay que seguir aprendiendo de situaciones como estas”, sentenció artista y activista del Movimiento San Isidro.

No es esta la primera prisión por motivos políticos que sufre Quiñones. La entereza demostrada en ambas ocasiones ha sido ovacionada y admirada por muchos. Y hoy, “para los periodistas independientes y cubanos en general, se ha erigido como símbolo de resistencia, dignidad y verdad, aseveró Santiesteban Prats.

Y añadió el premio Václav Havel 2020 para la disidencia creativa: “Gracias a ellos, a los periodistas independientes y al alcance demoledor de internet, estamos más cerca de la libertad”.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Roberto Quiñones: “Ha sido un año muy difícil pero no me arrepiento de nada”

cuba quiñones roberto cárcel prisión preso político periodista independiente cubanet

MIAMI, Estados Unidos. – Una hora después de salir de prisión, tras un año de condena por los supuestos delitos de “resistencia” y “desacato”, el periodista, abogado y poeta cubano Roberto de Jesús Quiñones Haces se mostró ante las cámaras de la prensa independiente.

“He salido muy delgado, he perdido casi 30 libras en este año de prisión. Ha sido un año muy difícil pero no me arrepiento de nada de lo que he hecho”, aseguró el único periodista cubano condenado a prisión en los últimos años en declaraciones exclusivas a CubaNet. 

Quiñones Haces también denunció haber recibido un tratamiento “muy riguroso” durante su año en la Prisión Provincial de Guantánamo. De acuerdo con sus declaraciones, las autoridades carcelarias le hacían “requisas sorpresivas” y le ocupaban sus libretas de apuntes, donde anotaba las denuncias de los reclusos que “las autoridades no quieren que se divulguen”. 

Este viernes 4 de septiembre, antes de su liberación, Quiñones Haces recibió las amenazas del presunto mayor Sergio, de la Seguridad del Estado. “Me pasó un video que dijo que se va a transmitir por la Televisión Nacional donde intentan desacreditarme como periodista independiente y como ciudadano”, explicó.

Asimismo, el funcionario del régimen cubano le comunicó que sus hijos no podrían entrar “nunca más a Cuba” debido a la campaña que impulsaron por su liberación desde Estados Unidos.

En la entrevista realizada por CubaNet el periodista aseguró que las condiciones de la cárcel donde pasó el último año eran “muy precarias”. 

No obstante, aseveró: “Yo he tenido la suerte (…) de estar preso dos veces, y digo la suerte porque a pesar del sufrimiento que esta estancia ahí (en la cárcel) me ha acarreado y le ha acarreado a mis hijos y a mi esposa, yo he crecido como ser humano en esas dos ocasiones”.

Más adelante aseguró que hoy salía de la prisión “mucho más fuerte”. “Pero dejé una prisión con muchas carencias, una prisión donde los oficiales en ocasiones en vez de tratar de aliviarles el dolor a los reclusos, se lo agravan. la comida es pésima, la situación de salud es deplorable porque los médicos no cuentan con medicamentos”, denunció.

Por otro lado, se quejó de la represión “constante” y la “discriminación permanente” que padecen los opositores en las cárceles cubanas. “He sufrido mucho en esta prisión” pero “hoy estoy preparado para recibir nuevos ataques y nuevas represiones de la Seguridad del Estado”, concluyó Quiñones Haces.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Editorial: Quiñones está fuera de la cárcel, pero no podemos conformarnos

cuba quiñones roberto cárcel prisión preso político periodista independiente cubanet

cuba quiñones roberto cárcel prisión preso político periodista independiente cubanet
Roberto Quiñones en su hogar en Guantánamo, luego de ser liberado este viernes 4 de septiembre (foto: CubaNet)

LA HABANA, Cuba. – En la mañana de hoy, 4 de septiembre, el régimen castrista puso en libertad al abogado, poeta y periodista guantanamero Roberto de Jesús Quiñones Haces.

Quiñones cumplió completa la condena de un año de prisión que le impusieron en septiembre de 2019, en una farsa judicial sin garantías, amañada de punta a cabo por la Seguridad del Estado.

Lo acusaron a él, que es un hombre pacífico, de resistirse al arresto cuando intentaba cubrir en Guantánamo, el juicio contra un matrimonio de religiosos. A pesar de que pudo probar que fue agredido y golpeado por los policías que lo arrestaron, sentenciaron que las lesiones que presentaba fueron autoinfligidas.

Desde meses antes de ser procesado y encarcelado, Quiñones era amenazado y acosado por la policía política, que no le permitía salir de Guantánamo, ni siquiera para visitar en Cienfuegos a su padre moribundo.

El empeño represivo no paró hasta que el 11 de septiembre del pasado año consiguieron meterlo en la cárcel.

El régimen, soberbio y cruel, hizo caso omiso de las peticiones de personalidades y organismos internacionales para que liberaran a Quiñones. Ni siquiera cuando su vida pudo correr peligro por la epidemia de la COVID-19. No lo liberaron hasta que cumplió su condena.

Sus colegas de CubaNet y de la prensa independiente en general nos alegramos de que Quiñones esté fuera de la cárcel y le deseamos que se recupere pronto de las secuelas a su salud que le dejó el encierro y los maltratos a que estuvo sometido. Pero no podemos conformamos con eso.

Quiñones, un intelectual, un hombre digno y decente, nunca debió ir a prisión. La dictadura lo escogió y se ensañó con él, para dar un escarmiento, atemorizar y callar o forzar al exilio a los periodistas independientes. Como no han conseguido su propósito, cualquiera pudiera ser la próxima víctima.

No estaremos satisfechos y no cejaremos hasta que hechos como este encarcelamiento injusto no se repitan. Hasta que en Cuba haya garantías para ejercer, sin temor a represalias, el periodismo. Hasta que despenalicen la disidencia. Hasta que haya libertad de prensa y de expresión. Y si no es pedir demasiado, hasta que regrese la democracia.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




¡Liberado Roberto Quiñones!

cuba quiñones roberto cárcel prisión preso político periodista independiente cubanet

cuba quiñones roberto cárcel prisión preso político periodista independiente cubanet
Quiñones junto a su esposa luego de ser liberado (foto: CubaNet)

MIAMI, Estados Unidos. – En la mañana de este viernes fue liberado en Guantánamo Roberto Quiñones Haces, abogado y periodista de CubaNet que se encontraba en prisión desde el 11 de septiembre de 2019.

“Agradezco todo el apoyo, estoy firme”, declaró Quiñones a CubaNet vía telefónica, desde su hogar en la ciudad de Guantánamo.

Quiñones fue condenado por los supuestos delitos de desobediencia y resistencia, cargos que le fueron imputados luego que, de forma violenta, agentes del régimen castrista le impidieran cubrir el juicio contra el matrimonio de los pastores guantanameros Ramón Rigal y Ayda Expósito.

Varias organizaciones internacionales pidieron durante los últimos meses su liberación, entre ellas Amnistía Internacional, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Artículo 19PEN América y el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ).

cuba quiñones roberto cárcel prisión preso político periodista independiente cubanet
Roberto Quiñones luego de ser liberado este viernes 4 de septiembre de 2020 (foto cortesía de la familia)

cuba quiñones roberto cárcel prisión preso político periodista independiente cubanet
Roberto Quiñones luego de ser liberado este viernes 4 de septiembre de 2020 (foto cortesía de la familia)

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Gobierno de EE.UU. recuerda a Roberto Quiñones, a casi un año de su encarcelamiento

Prisión; Roberto Quiñones; Cuba; Represión;

Prisión; Roberto Quiñones; Cuba; Represión;
Roberto de Jesús Quiñones Haces (Foto de archivo)

MIAMI, Estados Unidos. – El gobierno de Estados Unidos recordó este jueves al periodista y abogado independiente cubano Roberto de Jesús Quiñones Haces, quien permanece recluido desde hace un año en la Prisión Provincial de Guantánamo.

A través de su cuenta de Twitter, el Subsecretario de Estado interino para Asuntos del Hemisferio Occidental, Michael G. Kozak, se refirió al caso como una muestra de las violaciones de derechos humanos llevadas a cabo por el régimen de la Isla.

“Hace casi un año el régimen castrista encarceló al periodista Roberto Quiñones por hacer su trabajo. EE.UU. se une a quienes piden su liberación e insta a nuestros socios democráticos a unírsenos para asegurar que el respeto a los derechos humanos sea un requisito para cualquier trato con Cuba”, escribió el funcionario.

Este miércoles, las organizaciones Artículo 19, Institute for War and Peace Reporting (IWPR) y Amnistía Internacional exigieron al régimen de la Isla la liberación inmediata e incondicional del reportero.

En un comunicado conjunto, las instituciones señalaron que el castigo impuesto a Quiñones “es un ejemplo más de cómo opera la censura a periodistas independientes en Cuba”.

La nota destaca que la policía política “busca generar miedo entre quienes defienden la libertad de expresión en el país y pone el riesgo el derecho de las personas a buscar y recibir información libremente”.

En septiembre de 2019, Roberto Quiñones fue juzgado y condenado a un año de privación de libertad por los delitos de “resistencia” y “desobediencia”. El periodista había sido detenido meses antes, en abril, cuando intentó cubrir el juicio de un matrimonio de pastores evangélicos que fue sancionado por querer educar a sus hijos en casa.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




La COVID-19, otra coartada del régimen para castigar a Roberto Quiñones

Patria Cuba CIDH Derechos Humanos roberto quiñones periodista amnistía internacional presos políticos escritor ciberclaria cuba

Cuba CIDH Derechos Humanos roberto quiñones periodista amnistía internacional presos políticos escritor
Roberto Quiñones en su hogar días antes de ser detenido (Foto de archivo)

LA HABANA, Cuba. – Durante las últimas semanas y meses he permanecido muy al tanto de la situación de mi doble colega (por ser periodista y abogado) Roberto de Jesús Quiñones Haces. Como se recordará, el prominente intelectual fue encarcelado tras una farsa judicial que constituyó un verdadero bochorno para las cortes cubanas en general, y en especial para las de Guantánamo, su provincia de residencia.

Haré corta una historia larga: el Tribunal Municipal acogió la versión de los policías actuantes y sancionó a Quiñones por los supuestos delito de resistencia y desobediencia. Con ese fin consideró inválidas las fotos presentadas por el informador alternativo, en las que se observaban las lesiones que sufrió a resultas de la golpiza que le propinó uno de los uniformados.

Esa corte tampoco dio crédito a la versión de Roberto Quiñones e hizo algo aún peor: no escuchó a ninguno de los numerosos testigos que se encontraban en el lugar de los hechos. A su vez, el Tribunal Provincial rechazó la pertinente solicitud del acusado: que se celebrara una vista oral en la cual, entre otras cosas, pudiera escucharse la declaración de esos terceros. De este modo, el órgano superior dio el visto bueno a todas las barbaridades perpetradas por los jueces subordinados.

Esa es, a grandes rasgos, la repugnante historia de por qué fue encarcelado (y por el término de un año) el intelectual residente en la más oriental de nuestras provincias. Ahí radica el origen de esta infamia concreta. Durante los meses subsiguientes, la opinión pública conoció de los diversos abusos perpetrados por los hospederos del periodista y abogado, así como de las valientes denuncias formuladas por él.

Pero he aquí que han ido pasando los meses, y se acerca la fecha en que Quiñones Haces habrá extinguido por completo la injusta pena a él impuesta. En las comunicaciones que he sostenido con su esposa, Ana Rosa Castro, esta me ha informado que el “reeducador” de Roberto le ha indicado que le lleve ropa y algún dinero para cuando él sea excarcelado, a comienzos de septiembre.

Hasta aquí todo parece correcto y razonable (en medio de la tremenda injusticia que está sufriendo el colega, claro). Pero es el caso que también le han hecho al reo un anuncio siniestro: al salir del centro penitenciario será conducido a un dispensario o enfermería, en el cual le extraerán sangre (se supone que para determinar si padece o no la COVID-19).

Aquí resulta oportuna una aclaración: en el mundillo penitenciario cubano solo se han reportado casos del mal en la cárcel de Toledo (lugar del cual, por cierto, tuve la desgracia de ser inquilino allá por el año 2000). También se ha hablado de “sospechas” de contagio en la Prisión 1580 y en el Combinado del Este. ¡Pero todo esto es en la capital, a cientos de kilómetros de Guantánamo!

En este tema (¡como en tantos otros!), los titulares de la prensa oficialista se han mostrado triunfalistas durante estos meses de pandemia: “Centros penitenciarios de Cuba se mantienen libres de Covid-19”, rezaba un titular de Prensa Latina. “Ni brotes ni casos confirmados”, recalcaba Granma. Estos encabezamientos datan de abril, pero después no se ha brindado información alguna que contradiga ese “triunfalismo carcelario” del castrismo. Ni siquiera durante la media hora que cada día dedica al tema el doctor Francisco Durán.

Por lo demás, la provincia de Guantánamo es una de las de menor incidencia de la enfermedad. Entonces me pregunto: ¿Qué sentido tiene que, al salir de prisión, Quiñones sea sometido a una prueba de ese tipo! ¿Qué persiguen las autoridades cubanas al realizar esa pesquisa que es a la vez injustificada e injustificable!

El absurdo pinchazo con el que han amenazado a Roberto de Jesús puede servir para perpetrar cualquier canallada. ¡Máxime en medio de la precariedad que en materia de seguridad sanitaria impera hoy en nuestra desdichada Cuba!

En el mejor de los casos, la superflua prueba sería el medio idóneo para que se declare falsamente que el intelectual dio positivo a la prueba. Esa mentira serviría para prorrogar su privación de libertad. Ya no estaría en prisión, pero sí en un “centro de aislamiento”, lo cual viene a ser más o menos lo mismo, si creemos los comentarios de quienes han padecido esas nuevas sucursales del horror creadas por el régimen.

Es imprescindible que la opinión pública nacional e internacional esté consciente de una cosa: cualquier afectación que sufran la salud o la libertad del periodista y abogado con motivo de esta nueva maniobra de sus represores tendría un único responsable: el castrismo.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Roberto Quiñones, ganador del premio General Calixto García por la Libertad

Roberto Quiñones, Cuba, Premio, Calixto García

Quiñones
Roberto de Jesús Quiñones Haces (Foto: Captura de pantalla)

MIAMI, Estados Unidos. – El periodista de CubaNet Roberto de Jesús Quiñones Haces, recluido en la prisión provincial de Guantánamo desde septiembre de 2019, fue uno de los galardonados con el premio General Calixto García por la Libertad, que por primera vez entrega la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba (FHRC).

La distinción otorgada a Quiñones tiene como objetivo “honrar al general cubano”, uno de los pocos patriotas que intervino en las tres guerras de independencia contra la metrópoli española.

“Establecimos este premio como el más alto distintivo que otorga la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba para reconocer la contribución de cubanos y extranjeros a la causa de la libertad, la democracia y los derechos humanos en la Isla”, declaró a Radio Televisión Martí Juan Antonio Blanco, director ejecutivo de la FHRC.

Además de Quiñones, fueron premiados el preso político Silverio Portal; la activista Lisandra Orraca, representante de la Federación Latinoamericana de Mujeres Rurales (FLAMUR) en Cuba; el diputado lituano Emanuelis Zingeri, “destacado por su solidaridad con el pueblo cubano y su compromiso con la libertad en general en Europa”; y la opositora venezolana María Corina Machado, “que forma parte tanto de la lucha por la libertad en Venezuela, como de la lucha por la libertad de los cubanos”.

El anuncio del premio coincide con el aniversario del natalicio de Calixto García y prevé que su entrega se realice el 11 de diciembre, coincidiendo con el aniversario de su fallecimiento.

En agosto del pasado año, semanas antes de ingresar a prisión, Quiñones recibió el Premio 2019 del Instituto Patmos, organización que promueve la libertad religiosa y política en Cuba.

Quiñones, que cumplirá 11 meses de prisión el venidero 11 de agosto, fue condenado por los supuestos delitos de desobediencia y resistencia, cargos que le fueron imputados luego que le impidieran cumplir el juicio contra el matrimonio de los pastores guantanameros Ramón Rigal y Ayda Expósito.

Varias organizaciones internacionales han pedido su liberación, entre ellas Amnistía Internacional, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Artículo 19, PEN América y el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ).

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Organizaciones internacionales piden la liberación de Roberto Quiñones

Roberto de Jesús Quiñones Haces; Cuba; Premio Patmos;

Roberto de Jesús Quiñones Haces; Cuba; Premio Patmos; preso político presos políticos cubano cubanos periodista periodistas periodismo independiente censura libertad de prensa derechos humanos represión cárceles cubanas
Roberto de Jesús Quiñones Haces con el Premio del Instituto Patmos (Foto: Cortesía)

NUEVA YORK, Estados Unidos. – El Comité para la Protección de Periodistas (CPJ), Amnistía Internacional y la ONG Artículo 19 han escrito al gobernante de Cuba, Miguel Díaz-Canel, para pedir la liberación inmediata del periodista de CubaNet Roberto Quiñones, encarcelado desde septiembre del pasado año por “desobediencia y resistencia” a las autoridades.

La misiva, difundida este domingo por el CPJ, reclama la salida de Quiñones de prisión dado el riesgo que plantea para él y otros presos el COVID-19.

Según recuerdan las ONG, el abogado y periodista ha cumplido más de la mitad de su pena, ha sufrido problemas de salud en la cárcel y ha descrito en notas publicadas por el medio CubaNet el hacinamiento, la mala calidad de agua y alimentos y la falta de atención sanitaria en la prisión.

“Los periodistas encarcelados no tienen ningún control sobre su entorno, no pueden optar por el aislamiento voluntario, y a menudo se les niega la atención médica necesaria”, señala la carta, remitida coincidiendo con el Día Mundial de la Libertad de Prensa.

Las tres organizaciones instan a Díaz-Canel a “liberar a Roberto Quiñones, a proteger la libre circulación de información y a garantizar que todos los periodistas cubanos puedan desempeñar su papel fundamental en la sociedad, libres de toda represalia”.

Grupos como la coalición internacional de medios “One Free Press Coalition”, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) o Amnistía Internacional han exigido repetidamente la excarcelación de Quiñones, como también ha hecho el Gobierno de Estados Unidos.

Colaborador habitual del periódico online Cubanet con sede en Miami, Quiñones comenzó a cumplir a inicios de septiembre una condena de doce meses de cárcel por unos hechos acaecidos en abril en Guantánamo, al este de la isla.

El periodista aseguró haber sido detenido sin motivo aparente, conducido a la comisaría y golpeado en varias ocasiones, en las que le habrían lesionado el tímpano y causado hematomas, mientras la Fiscalía interpretó que se había resistido al arresto y el Tribunal lo condenó a un año por “resistencia y desobediencia”.

(EFE)

Si tienes familiares en Cuba comparte con ellos el siguiente link (descargar Psiphon), el VPN a través del cual tendrán acceso a toda la información de CubaNet. También puedes suscribirte a nuestro Boletín dando click aquí.




Mara Tekach: “Es hora de liberar a Roberto Quiñones”

Roberto Quiñones; mara tekach covid-19 coronavirus estados unidos encargada negocios habana presos políticos preso político periodista independiente censura libertad de prensa derechos humanos abogado

Roberto Quiñones; mara tekach covid-19 coronavirus cuba estados unidos encargada negocios habana presos políticos preso político periodista independiente censura libertad de prensa derechos humanos abogado
Roberto de Jesús Quiñones Haces en su hogar en Guantánamo, junto a la encargada de Negocios de Embajada de EEUU en Cuba, Mara Tekach. 12 de agosto de 2019 (Foto: Twitter)

MIAMI, Estados Unidos. – La Encargada de Negocios de EEUU en Cuba, Mara Tekach, ha emitido hoy una declaración en favor de la libertad del abogado y periodista de CubaNet Roberto Quiñones Haces.

Con motivo del Día Internacional de la Libertad de Prensa, a celebrarse este 3 de mayo, Tekach afirmó que “es hora de liberar a Roberto de Jesús Quiñones, al menos por razones humanitarias”.

Roberto Quiñones fue trasladado el 11 de septiembre de 2019 a la Prisión Provincial de Guantánamo, tras ser condenado —en un juicio sin garantías— a un año de privación de libertad por delito de “desacato”.

A continuación reproducimos íntegramente la declaración de Mara Tekach:

Encargada de Negocios Mara Tekach
Embajada de los Estados Unidos en La Habana
2 de mayo de 2020

Declaración para la prensa

En el Día Internacional por la Libertad de Prensa, quiero recordar a un periodista cubano que se encuentra en prisión debido a su profesión: Roberto de Jesús Quiñones.

El gobierno cubano dice que no hay periodistas encarcelados en Cuba. La comunidad internacional está en desacuerdo.

Roberto Quiñones fue detenido al intentar reportar sobre un juicio polémico para el gobierno. Un juicio donde se vulneró la libertad religiosa y el derecho de los padres a decidir la educación de sus hijos. Tras ser víctima de violencia policial, los mismos que le golpearon luego acusaron a Roberto Quiñones de resistencia y desobediencia.

Fue condenado a un año de prisión. Un año de castigo por ser periodista.

Ya Roberto Quiñones ha cumplido 7 meses en la cárcel. Y en marzo le negaron la libertad condicional, a la que tenía derecho según la ley cubana.

Roberto Quiñones es vulnerable al COVID-19. Padece de múltiples enfermedades crónicas, incluyendo asma, y está en el grupo de edad en riesgo. Si el gobierno cubano ha decidido excarcelar tempranamente a más de 6 mil presos ¿por qué Quiñones no fue incluido en este grupo?

Es hora de liberar a Roberto de Jesus Quiñones, al menos por razones humanitarias. Es un periodista que ya ha soportado demasiado, por el simple hecho de querer una sociedad más transparente.

Si tienes familiares en Cuba comparte con ellos el siguiente link (descargar Psiphon), el VPN a través del cual tendrán acceso a toda la información de CubaNet. También puedes suscribirte a nuestro Boletín dando click aquí.