Evo Morales llama “hermano presidente” a Jair Bolsonaro

Evo Morales llama “hermano presidente” a Jair Bolsonaro

“Agradecemos la invitación del hermano presidente Bolsonaro y le auguramos una buena gestión para bien del hermano pueblo de Brasil”, escribió el mandatario

Evo Morales y Jair Bolsonaro (Foto Agencia Brasil)

MIAMI, Estados Unidos. – El presidente de Bolivia, Evo Morales, agradeció este martes a su par brasileño Jair Bolsonaro la invitación a su toma de posesión y subrayó que ambos países son “socios estratégicos” que miran “el mismo horizonte de la Patria Grande”.

Además de formar parte de la ceremonia de investidura de Bolsonaro, Morales aprovechó las redes sociales para recordar que “las relaciones Bolivia-Brasil tienen raíces profundas de lazos de hermandad y complementariedad de nuestros pueblos”.

“Agradecemos la invitación del hermano presidente Jair Bolsonaro y le auguramos una buena gestión para bien del hermano pueblo de Brasil. Bolivia y Brasil son vecinos de por vida. Respetando diferencias, tenemos la misión de trabajar de manera conjunta en beneficio de nuestros pueblos”, escribió Morales en Twitter.

Asimismo, el mandatario, a nombre del pueblo boliviano, agradeció las muestras de cariño de muchas personas que se le acercaron para conversar durante su breve estancia en el Congreso de Brasil.

Cabe resaltar que Morales fue el único gobernante del llamado eje bolivariano en asistir a la toma de mando de Bolsonaro, quien fue elegido en las urnas el pasado mes de octubre con el 56% de los votos.

En ese sentido, la participación del presidente boliviano contrastó con la ausencia de los representantes de Cuba y Venezuela, cuyas invitaciones fueron retiradas a pedido del equipo de colaboradores de Bolsonaro.

Según declaraciones realizadas hace varias semanas por el recién investido presidente, ambos países “actúan abiertamente contra el futuro Gobierno de Brasil por afinidad ideológica con el grupo derrotado en las elecciones”.

En su primer discurso como gobernante, Bolsonaro anunció que emprenderá “reformas estructurales” para sanear las cuentas públicas y que liberará a Brasil de las “amarras ideológicas”.

[fbcomments]