Caso Odebrecht: Vicepresidente de Ecuador condenado a 6 años de prisión

Caso Odebrecht: Vicepresidente de Ecuador condenado a 6 años de prisión

El funcionario de mayor rango que ha caído

Jorge Glas (AP)

QUITO, Ecuador.- El vicepresidente electo de Ecuador, Jorge Glas, fue condenado este miércoles a seis años de prisión al ser declarado culpable del delito de asociación ilícita por la trama de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht en el país.

Con la sentencia, dictada por los tres jueces de la Sala de lo Penal de la Corte Nacional de Justicia de Ecuador, Glas se convirtió en el dirigente político en activo de mayor rango en ser condenado en relación con este caso de multimillonaria corrupción que salpica a varios dirigentes latinoamericanos.

El juez ponente Édgar Flores leyó detalladamente los argumentos y explicaciones procesales que dieron lugar a la sentencia después de dos semanas de juicio, pero no tardó en dejar claro sobre la asociación ilícita, que “se perpetró el acto prevaliéndose los autores de sus condiciones de autoridades”.

La Fiscalía General había pedido la pena máxima de seis años de cárcel al considerar probado que Glas se benefició de 13,5 millones de dólares en sobornos por parte de Odebrecht para la adjudicación de cinco contratos de obra entre 2012 y 2016, cuando estaba a cargo de sectores estratégicos durante el Gobierno del anterior presidente, Rafael Correa.

Glas fue condenado a esa pena junto con otras cuatro personas implicadas, entre ellas su tío Ricardo Rivera, mientras que otros tres fueron sentenciados a una pena mejor de 14 meses por su “colaboración eficaz”, según el juez.

Solo uno de los acusados, Diego Cabrera, fue absuelto al no probarse su culpabilidad en un caso en el que otros cuatro denunciados, entre ellos el excontralor del Estado Carlos Pólit, son prófugos de la justicia.

La sentencia suspendió además los derechos de ciudadanía por un tiempo equivalente a lo que se prolongue la condena, mientras que en el plano de la reparación material conminó a los condenados al pago de 33.396.116 dólares, suma que “afectó al patrimonio del Estado”.

En paralelo, apuntó a “la presunta perpetración de otros delitos, tales como peculado, concusión, cohecho, enriquecimiento ilícito, tráfico de influencias, lavado de activos, testaferrismo” que la Fiscalía deberá investigar.

Para el tribunal, el testimonio del delator de Odebrecht José Conceicao Santos, a lo que se sumaron asistencia penal de Estados Unidos y Brasil, pruebas aportadas por Alexis Mera, exsecretario de la Presidencia de Correa, y documentos sobre los cinco proyectos estratégicos, demuestran que los actos ejecutados por Glas son “principales” para el delito de asociación ilícita.

Su letrado defensor, Eduardo Franco Loor, calificó la sentencia de “inicua” y “bárbara”, y adelantó que será apelada y que los derechos civiles de su defendido siguen en pie hasta que no medie una sentencia en firme.

Por su parte, el fiscal general del Estado, Carlos Baca Mancheno, se felicitó por el fallo, y señaló que “este es un momento que refuerza y fortalece el trabajo que la Fiscalía debe continuar haciendo para beneficio de todos”.

El vicepresidente, que ganó las elecciones de abril en tándem con el presidente Lenín Moreno, por la formación de izquierdas Alianza País (AP), había sido retirado de sus funciones en agosto por desavenencias políticas con el mandatario.

Una vez se dictó su ingreso en prisión preventiva el pasado 2 de octubre, Moreno nombró como vicepresidenta a María Alejandra Vicuña de manera temporal.

El abogado defensor aseguró dijo que Glas no renunciará al cargo, pero, si ese fuera el caso, el presidente tiene la potestad de proponer a la Asamblea Nacional (Parlamento) una terna compuesta por tres candidatos para que los legisladores elijan nuevo vicepresidente.

El Parlamento también puede iniciar un juicio político para retirar del cargo al condenado.

Moreno ha pedido “respeto absoluto a la justicia”, antes de emprender este miércoles una gira oficial al Vaticano y España que le mantendrá fuera de Ecuador una semana.

En diciembre de 2016, el Departamento de Justicia de Estados Unidos reveló que Odebrecht pagó 788 millones de dólares en sobornos en doce países de Latinoamérica y África, y en el caso de Ecuador más de 35,5 millones.

El caso ha salpicado a varios dirigentes regionales como los presidentes de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, y de Venezuela, Nicolás Maduro, así como a los exgobernantes peruanos Alejandro Toledo y Ollanta Humala y al brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

(Daniela Brik/EFE)

comments