Ole Nydahl, maestro budista, en La Habana

Ole Nydahl, maestro budista, en La Habana

Habló de la ilusion del Yo, sobre las cualidades de la mente, su naturaleza y las pasiones que la enturbian

Ole Nydahl (izquierda), y su intérprete_foto David Canela

LA HABANA, Cuba, 13 de mayo de 2013, David Canela/ 173.203.82.38.- Recientemente, el lama Ole Nydahl ofreció una charla pública sobre budismo en la sala de teatro El Sótano, en calle K, entre 25 y 27, El Vedado. Conversó –asistido por intérprete en inglés- con practicantes de meditación e interesados en las enseñanzas budistas, de todas las edades. Y para hacer más cercana la relación con el público, que llenó la sala, pidió que iluminasen las gradas.

Después de una breve presentación de su vida, Nydahl abrió con la pregunta de quiénes somos. Habló de la ilusión del yo –pues eso que creemos que somos está cambiando sin cesar–, sobre las cualidades de la mente, su naturaleza, y de las pasiones que la enturbian.

Luego vino una sesión de preguntas del público, en la cual comentó, por ejemplo, acerca de las relaciones conflictivas del budismo con el Islam. Para finalizar el diálogo, reiteró la idea de que ningún budista podía ser racista, pues “la mente no tiene color”.

A continuación, se hizo una larga fila en el pasillo izquierdo, para que el lama bendijese a quienes lo desearan, uno por uno, con un talismán redondo, y les diese un nombre budista. De amuleto, recibieron una cinta y un nudo tejido, y también una postal de recuerdo.

Esta conferencia se pronunció el mismo día en que Thaye Dorje, uno de los dos monjes que ha sido reconocido como el XVII Karmapa, cumplía 30 años de edad.

Es la quinta visita que el maestro de meditación, de 72 años, hace a Cuba. Ha venido por años alternos, desde su primer viaje a La Habana en enero del 2005. Su anterior conferencia pública la impartió el 24 de mayo del 2011, en la sala de teatro Hubert de Blanck, también de El Vedado.

Público entrando a El Sótano_foto David Canela

Ole Nydahl nació en Copenhague, en 1941. En el verano de 1968 se fue al Tibet, a pasar su luna de miel. Durante esa aventura, Ole y su esposa, Hannah, conocieron al XVI Gyalwa Karmapa, que era el líder espiritual del linaje Karma Kagyu, y se convirtieron en sus primeros discípulos occidentales. Esta orden monástica, la más grande de la escuela Kagyu del budismo tibetano, fue fundada en el siglo XII por el primer Karmapa. Este título religioso significa la personificación de Avalokiteshvara, el Buda de la Compasión.

A partir de 1972, cuando Ole y Hannah regresaron a Europa, comenzaron a fundar centros de meditación, bajo el nombre de Budismo Camino del Diamante. En la actualidad, existen más de 630 centros alrededor del mundo, en más de 40 países.

Ole Nydahl ha escrito varios libros sobre budismo tibetano, en alemán y en inglés, como Cuando el pájaro de hierro vuele…, Ngöndro, El Mahamudra, El Camino del Diamante, Las cosas como son, El Gran Sello, y El Buda y el amor.

[fbcomments]