“Cuba quiere pescar sin mojarse”

“Cuba quiere pescar sin mojarse”

Asegura Renay Kairus, batería del grupo de rock “Porno para Ricardo”, de visita en Praga, Rep. Checa

Renay Kairus, baterista de Porno para Ricardo (foto tomada de Internet)
Renay Kairus, baterista de Porno para Ricardo (foto tomada de Internet)

PRAGA- El restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba tras medio siglo de desencuentros no beneficia a la población isleña, asegura Renay Kairus, batería del grupo de rock “Porno para Ricardo”.

El descongelar de relaciones se ha hecho de tal manera que parece que “Cuba quiere pescar sin mojarse”, aseguró el músico cubano en una entrevista concedida a Efe en Praga, donde se encuentra en una visita privada.

“Por supuesto que a Cuba le hace falta una apertura, una entrada de inversiones, pero también hace falta cambios más allá de los económicos”, señaló el artista, ingeniero civil de profesión.

Kairus y sus compañeros tocaron en Praga en 2013, en el festival “Colours of Ostrava”, pero no pudieron hacerlo un año después, en el festival “United Islands” (Islas Unidas), al no dejarlos salir de Cuba el Gobierno de Raúl Castro.

Se trata de una banda con un discurso que se ha radicalizado tras el encarcelamiento a principios de la década pasada de su solista, Gorki Aguila, que estuvo dos años en prisión por supuesto tráfico de drogas.

“En la práctica, hasta ahora, lo que vemos es que EE. UU. ha dado pasos para abrirse a Cuba como socio, para expeditar ciertos trámites en las relaciones de ámbito económico, pero Cuba no ha dado ningún paso en lo que en una negociación se trata”, destaca Kairus, que perdió su trabajo de ingeniero por su actividad contestataria.

Y añade: “Cuba no ha movido un milímetro en cuanto a los derechos humanos, elecciones libres, una apertura política que justifique las negociaciones que se proponen”.

A pesar de eso, considera que hay esperanza, pues “la gente quiere estas relaciones (con EE. UU.), pero las quiere para que mejoren, y no para que se queden estancadas para el pueblo cubano”.

En la actualidad, el conjunto está apoyando la campaña de liberación del artista de grafiti Danilo Maldonado, que lleva nueve meses en prisión preventiva en Valle Grande, al oeste de La Habana.

La última canción del grupo ha sido en homenaje a las “Damas de Blanco”, un colectivo que cada domingo desfila por la Quinta Avenida de La Habana reivindicando la liberación de familiares encarcelados.

Uno de los excomponentes del grupo, el bajo William Retureta, se encuentra desde hace dos años en la República Checa con asilo político, algo que rechazan los demás miembros de la formación.

“No queremos protección, pues la idea no es asilarnos, sino quedarnos en Cuba”, recalca Kairus, aunque a fecha de hoy no tiene claro que su grito de protesta sirva para algo.

“Hay ilusión de que sirva para algo, pero no es que estemos seguros. Ojalá que exista algo fructífero en la práctica, pero si no, da igual”, concluye con cierta resignación.

Eso si, puestos a retomar un sistema político, el batería se inclina por una actualización de la república cubana de 1940.

“No creo que retomar la posición del 40 sería práctico, pero indudablemente que ha sido la carta más avanzada, más abierta, que más amparó libertades y derechos. Sería el referente del modelo constitucional”, apostilló el músico. (EFE)

[fbcomments]