Con sexo a los trece y sin fiesta de quince

Con sexo a los trece y sin fiesta de quince

Fiestas de quince quedan en Cuba como recuerdo de otras épocas, cuando se disfrutaba de la adolescencia saludable

LA HABANA, Cuba, febrero, 173.203.82.38 -En Cuba, ser virgen con 15 años es la excepción de la regla. Desde hace más de una década, las adolescentes prefieren comenzar su vida sexual a muy tempranas edades, a veces a partir de los 12 o 13 años. Este fenómeno ha cambiado el ritual de la iniciación femenina en nuestra sociedad, eso que se denominaba la fiesta de “los 15″.

En la época republicana las chicas cubanas distinguían muy especialmente, en su iniciación femenina, el aniversario 15. Las de clase alta eran presentadas en sociedad con lujosas fiestas en los mejores casinos u hoteles; las de clase más baja, con fiestas más modestas.

Desde 1959, con la llegada del régimen castrista al poder y el paso del tiempo, esta tradición iría modificándose, y casi siempre empobreciendose, según las etapas del desastre nacional. Recuerdo haber escuchado anécdotas de quinceañeras con fiestas muy humildes, especialmente durante los peores dias del Periodo Especial, tirándose apenas un par de fotos, sin ropa que alquilar y sin nada que ofrecer a sus amigos. Eran épocas muy grises en todos los sentidos, donde la gran mayoría padeció de la más chata pobreza igualitarista.

Más tarde, después de lo pero del Periodo Especial, la costumbre comenzó a dar un giro. Las chicas comenzaron a variar en cuanto a la elección del tipo de fiesta y los trajes. Por ejemplo, se inició el boom de los vestidos y combinaciones más sexys o deportivos, así como las fotos en minúsculos trajes de baño.

También varió la forma de tirarse las fotos para el álbum de los recuerdos. Las  chicas y el fotógrafo “trabajaban en dueto”. Para las fotos se buscaban lugares más “cool”, como piscinas, escenarios naturales, playas y parques. Las poses de estas fotos adquirieron un toque más sensual y erótico.

Las chicas cubanas de la actualidad quieren festejar sus 15 de una forma muy diferente respecto a sus abuelas y madres, o tal vez a nosotras mismas, las que contamos con más de treinta años. Han estado preparándose para “los quince” desde que tenían 5 años. Dejándose crecer el pelo hasta la cintura y reuniendo dinero en alcancías para comprar ropa y zapatos “de marca”, o tal vez para celebrar hospedándose en un hotel en Varadero.

Hay la tendencia de que las quinceañeras se tiren un centenar de fotos, muchas en poses increíblemente eróticas, que en ocasiones rayan en la insinuación pornográfica. Es una clara señal de que, más que estar listas para la iniciación,  hace ya rato que empezaron su vida sexual y buscan “exhibir su belleza” en busca del mejor postor. Lo de las fotos y videos alcanza matices delirantes; por ejemplo, se estila ahora el uso del fotomontaje, tanto de fotografías como de videos, donde estas adolescentes pueden aparecer junto a su héroe favorito, como Brat Pitt o cualquier galán de fama mundial, que seguramente jamás conocerán.

Muchas chicas piden que les regalen “ropa de afuera”, y nada de fiestas con vals, porque  “eso cosa de viejos”. La clásica celebración de los 15 v quedando como leve recuerdo de otras épocas en las que se podía disfrutar de la adolescencia saludable.

Lo cierto es que muchísimas de estas adolescentes cubanas comienzan su vida sexual activa mucho antes de cumplir los quince, a veces para paliar la miseria en que viven ellas y sus familias. Las quinceañeras en la actualidad, más que soñar con fiestas de trajes largos y valses vieneses, apuestan por el sexo redentor con un “yuma” que las saque del país. Ven su juventud y su belleza como el pasaporte a un futuro mejor.

[fbcomments]