El turismo le gana una batalla al deporte

El turismo le gana una batalla al deporte

La emblem√°tica sala polivalente Kid Chocolate se convertir√° en un hotel para beneficio del turismo internacional, su fin llega en el momento m√°s inadecuado

Sala polivalente Kid Chocolate. Foto del autor

LA HABANA, Cuba.- A pesar de que la propaganda oficialista cubana no se cansa de repetir que el deporte es una actividad priorizada en el pa√≠s, y que constituye ‚Äúun derecho del pueblo‚ÄĚ, la desidia y el abandono generalizados han puesto fin a la existencia de una de las principales instalaciones deportivas de la capital, la sala polivalente Kid Chocolate, ubicada en el Paseo del Prado, donde confluyen los municipios de Centro Habana y Habana Vieja.

La muerte de la Kid Chocolate afectar√° grandemente a especialidades como la lucha, el judo, el balonmano, el f√ļtbol sala y el b√°dminton, las cuales desarrollaban la mayor√≠a de sus competencias en esta instalaci√≥n. Adem√°s, se priva a los aficionados de esa c√©ntrica zona habanera de un sitio donde pod√≠an disfrutar de una sana recreaci√≥n.

Un reportaje aparecido en el peri√≥dico Trabajadores (‚ÄúLa Kid se qued√≥ sin chocolate‚ÄĚ, edici√≥n del 8 de julio) da cuenta del estado ruinoso en que termin√≥ sus d√≠as esta sala polivalente. Tambi√©n se dice que el Estado le ha ‚Äúpedido‚ÄĚ el espacio al INDER para levantar all√≠ un hotel con vistas a fomentar el turismo internacional en esa zona capitalina. Por supuesto, nada aclara Trabajadores acerca del probable protagonismo del se√Īor Eusebio Leal en este asunto. Pocos dudar√≠an de que el Historiador de La Habana, al parecer tan poco favorecedor del deporte, y s√≠ un tenaz perseguidor de divisas con que apuntalar las arcas de la maquinaria del poder, estuviese detr√°s de esta iniciativa.

El fin de la Kid Chocolate llega en el momento m√°s inadecuado. Porque esta instalaci√≥n se construy√≥ en 1991 para que sirviera de sede a los Juegos Panamericanos celebrados ese a√Īo en La Habana. Y ahora, cuando los deportistas cubanos se preparan para participar pr√≥ximamente en los Panamericanos de Lima, resulta contradictorio que uno de los s√≠mbolos del esp√≠ritu panamericano entre nosotros perezca de una manera tan lamentable. Tal vez sea un presagio de las derrotas que afrontar√° la delegaci√≥n cubana en la capital peruana. El equipo de b√©isbol, por ejemplo, ha perdido los dos topes de preparaci√≥n que ha efectuado, uno con los universitarios de Estados Unidos, y el otro contra la selecci√≥n nacional de Nicaragua.

Curiosamente, los diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular se reunieron hace poco en la Comisi√≥n de Salud y Deportes de ese √≥rgano parlamentario. All√≠ se habl√≥ sobre la mala calidad de las clases de educaci√≥n f√≠sica en las escuelas del pa√≠s, as√≠ como se mencionaron algunas instalaciones deportivas que requieren de una pronta reparaci√≥n. Sin embargo, ninguno de esos ‚Äúbravos‚ÄĚ parlamentarios tuvo la osad√≠a de referirse a la defunci√≥n de la emblem√°tica sala polivalente Kid Chocolate.

Pero nadie piense que los caminantes por el Paseo del Prado capitalino puedan apreciar las ruinas de lo que fue una bella y funcional instalaci√≥n deportiva. Porque las autoridades, tan acostumbradas a esconder sus trapos sucios, han levantado una valla que impide la visi√≥n hacia el interior del lugar. La valla cubre casi toda una manzana, y oculta tambi√©n la fachada del calamitoso cine Payret, inactivo desde hace mucho tiempo por el desinter√©s del Ministerio de Cultura en acometer su reparaci√≥n. Quiz√°s se est√© esperando por otra ‚Äúlabor caritativa‚ÄĚ del se√Īor Eusebio Leal.

Recibe la informaci√≥n de Cubanet en tu tel√©fono a trav√©s de Telegram o WhatsApp. Env√≠anos un mensaje con la palabra ‚ÄúCUBA‚ÄĚ al tel√©fono +1 (786) 498 0236 y suscr√≠bete a nuestro Bolet√≠n dando click aqu√≠.

[fbcomments]