Celebran en Cuba Día Mundial de la Inocuidad de los Alimentos

Celebran en Cuba Día Mundial de la Inocuidad de los Alimentos

En un país en el que se denuncia la falta de higiene en el transporte y almacenamiento de alimentos, y de los establecimientos donde se ofertan

Carne en el piso de una bodega. Foto archivo

MIAMI, Estados Unidos.- En el Día Mundial de la Inocuidad de los Alimentos las autoridades sanitarias cubanas aseguran que es su prioridad prevenir los riesgos transmitidos por las comidas para garantizar una vida saludable, informó el medio oficialista de la provincia de Guantánamo, Venceremos.

Los alimentos inocuos permiten una ingesta adecuada de nutrientes y son esenciales para erradicar el hambre, por lo que en la isla decidieron celebrar este año la efeméride, y paradójicamente declarar como propósito “La inocuidad alimentaria un asunto de todos”.

La producción de alimentos inocuos apoya la sostenibilidad e impulsa el desarrollo económico y la mitigación de la pobreza, reza la nota de Venceremos, por lo cual, aseguran, el Ministerio de Salud Pública de Cuba (Minsap) fortalece un sistema que abarca la cadena productiva mediante la inspección y certificación sanitaria, y, léase bien, mantiene un programa de vigilancia de las enfermedades transmitidas por las comidas, las cuales constituyen una importante causa de mortalidad.

Ahora bien, en Cuba, donde el nivel de pobreza es alto, y el desabastecimiento también, a lo que se le puede sumar el estado en el que se transporta y almacena la comida, que después será distribuida a la población, o la higiene de los establecimientos encargados de vender los alimentos que luego los cubanos llevan a su mesa, resulta irónico la celebración de la fecha.

En varias ocasiones se ha denunciado en CubaNet la falta de higiene de los restaurantes estatales en Cuba, la calidad de los productos ofertados, la presencia de roedores y cucarachas en establecimientos donde se vende comida, sin embargo, resulta que ahora el Minsap tiene como prioridades establecer sistemas nutricionales que ayuden a cambiar hábitos e implementar un Plan Nacional de Resistencia Antimicrobiana.

En tal sentido, la jefa del Departamento de Higiene de los Alimentos del Minsap, Mayra Martí, aseguró en venceremos que los padecimientos diarreicos agudos merecen especial observación por la proximidad del verano que propicia su incremento y también por la situación de sequía en diversas zonas, lo que conlleva a intensificar el control de la calidad sanitaria del agua de consumo.

A eso, agregó que los cubanos tienen muy poca percepción de riesgo en referencia a la violación de normas sanitarias tanto en establecimientos gastronómicos del sector estatal como privados, y en los propios hogares, lugar donde, dijo la funcionaria, se ha producido la mayor cantidad de brotes de enfermedades transmitidas por alimentos en el país.

Peligros de naturaleza microbiológica, química o física, y con frecuencia invisibles a simple vista, son transmitidos por lo que comemos, en el caso de Cuba, por ejemplo, el germen responsable de la mayor contaminación por alimentos es el estafilococo, y entre las comidas de mayor riesgo pueden citarse los productos de repostería y los cárnicos, cita Venceremos.

Así transportan la comida en un hospital en Cuba. Foto Archivo

Casi una de cada 10 personas en el mundo se enferma por comer alimentos contaminados por bacterias, virus, parásitos o sustancias químicas, y 420 mil mueren anualmente por esa causa. En nuestro continente se estima que anualmente 77 millones de personas sufren un episodio de enfermedades transmitidas por los alimentos, y la mitad de ellos son niños menores de cinco años.

Por ese motivo, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó celebrar cada 7 de junio, a partir de este 2019, el Día Mundial de la Inocuidad de los Alimentos, una iniciativa impulsada en 2016 por Costa Rica para promover una nutrición sana en todo el mundo.

Higiene en un establecimiento de comida en Cuba. Foto Archivo

Cuba no se quiere quedar atrás, y quiere celebrar con el resto del mundo, pero… ¿tiene las condiciones?

Hace algunos años se denunció que los vendedores en La Habana vendían los granizados en vasos usados y recuperados de los basureros; todavía se puede encontrar a muchos cubanos escarbando en los tachos de basura en busca de comida o de cualquier despojo; y recientemente un video fue grabado en una tienda capitalina donde varias cucarachas convivían en la vidriera donde se ofertaba leche y otros productos alimenticios.

[fbcomments]