Investigación revela impacto del desplome de los centrales en Cuba

Investigación revela impacto del desplome de los centrales en Cuba

“Hubo personas que cayeron en estados depresivos, que se suicidaron, que se convirtieron en alcohólicos, que murieron de tristeza”

zafra Cuba
Zafra azucarera en Cuba. Foto internet

MIAMI, Estados Unidos.- Una investigación de escritores, cineastas y académicos dentro y fuera de Cuba documentó el impacto negativo que tuvo la reducción de la industria azucarera en la isla, cuando en 2002 el fallecido dictador Fidel Castro mandó a desmantelar el 70 por ciento de los centrales, y se vieron afectadas comunidades enteras, cuya existencia giraba en torno a la producción del azúcar.

En un texto publicado este jueves por El Nuevo Herald, la investigación recogió testimonios que desmienten las palabras de Castro cuando en aquel momento aseguró que lo que estaba sucediendo no era una tragedia en el país, y que ningún trabajador quedaría desamparado.

“El vacío del cual hablamos tiene un impacto económico, pero también cultural, identitario, se puede hablar de un trauma colectivo”, dijo al Herald la profesora Deborah Gómez, autora del libro Azúcar agridulce, memoria, discursos y paisajes azucareros en la nación y la cultura cubana, que recoge testimonios y hallazgos al respecto, y que será presentado este sábado 5 de octubre en Books and Books.

Respecto a la investigación, Gómez aseguró que “hubo personas que cayeron en estados depresivos, que se suicidaron, que se convirtieron en alcohólicos, que murieron de tristeza”, teniendo en cuenta que de 156 centrales quedaron en producción solo 50.

El proceso de la “reestructuración”, como lo llamó Fidel Castro en aquellos años, todavía se vive en la isla, dijo Gómez, quien decidió ahondar en el tema que tanto el régimen ha querido olvidar cuando visitó Cuba en una beca universitaria mientras preparaba su tesis en la Universidad Internacional de la Florida.

De acuerdo a la reseña del Herald, el libro no solo recoge los testimonios de aquellos afectados por el desmantelamiento de los centrales en Cuba, sino que incluye los inicios y el florecimiento de la industria en la Isla.

“Es una especie de arqueología del azúcar en Cuba, una breve historia, aunque aún con muchos eventos por incluir. Sobre todo, mi intención es que se lea como una continuación de la obra de Fernando Ortiz, Antonio Benítez Rojo y Manuel Moreno Fraginals”, dijo Gómez al medio de prensa de Miami.

Recibe la información de Cubanet en tu teléfono a través de Telegram o WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 498 0236 y suscríbete a nuestro Boletín dando click aquí.

[fbcomments]