La esquina de El Dany, un proyecto de barrio

La esquina de El Dany, un proyecto de barrio

La iniciativa ha cobrado tal significación en la localidad que sus promotores rompieron los esquemas marginales y solicitaron permiso a las autoridades para transformar las cuatro esquinas

LA HABANA, Cuba.- “La esquina de El Dany”, en el barrio de Cayo Hueso, nació el mismo día que murió el reguetonero Daniel Muñoz. Esa tarde y noche los vecinos del cantante depositaron coronas fúnebres dentro de la canasta de baloncesto, clavada al poste eléctrico de la esquina donde el artista acostumbraba a jugar.

Por consenso popular de la barriada, el espacio para el tributo quedó ubicado en las cuatro esquinas que forman la intersección de las calles San Francisco y San Martín (San José), en Centro Habana.

El cuadrilátero de adoración lo conforma un parque infantil abandonado sobre las ruinas de un derrumbe, aledaño a tres bancos que no alcanzan para acomodar el ocio de la juventud local; en la otra esquina, un edificio de dos plantas que también ofrece su fachada al proyecto.

Cruzando la calle está La Complaciente, la bodega del barrio que a duras penas conserva las puertas del siglo XIX; y como ángulo principal de devoción el poste eléctrico de madera con la canasta de baloncesto.

Cada iniciativa aportada por los jóvenes al proyecto cultural está marcada por la religiosidad de uno de los principales barrios de Centro Habana, fundado en el siglo XIX bajo la influencia de religiones afrocubanas y hermandades Abakuá.

En el ambiente marginal los amigos y vecinos de El Dany brindaron sus escasos recursos para distinguir el talento de uno de los suyos, a quien describen como el hermano que siempre regresaba al barrio, a pesar de la fama.

Pero el proyecto urbano ha cobrado tal significación en la localidad que sus promotores rompieron los esquemas marginales y solicitaron permiso a las autoridades para transformar las cuatro esquinas.

“Pedimos autorización para hacer el grafiti y nos dijeron que no, pero la gente dijo que sí. Nos pusimos a trabajar hasta de noche, y poco a poco lo estamos logrando”, explicó Luis Carlos Martínez, vecino del artista y uno de los organizadores de La esquina de El Dany.

Con la idea de Roberto Hidalgo, conocido como Yomil y compañero del fallecido reguetonero, y el pincel del artista de la plástica Marcos Gómez Sánchez, la imagen de El Dany quedó plasmada en la fachada de bodega La Complaciente, aunque el diseño original del grafiti sufrió variaciones debido a la falta de materiales para pintar el boceto propuesto, que evocaba la entrada del artista al cielo debajo de la imagen sobredimensionada de su rostro.

“Tuvimos que cambiar la pintura por la falta de colores y el extenso trabajo que lleva pintarlo. Será algo más sencillo, acorde a los recursos y el tiempo que tenemos”, aseguró Johan Ariel, uno de los dibujantes que asiste al artista de la plástica.

Los planes del proyecto también contemplan ocupar parte de la fachada del edificio de dos plantas para pintar el segundo grafiti. La idea propone llamar la atención en cada punto de las cuatro esquinas.

“En el edificio va otra pintura en alto, pero no sabemos para cuándo se puede hacer”, dijo Armando Basabe, vecino de Daniel Muñoz, y quien por un tiempo trabajó en el equipo del dúo Yomil y El Dany.

La petición de reotorgar valor social a un espacio público abandonado compromete a los ciudadanos con la comunidad. Sin embargo, arrancar del abandono oficial el terreno del parque infantil será el reto más difícil del proyecto cultural, que ha cambiado el entorno cotidiano de Cayo Hueso.

“Queremos transformar esa área (el parque infantil) que ahora sirve ‘para hacer de todo’. Si nos dejan vamos a poner una cancha de baloncesto junto a una exposición permanente, dedicada al talento y la humildad que lo caracterizó”, expresó Luis Carlos.

Cayo Hueso es un territorio engrandecido musicalmente por el surgimiento del género musical cubano feeling; además, acunó a músicos como Félix Chappottín, Chano Pozo y, en la década de 1960, fue distinguido en el repertorio musical del cuarteto Los Zafiros.

La eventual fecha de inicio

El rebrote de la COVID-19 en el país provocó que el gobierno aplicara en La Habana medidas drásticas de cierre. Por lo que el regreso a la fase de aislamiento pudiera afectar las fechas tentativas en las que se quiere inaugurar La esquina de El Dany.

El 18 agosto, día en el que se conmemora un mes del deceso del artista, es la primera propuesta de apertura, todavía en medio de polémicas sobre su principal causa de muerte. Otra fecha señalada coincide con el lanzamiento del nuevo disco del dúo, Los Champions, anunciado para el 26 de agosto.

Aunque la crisis sanitaria posponga el evento, La esquina de El Dany es un hecho cultural sin retroceso. Contra esta determinación no es aconsejable interponer prohibiciones oficiales que perjudiquen el patrimonio local por el que la gente del barrio continúa trabajando, comprometida con exponer los valores culturales de Cayo Hueso.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Acerca del Autor

Augusto César San Martín

Augusto César San Martín

Augusto Cesar San Martin. Nació el 20 de abril de 1967 en Ciudad de La Habana. Fue captado por el Ministerio del Interior y estudió Ciencias Penales en el Instituto Hermanos Martínez, en el que se graduó. Por discrepancias con los militares, pidió la baja permanente de ese organismo, solicitud que le fue denegada durante un año. En ese tiempo estableció contacto con los opositores pacíficos y fue encarcelado en 1994. Lo declararon preso de conciencia en 1996, y a su salida de la cárcel colaboró con la agencia Cuba Press de 1997 a 1999. En el año 2006 fundó el Centro de Información José Lezama Lima.

[fbcomments]