Producción de leche: el vaso medio vacío

Producción de leche: el vaso medio vacío

Pese a los malos resultados, el Estado sigue apostando por las empresas estatales

Obrero en una planta procesadora de leche (Foto: Periódico Escambray)
Obrero en una planta procesadora de leche (Foto: Periódico Escambray)

LA HABANA, Cuba.- La Plenaria Nacional de apertura de la zafra lechera, que abarca del mes de julio hasta octubre, se celebró el pasado 11 de julio en el municipio Amancio Rodríguez, en la provincia de Las Tunas. En dicha Plenaria se afirmó que la producción y el acopio de leche están en un proceso de franca recuperación

Muestra de ellos lo tenemos en la provincia de Las Tunas. Al cierre de junio se había acopiado 35 millones de litros de leche, lo que representó un 117% de crecimiento con respecto a igual periodo que en el año precedente.

Esto fue posible porque se pagó el litro de leche a 18 centavos de dólar, cuando anteriormente se pagaba a 10 centavos de dólar. A ello se le suma el traslado de la leche a puntos refrigerados, donde se realizan  las pruebas necesarias para evaluar la calidad de la leche. Ello ha contribuido a que disminuyan considerablemente las pérdidas de la leche por la llegada tardía de los carros cisterna.

En la provincia de Camagüey, según  refleja el periodistas del diario Granma, Miguel Febles Hernández, en su trabajo del 29 de julio titulado “En marcha campaña con buenos augurios”, fueron entregados 40 millones de litros de leche a la industria. Esto fue posible por el acopio diario de 347 000 litros, los cuales fueron recepcionados en 162 puntos de leches refrigerados y los 24 puntos de leche fría, lo que posibilitó que el 57% del alimento se acopiara y conservara en buena condiciones de temperatura y calidad para su procesamiento industrial.

La periodista del diario Granma Darelia Díaz Borrero, en su artículo del primero de agosto titulado “Prevenir para evitar afectaciones a la ganadería en el periodo seco”, refiere que en la provincia Granma al cierre de la primera quincena de julio, se habían acopiado 12 629 000 litros de leche, lo que representó el 120% del plan fijado para  la etapa.

También sobre el impulso que ha experimentado el aseguramiento logístico para garantizar el acopio y conservación de la leche para su destino con la calidad exigida a la industria, la periodista del diario Granma Leidys María Labrador Herrera, en su artículo de 12 de julio titulado “Arrancaron los motores de la zafra lechera”, explica que “existen en el país 3 mil puntos de recogida de leche, de los cuales 1 120 son centros de acopios de leche refrigerada, además funcionan 1 700 tanques de enfriamiento, lo que posibilita la entrega a la industria de solo el 56% del alimento”.

Lo anterior da una idea de lo mucho que todavía falta para lograr el óptimo proceso de acopio de leche en Cuba.

En Camagüey, con una masa vacuna de 634 000 cabezas, solo 215 560 vacas se ordeñan, cuando realmente para lograr una adecuada producción de leche, debería haber entre 440 800 y 500 200 vacas en ordeño.

La Dirección de Ganadería del Ministerio de Industria afirmó que se ha avanzado en lo referido a la inseminación artificial y el trabajo de los veterinarios, lo cual se refleja en el bajo índice de mortalidad reportada, pero reconoció que persisten problemas que frenan la producción de leche, como la garantía de los alimento, la falta de cántaras y la tardanza en la reparación de los tanques de enfriamiento por Grupo Empresarial de Logística del Ministerio de la Agricultura (GELMA).

A los problemas apuntados hay que sumar las dificultades que se confrontan con el abasto de agua a las lecherías y las grandes extensiones de tierra que continúan infectadas de marabú, las que se pueden destinar a la siembra de pastos y forraje para garantizar la alimentación estable de la masa vacuna, principalmente en la temporada seca.

En el informe “Sector agropecuario, indicadores seleccionados, enero-marzo de 2016, edición de mayo”, emitido por la Oficina Nacional de Estadística e Información (ONEI), se refiere que la producción de leche fresca de vaca fue de 98 millones de litros, con 308 400 vacas en ordeño, y con un rendimiento diario de 3,5 litros. Es decir, que se produjeron 21 000 000 litros más que en similar etapa del año anterior.

Evidentemente, las medidas adoptadas, entre ella la elevación del precio del litro de leche, han dado  resultado.

Pero tal parece que el Estado sigue apostando por las empresas agropecuarias estatales, a pesar de que en la producción de leche no obtuvo los resultados que se esperaba de ella. De los 98 millones de litros de leche producidos, las empresas estatales aportaron 14 210 000 litros. Los restantes 85 162 000 litros los produjeron las cooperativas, los campesinos y los usufructuario de tierra, algo que de manera pública la prensa oficial no reconoce.

origenesmadiba@gmail.com

[fbcomments]