1

VIII Congreso del PCC será el “de la continuidad histórica”, dice el régimen

PCC

PCC
Congreso del PCC (Granma/Archivo)

MIAMI, Estados Unidos.- José Ramón Machado Ventura, segundo secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC), aseguró que el VIII Congreso de ese organismo estatal será el “de la continuidad histórica”.

Durante el anuncio del evento, que tendrá lugar el próximo mes de abril, Machado Ventura habló además de “la certeza de que la revolución no se circunscribe a quienes la llevaron al triunfo aquel glorioso primero de enero, sino a la voluntad y el compromiso de quienes la han hecho suya en todos estos años y los que continuarán la obra”.

Uno de los históricos de la alta plana del régimen cubano, según recogió el oficialista periódico Granma, dijo que “en el 64 Aniversario del Desembarco del Granma, fecha que trasciende por mostrarnos el valor del sacrificio, la confianza en el triunfo de las ideas que hace suyas el pueblo y la voluntad de vencer, ratificamos que este será el Congreso de la Continuidad, expresado en el tránsito paulatino y ordenado de las principales responsabilidades del país a las nuevas generaciones”.

Aunque no se reveló si en la cita Raúl Castro terminará traspasando el poder a las nuevas generaciones, el propio Castro dijo en abril de 2018 que planeaba dejar como primer secretario del PCC a Díaz-Canel.

Según la convocatoria de Machado Ventura el VIII Congreso del PCC “se centrará en asuntos económicos y sociales del país”, como “la conceptualización del modelo económico y social de desarrollo” y la implementación de los llamados “lineamientos”.

“Será un escenario oportuno para la actualización de nuestra estrategia de resistencia y desarrollo. Significará un estímulo a la participación de militantes, revolucionarios y patriotas en las soluciones que se demandan para enfrentar la aguda crisis mundial que nos impacta y continuar las transformaciones que fortalezcan la economía nacional”, dijo.

En abril se planea analizar también el funcionamiento del único partido legal en Cuba, “su vinculación con las masas, la actividad ideológica y la situación de la política de cuadros”.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




La culpa la tiene el Totí

El vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, José Ramón Machado Ventura ha amenazado a campesinos usufructuarios de tierras estatales con despojarlos de las mismas (EFE)

LA HABANA, Cuba.- Dos páginas del periódico Granma no alcanzaron para que los lectores comprendieran por qué José R. Machado Ventura, segundo secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, dijo que hay que producir con sentido de urgencia porque “la alimentación del pueblo no permite espera”. Justo ahora, algo que debió haberse hecho cuando Fidel y su hermano Raúl Castro rompieron con Estados Unidos y prácticamente se paralizó la economía socialista de Cuba.

Machado alega que la urgencia de hoy se debe a las actuales circunstancias por las que atraviesa el país, olvidando que, a lo largo de sesenta años de socialismo, nunca estuvimos bien.

Vaya descubrimiento que hace este señor cuando aclara que sólo tendremos los alimentos que seamos capaces de producir, pues se trata de una guerra cuya decisión es resistir y vencer, cueste lo que cueste.

Veamos pues si la situación que describe a continuación es culpa del imperialismo y de las nuevas medidas de recrudecimiento del embargo, o del Totí, como los comunistas, en su terquedad, dicen.

Machado Ventura, este octogenario caminante, habló durante su recorrido por la Isla de la necesidad de “desterrar la ineficiencia que aflora en determinados lugares”, y llamó a hacer mucho más con la participación del pueblo.

Esto debido a que el país solo tuvo un ligero incremento en el programa de siembra, ante la carencia de fertilizantes, el mal uso de las máquinas de riego y el hecho de no utilizar las tierras ociosas de ingenios azucareros paralizados.

O sea, que el incumplimiento de siembra durante la campaña de primavera fue consecuencia de las lluvias, dijo, y al referirse a la situación de la ganadería, “que no anda nada bien”, la calificó de crítica en todo el territorio nacional: “Provincias con mayores aportes de leche incumplen sus compromisos de manera significativa, incide la baja natalidad vacuna, la alta mortalidad, la carencia de agua y la pobre siembra de pastos para la alimentación animal”.

En el territorio yumurino señaló que hubo 9 181 muertes vacunas, y llamó la atención por la alta cifra de entidades que no cumplen su plan de entrega de leche, no sólo por problemas objetivos, sino también por el desvío de este producto a destinos ilícitos, por falta de control y exigencia. Igual situación ocurre en el resto de las provincias, dijo, y por estas razones el país socialista no podrá cumplir.

Incluso aclaró que “la venidera zafra será compleja por el decrecimiento cañero que se observa en la mayoría de las provincias, puesto que al margen de los avances —¿cuáles? —, todavía los resultados no bastan, ni en variedad, ni en volúmenes, para balancear adecuadamente la dieta de la población, por lo que debemos de explicar a los trabajadores y al pueblo la gravedad del momento actual y la ayuda que necesita la capital habanera. Pero hay que avanzar, no retroceder, y defender la Revolución cueste lo que cueste”.

No explicó el dirigente si podrán seguir quitando trabas al desarrollo de las fuerzas productivas, ya que recientemente se tuvo que apelar a las pequeñas empresas de gestión no estatal para dinamizar la economía nacional, 47 empresas, ya aprobadas, compuestas por campesinos independientes, y, ¡vaya un milagro¡, por artistas de la plástica y escritores de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), que a lo largo de décadas eran llevados a prisión por comercializar con sus obras.

Tan difícil es la situación de Cuba por culpa del socialismo, y las trabas que impiden el desarrollo, que también se ha apelado a Gerardo Hernández Nordelo, ex espía llamado Héroe de Cuba, para que haga renacer a los desaparecidos Comités de Defensa de la Revolución (CDR), incapaces ya de suplantar a la Policía Nacional y a los miembros del Ministerio del Interior, los que mantienen el control de la población para que esta no se manifieste ante la catastrófica realidad, único país del mundo que mantiene vacíos los estantes de los establecimientos alimenticios.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Cuba recurre a “la variante insoslayable de la tracción animal”: Machado Ventura

Cuba tracción animal

Cuba tracción animal
Carros de tracción animal en Cuba. Foto archivo

LA HABANA, Cuba.- Las autoridades de Cuba han instado esta semana a potenciar la “tracción animal”, o el uso de caballos, bueyes y otros animales en el transporte y la agricultura, debido a la escasez de combustible que ha provocado una grave crisis energética en el país.

Este jueves José Ramón Machado Ventura, número dos del Partido Comunista de Cuba (PCC, único legal) y mano derecha de Raúl Castro, “defendió la variante insoslayable de la tracción animal” para garantizar la producción agrícola y aliviar los efectos del déficit energético, informó el diario estatal Granma.

El político de 88 años, de visita en la provincia de Cienfuegos, se refirió específicamente a usar bueyes y caballos  ̶ con sus respectivos “carretones” ̶  para transportar a los obreros y los cargamentos de productos agrícolas locales, además de usar menos fertilizantes para contribuir al ahorro de recursos.

Por su parte, el gobernante de Cuba, Miguel Díaz-Canel, realiza una visita de campo a la provincia oriental de Granma, donde elogió “experiencias positivas como el uso de medios de tracción animal en distintas actividades”, según recoge hoy la agencia estatal ACN.

El término “tracción animal” ha sido omnipresente estos días en boca de los dirigentes cubanos, así como en la prensa oficialista, en un intento de concienciar, especialmente en el entorno rural, de la necesidad de ahorrar combustible en un momento delicado para el país.

Cuba se enfrenta estos días a la que podría ser su peor crisis energética desde la década de 1990, al haberse interrumpido parcialmente los envíos de diésel desde Venezuela, algo que el Gobierno cubano atribuye al recrudecimiento del embargo de EE.UU. y las restricciones de la Administración de Donald Trump al petróleo venezolano.

El último buque con diésel arribó a la isla el sábado y no llegarán más hasta octubre, lo que está provocando restricciones en el transporte y las actividades industriales del país, además de generar temores a posibles cortes de luz, aunque el Gobierno asegura que se trata de una “situación coyuntural” cuya solución llegará el mes que viene.

El diésel es la principal fuente para la producción de electricidad en la isla, así como el combustible que mueve la maquinaria agrícola, los vehículos industriales, colectivos y de carga, y la mayoría de los automóviles particulares.

EFE

Recibe la información de Cubanet en tu teléfono a través de Telegram o WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 498 0236 y suscríbete a nuestro Boletín dando click aquí.




¿Cuándo le tocará a Machado Ventura?

LA HABANA, Cuba, octubre, 173.203.82.38 -En días recientes se han celebrado varios Plenos  del Partido Comunista en algunas provincias, así como en organizaciones políticas que agrupan a las mujeres y los campesinos. En todos los casos esas reuniones fueron presididas por José Ramón Machado Ventura, segundo secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, y primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, y el objetivo de los cónclaves no era otro que el de sustituir a los dirigentes supremos a esas instancias.

No es difícil imaginar el escalofrío que sienten los dirigentes provinciales del Partido, sobre todo si su gestión no ha sido muy positiva, cada vez que Machadito sale de la capital e inicia un recorrido por el interior del país, pues no hay momento fijo para que aterrice en determinado territorio y organice el temido Pleno del Comité Provincial del Partido, con el casi seguro relevo de las jefaturas. De igual forma, aquellos dirigentes de los organismos políticos apéndices del Partido, que lleven un tiempo considerable en el cargo, y exhiban visos de anquilosamiento en su trabajo, no han de dormir tranquilos ante el afán renovador representado por el segundo hombre de la actual nomenclatura castrista. En ese contexto acontecieron las últimas sustituciones en la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) y la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP).

En las sociedades abiertas, por lo general, la sustitución o renuncia de ministros u otros funcionarios transcurren con transparencia, ya que la prensa suele informar del hecho con lujo de detalles y al momento de producirse. Mas, si no fuese así, cualquier periodista se acerca al sustituido o renunciante, lo entrevista, y la opinión pública obtiene toda la información. En las sociedades cerradas, por el contrario, es preciso leer entre líneas el contenido de la comunicación oficial— la única que se brinda— para imaginar cuál será el destino del dirigente depuesto. Y cuando se comprueba que el “ex” cayó en desgracia y fue “tronado”, es muy probable que ese hombre (o mujer) se lleve sus secretos a la tumba, pues ningún periodista o medio de prensa— oficialistas, claro— osarán averiguar ni media palabra más.

Entonces, si la nota oficial indica que el Pleno del Comité Provincial del Partido acordó liberar de sus funciones a su primer secretario, pero que el funcionario será promovido a otras responsabilidades, es una señal de que el dirigente “va para arriba”. Ese fue el caso de Teresa Amarelle Boué, liberada de la jefatura del Partido en Las Tunas, y ahora nombrada secretaria general de la FMC, en sustitución de la veterana Yolanda Ferrer.

Si el comunicado oficial donde se informa el relevo no habla de promoción, pero aclara que se reconocen el esfuerzo y la dedicación del sustituido en el desempeño de sus funciones, es casi seguro que se trate de un cuadro afectado de salud, o un veterano que vio pasar sus mejores momentos. Pero casi siempre califican así a los dirigentes que conservan la confianza de la cúpula del poder. De estos casos, por ejemplo, se nutre el consejo de asesores del gobernante Raúl Castro.

Y cuando la nota oficial no expresa nada positivo acerca del sustituido, y solo agrega que pasa a realizar otras tareas, enseguida pensamos que al dirigente “se lo echaron”. Es posible que, en lo adelante, lo veamos administrar un cementerio, dirigir una granja de pollos en un apartado paraje guantanamero o, en el mejor de los escenarios, convertirse en un laborioso trabajador por cuenta propia.

Muchos cubanos, sin embargo, añoramos el día en que un comunicado oficial declare que el verdugo comienza a pagar sus culpas. La nota, a secas, podría aparecer así: “Un Pleno conjunto del Comité Central del Partido y el Consejo de Estado acordó liberar al compañero José Ramón Machado Ventura de sus funciones de segundo secretario y primer vicepresidente, respectivamente”. Tal vez en ese momento empiecen los verdaderos cambios en Cuba.