1

Republicano Curbelo pierde ante demócrata Mucarsel-Powell en Florida

curbelo florida cubanoamericano elecciones
Carlos Curbelo (Foto: YouTube)

ESTADOS UNIDOS.- El congresista cubanoestadounidense Carlos Curbelo perdió su escaño ante la demócrata Debbie Mucarsel-Powell por el Distrito 26, que incluye los Cayos de Florida y la punta sur de la península floridana.

Mucarsel-Powell, de origen ecuatoriano, obtuvo una votación del 50,72 % frente al 49,28 % de Curbelo, según los resultados preliminares de la División de Elecciones de Florida.

Con la derrota de Curbelo, y de María Elvira Salazar, sólo queda un representante por Florida en la cámara baja que es de origen cubano, Mario Díaz-Balart, y el poder del grupo de presión encabezado por el senador Marco Rubio se verá así reducido.

“No sólo ganamos el distrito número 26 del Congreso, vamos a representar a todas las familias trabajadoras en el sur de la Florida”, señaló Mucarsel-Powell ante sus seguidores.

Por su parte, el republicano reconoció la derrota en compañía de su familia al señalar que se trató de una “difícil” campaña.

Curbelo, que asumió en enero de 2015 y se consideraba a sí mismo un moderado, era el favorito para ganar a pesar de que los votantes de ese distrito favorecieron a la demócrata Hillary Clinton por más de 15 puntos porcentuales en las elecciones presidenciales de 2016.

La también cubanoestadounidense María Elvira Salazar perdió hoy la oportunidad de reemplazar a la veterana congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen, quien anunció desde 2017 que no se iba a presentar a la reelección este año.

Salazar competía por el Distrito 27, el cual ganó hoy la demócrata Donna Shallala.

(EFE)




La importancia de los legisladores cubanoamericanos para América Latina

 

María Elvira Salazar y Carlos Curbelo




Congresistas de EEUU piden apoyo para el pueblo de Nicaragua

De izquierda a derecha, Lincoln Díaz-Balart, Carlos Curbelo, Ileana Ross Lethinen y Mario Díaz-Balart (themiamiherald.com)

MIAMI, Estados Unidos.- Los congresistas republicanos estadounidenses Ileana Ros-Lehtinen, Carlos Curbelo y Mario Díaz-Balart dijeron hoy en Miami que los nicaragüenses “han dicho basta ya” a la “dictadura” de Daniel Ortega y pidieron a los Gobiernos del continente ponerse del lado del pueblo de ese país.

Los tres ofrecieron una conferencia de prensa en el marco del foro tecnológico eMerge para hablar de la situación en Nicaragua, donde al menos 27 personas han perdido la vida y más de cien han resultado heridas en cinco días de protestas.

Ros-Lehtinen dijo que las protestas en Nicaragua no tienen “nada que ver con el seguro social” y que se trata de una oposición a la “dictadura” del presidente Daniel Ortega, quien “cree que estará en el gobierno de por vida, como en Cuba o China”.

Las protestas, que han incluido saqueos a comercios y daños a la propiedad pública, fueron desatadas por una reforma a la seguridad social que el sandinista Ortega, en el poder desde enero de 2007, ya ha derogado.

Ros-Lehtinen, de origen cubano al igual que Curbelo y Díaz-Balart, es la promotora de la Ley Nica, que “prohíbe cualquier préstamo financiero a Nicaragua procedente de Estados Unidos hasta que los derechos humanos sean respetados”.

La congresista dijo a Efe que con lo ocurrido la última semana en Nicaragua espera que se acelere en el Senado estadounidense la aprobación de esta ley que la Cámara de Representantes aprobó en octubre pasado.

“Sería un golpe duro a la dictadura, porque dependen mucho de estos préstamos”, dijo la legisladora.

Por su parte, el congresista Curbelo urgió al Departamento de Estado, al Congreso, a la Casa Blanca y a países vecinos que “se mantengan al lado de los nicaragüenses” y no del gobierno de Daniel Ortega, que -dijo- está “inspirado por (Hugo) Chávez y los Castro”.

Curbelo señaló al régimen de Ortega como el responsable de las muertes y destrozos ocurridos esta semana en Nicaragua y abogó por usar el voto y la voz de Estados Unidos para sufragar en contra de cualquier préstamo internacional al país centroamericano.

“Queremos que la gente de Latinoamérica sea libre y mientras Ortega sea presidente no lo serán”, aseguró Curbelo.

Díaz-Balart dijo que no se puede vivir en un país en el que se censura la prensa y se asesina al pueblo en la calle “con impunidad” y defendió la necesidad de presionar al régimen “económica y diplomáticamente, para que el pueblo recupere sus derechos”.

El alcalde de Miami, Francis Suárez, que también participó en la conferencia de prensa, calificó las condiciones de Nicaragua como “imperdonables” y dijo que no basta con criticar al régimen, sino que se deben “aportar soluciones”.

El Departamento de Estado anunció hoy que “ordenó” la salida de los miembros de familias de personal del Gobierno de EE.UU. y autorizó también al personal gubernamental a abandonar Nicaragua.

También recomendó a los ciudadanos estadounidenses que “reconsideren” sus posibles planes de viaje a ese país.

Ortega derogó este domingo la reforma de la seguridad social para tratar de contener la violencia, pero la tensión sigue en el ambiente en Nicaragua, donde hoy hay nuevos llamamientos a marchas.

(EFE)




Curbelo apoya el impuesto del 2% a las ventas agrícolas a Cuba

Carlos Curbelo (YouTube)

MIAMI, Estados Unidos.- El representante republicano de origen cubano Carlos Curbelo, del estado de Florida, apoya la introducción de una propuesta de ley que aplicaría un impuesto del 2% a las ventas agrícolas a Cuba para compensar a los dueños de propiedades confiscada en la isla tras la revolución de 1959.

El congresista federal dijo a El Nuevo Herald que “Aunque no se ha llegado a un acuerdo definitivo, el concepto de que las víctimas de la tiranía castrista puedan percibir algún beneficio de las transacciones entre EEUU y Cuba merece ser considerado”.

“Durante la previa Administración se le concedió todo a la dictadura sin exigirle nada. Ahora eso tiene que cambiar”, añadió.

Aplicar un gravamen a las ventas agrícolas a Cuba surgió con un proyecto de ley impulsado por el representante Rick Crawford, republicano por Arkansas, donde se eliminarían las restricciones al financiamiento privado de las exportaciones agrícolas a Cuba.

Crawford propuso el impuesto buscando el apoyo de los cubanoamericanos en el Congreso, que se han opuesto por lo general a relajar las sanciones a Cuba

Las negociaciones para llegar hasta este punto “han sido difíciles”, comentó al diario miamense un miembro del gabinete de Crawford.

En julio del año pasado, el representante republicano y cubanoamericano por la Florida, Mario Díaz-Balart, pidió llegar a una solución que satisficiera “las necesidades de los agricultores” que desean beneficiarse de un comercio con la isla caribeña, pero que no brindase “apoyo al régimen de Castro, sus servicios militares o de inteligencia”.

“Si bien todavía no hemos visto el apoyo público de nuestros socios en la negociación, no vemos ninguna razón por la que se opondrían a la idea que ellos mismos propusieron y que beneficia a sus electores de manera tan significativa”, señaló un miembro del equipo del congresista Crawford.

La oficina de Mario Díaz-Balart dijo que aún no ha llegado a un acuerdo para apoyar el proyecto de ley.

En tanto, el legislador Curbelo logró introducir además en el texto que se está negociando su propuesta de eliminar el acceso automático de los cubanos a los beneficios del programa para refugiados. La medida solo afectaría a quienes llegaran a Estados Unidos después de que el proyecto se convirtiera en ley.

Según El Nuevo Herald, el texto del proyecto de ley apunta al cambio de política que podría hacer la administración de Donald Trump con respecto a Cuba, con un lenguaje más fuerte que el utilizado por Barack Obama.

El documento apunta que “apoyar los esfuerzos del pueblo de Cuba para promover el establecimiento de las libertades fundamentales en Cuba, incluyendo un sistema político democrático en el que las fuerzas militares y de seguridad estén bajo el control de los líderes civiles elegidos democráticamente” es política de EE.UU.

Igualmente señala que forma parte de esa política también el “apoyar una transición a un gobierno en Cuba que no oprima al pueblo”.

El proyecto de ley pediría al Presidente un reporte anual sobre las entidades y compañías cubanas conectadas con los militares.




Congresistas de origen cubano piden explicaciones a Trump por presunta violación del embargo

Carlos Curbelo y Marco Rubio (Foto: Alan Díaz/AP)
Carlos Curbelo y Marco Rubio (Foto: Alan Díaz/AP)

MIAMI, Estados Unidos.- Un grupo de la delegación congresional del sur de la Florida pidió explicaciones a la campaña del candidato presidencial republicano, Donald Trump, luego ser divulgado este jueves un reporte sobre una presunta violación del embargo de EE.UU. a Cuba por parte del magnate inmobiliario, reporta el Nuevo Herald.

La revista Newsweek publicó una investigación revelando que Trump Hotels & Casino Resorts pagó al menos 68 000 dólares para que un grupo de consultores viajara a Cuba en 1998 buscando oportunidades de negocios. De acuerdo a la información de la revista, la compañía de Trump no obtuvo una licencia del Departamento del Tesoro y enmascaró el viaje a través de una organización caritativa.

“Es importante que su campaña (la presidencial de Trump) esclarezca esta situación y explique qué sucedió hace 18 años”, expresó el representante republicano Carlos Curbelo. “No hay muchas pruebas en estos momentos, es muy difícil llegar a una conclusión. Ahora, hay una política de sanciones contra el gobierno castrista y nosotros exhortamos a todo ciudadano a que obedezca esas leyes. Nadie en este país está por encima de la ley, ni siquiera los candidatos a la presidencia”.

Por su parte el senador Marco Rubio, uno de los principales opositores a la política actual de Washington de acercamiento con Cuba, comentó al Nuevo Herald que “el artículo (de Newsweek) hace acusaciones muy graves y preocupantes” pero indicó que se reservaba su juicio “hasta que conozcamos todos los hechos y se le haya dado a Donald la oportunidad de responder”.

Donald Trump no ha comentado sobre el tema y el Nuevo Herald afirma haber contactado a Helen Aguirre, la directora de comunicación para medios hispanos de su campaña presidencial; pero esta no ofreció comentarios, de momento.

El representante Mario Díaz-Balart también se reservó comentarios “hasta que no tengamos información más concreta”. “A principios de este mes, Trump dijo que iba a estar con el pueblo cubano en su lucha contra la opresión comunista, y yo lo elogié por eso”, añadió el político cubanoamericano.

El reporte publicado este jueves por Newsweek destaca que algunos meses después de haber pagado por el viaje a Cuba, Trump dio un discurso en la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA) en noviembre de 1999 donde defendió el embargo y llamó a Fidel Castro “un dictador”. Los asistentes a ese discurso habrían ignorado que el entonces candidato a la nominación por el Partido de la Reforma para las elecciones había tratado de hacer negocios con la Isla.

Ninoska Pérez (Foto: Luis Horacio Fernández/Infobae)
Ninoska Pérez (Foto: Luis Horacio Fernández/Infobae)

Sin embargo, la popular presentadora radial Ninoska Pérez Castellón, quien fungía como miembro de la junta directiva de la FNCA en el momento en que Trump pronunció su discurso, criticó el reciente reporte de Newsweek diciendo que este había omitido mencionar que Trump entonces reconoció públicamente haber rechazado la propuesta de hacer negocios en Cuba. Añadió que la invitación de la FNCA a Trump fue después de ese reconocimiento público.

Por otro lado, “Hillary (Clinton, la actual candidata demócrata a las elecciones presidenciales) apoya las relaciones (con Cuba), invita a que hagan negocios con Cuba y entonces Trump, que tanteó las aguas y escogió no hacerlo, ¿tiene una conexión con Cuba? Esto es un descaro”, contrastó Pérez Castellón.

El pasado julio, la agencia Bloomberg ya había reportado que ejecutivos vinculados a Trump Organization viajaron a Cuba a fines de 2012 o principios de 2013 para explorar oportunidades de negocios. Sin embargo, esa información no habría afectado la aceptación de Trump entre el electorado cubanoamericano republicano, donde no fue el favorito durante las primarias.

Una reciente encuesta de la Universidad Internacional de la Florida indicó que el 35% de los votantes cubanoamericanos de Miami Dade, mayoría dentro de los republicanos del condado, votaría por Trump. El candidato presidencial ha prometido que, de llegar a la Casa Blanca, revertiría la política de Obama hacia Cuba hasta que el gobierno cubano cumpla con exigencias como respetar “la libertad religiosa y política para el pueblo cubano”, así como “la liberación de los presos políticos”.




Congresista propone ley para suspender beneficios de cubanos en EEUU

Carlos Curbelo (foto tomada de internet)
Carlos Curbelo (foto tomada de internet)

MIAMI, Estados Unidos.- El congresista cubanoamericano Carlos Curbelo ha hecho público un proyecto de ley que suspende los beneficios de asistencia federal otorgados automáticamente a los cubanos recién llegados a Estados Unidos.

Cubelo dio a conocer la iniciativa como “Ley de Oportunidad de Trabajo para el Inmigrante Cubano del 2015”

El representante por el distrito 26 de la Florida argumenta la iniciativa con que ha existido un abuso de los fondos gubernamentales, y por tanto su proyecto de ley enmendaría la ley federal que trata a los recién llegados de la Isla como refugiados políticos. Gracias a esa condición, hasta ahora los inmigrantes cubanos reciben cupones de alimentos, asistencia médica (Medicaid), seguro de discapacidad así como otras ayudas.

La mayor parte de los inmigrantes de otras nacionalidades tardan años en obtener estas ayudas.

“Los cubanos que vengan a Estados Unidos tendrán las mismas oportunidades que los inmigrantes de otras naciones, como Colombia, Venezuela, Perú, Centroamérica –de cualquier país– para trabajar y ganarse la vida honestamente, mientras contribuyen a nuestra gran nación”, expresó el congresista en un video publicado en internet.

En el mismo video, Curbelo añade que “lo mismo que los solicitantes de asilo político del resto del mundo, los cubanos que están pidiendo beneficios de asistencia pública tendrán que demostrar que salieron de Cuba huyendo a la persecución política y que no pueden regresar bajo el régimen totalitario actual”.

La nueva ley no sería aplicable con carácter retroactivo y buscaría detectar además qué cubanos están recibiendo ayuda federal mientras siguen viviendo en la Isla.

Esta enmienda no toca la Ley de Ajuste Cubano (CAA, por sus siglas en inglés), relacionada con la posibilidad para los cubanos de solicitar residencia permanente en Estados Unidos pasados 365 días de su arribo al país. No obstante, Curbelo reconoce que su iniciativa constituye un inicio para cambiar completamente la política migratoria hacia los cubanos.

“Nuestra política de inmigración con Cuba es defectuosa”, considera Curbelo, que se opone al restablecimiento de relaciones entre la Isla y los Estados Unidos.

El congresista ha trabajado también en una legislación que afectaría a los cubanos que vienen como “refugiados económicos” y que aun así reclaman la residencia estadounidense amparándose en la Ley de Ajuste. Esta última quedó establecida en 1966 para las víctimas de la persecución política bajo el castrismo, todavía en el poder en Cuba.

Los “refugiados económicos” comienzan a viajar a Cuba antes de obtener la ciudadanía, aunque legalmente hayan sido considerados “refugiados políticos”.




Proponen cambios significativos en la Ley de Ajuste Cubano

(foto tomada de MartiNoticias)
foto tomada de MartiNoticias)

MARTINOTICIAS – EE.UU. acoge a miles de cubanos cada año como refugiados que huyen de la represión política, sin hacer preguntas. Sin embargo, muchos critican el trato especial que reciben mientras que muchos de los isleños se la pasan yendo y viniendo a la isla donde supuestamente se les perseguía, publica el diario Tyler Morning Telegrah.

La publicación señala que “un congresista quiere acabar con ese relajamiento implementando una normativa que impediría a los refugiados viajar libremente a Cuba hasta que se conviertan en ciudadanos estadounidenses”. Y en caso de aprobarse esa medida, “serían los cambios más significativos en la Ley de Ajuste Cubano en casi 50 años”.

El representante federal Carlos Curbelo, descendiente de exiliados cubanos, propone exigir a los isleños que buscan entrada bajo el acto de fe de que son refugiados políticos que estén a la altura de esa condición y para “aquellos que regresan a la isla se enfrentarían a consecuencias: la probable pérdida de su condición legal en EE.UU”.

“Somos conscientes de los abusos de la Ley de Ajuste Cubano y estamos buscando medidas para asegurar que sólo aquellos que huyen de la opresión en Cuba puedan aprovechar sus ventajas”, dijo Curbelo en declaraciones facilitadas por su oficina.

La Ley de Ajuste Cubano fue adoptada en 1966 para dar personalidad jurídica a miles de exiliados cubanos que huyeron de la isla de modo que pudieran entrar en el país y recibir la residencia estadounidense al año y un día. La ley ha ayudado por otro lado a que criminales de Cuba saquen miles de millones de dólares de los contribuyentes y las empresas estadounidenses y regresen a la isla con la complacencia del régimen, recuerda el artículo

“Hay un elemento de delincuencia en esto que tenemos que erradicar,” dijo el jefe de personal de Curbelo, Roy Schultheis, al esbozar el marco del proyecto de ley, que está en las primeras etapas del proceso legislativo. “Todos sabemos que el dinero se va a Cuba y enriquece al régimen de Castro. Eso no es lo que queremos que suceda “.

Cualquier esfuerzo para modificar la Ley de Ajuste Cubano probablemente se enfrentaría a un camino difícil. El gobierno de Obama, que está trabajando para restaurar relaciones entre los EE.UU. y Cuba, ha dicho que está comprometido con la defensa de la ley.

La presión para cambiar la ley viene desde hace mucho tiempo y poderosos políticos cubano-americanos en el Sur de Florida – protectores históricos del privilegio especial – están de acuerdo en que la ley no está siendo usada como se esperaba por todos: venir y crear nuevas vidas productivas con libertad en los Estados Unidos.

La propuesta de Curbelo prevé que los cubanos al llegar hagan una declaración formal asegurando que huyen del país debido a la persecución política.