Los privados siguen esperando

Los privados siguen esperando

No existe una personalidad jurídica para los emprendedores cubanos

Carteles de MyCasaParticular y TripAdvisor en la puerta de una casa de alquiler (Archivo)
Carteles de MyCasaParticular y TripAdvisor en la puerta de una casa particular de alquiler (Archivo)

LA HABANA, Cuba.- Al cierre de 2015, medio millón de cubanos ejercían algunas de las 201 actividades autorizadas por la Resolución número 42 de septiembre de 2013 del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS). De ese total, 325 000 radicaban en La Habana, Matanzas, Villa Clara, Camagüey, Holguín y Santiago de Cuba. Las restantes 175 000 licencias se distribuían en las otras nueve provincias y el municipio especial Isla de la Juventud.

El mayor número de patentes era para los dueños de pequeños restaurantes, cafeterías y pizzerías, 56 270 individuos. Es en La Habana donde hay mayor número de establecimientos de este tipo (400), seguida por los polos turísticos de Trinidad y Viñales, donde en conjunto funcionan más de 100 restaurantes privados.

A los dueños de pequeños restaurantes le siguen los poseedores de la Licencia Operativa de Transport: 50 482 dueños de vehículos autorizados a las trasportación de carga y pasajeros. Esta cifra no contempla a los trabajadores contratados por los dueños de esos vehículos que le dan empleo como choferes. Estos últimos tienen que entregar entre 32 y 28 dólares diarios después de una jornada de 12 horas de trabajo, es decir, para poder ganar diariamente entre 18 y 14 dólares tienen que recaudar diariamente no menos de 50 dólares.

Hay 28 634 persona autorizadas a alquilar habitaciones, viviendas y espacios. De ellos, la mayor parte se concentra en La Habana, con 2 000 viviendas, que hacen 4 700 habitaciones para alquilar para turistas. Le sigue Trinidad, donde funcionan 1 300 hostales con cerca de 1 970 habitaciones, que responden a la alta demanda dado que los siete hoteles propiedad del Estado, con un total de 869 habitaciones, se quedan por debajo al alto requerimiento de alojamiento que cada día aumenta en el citado polo turístico.

En Trinidad están al servicio de los turistas 90 pequeños restaurantes privados y 120 cafeterías, que junto con los hostales, dan empleo a miles de personas contratadas.

En Viñales, en la provincia de Pinar del Río, hay 712 casas que disponen de 1 637 habitaciones destinadas al alquiler para turistas, lo cual supera en nueve veces las 194 habitaciones que disponen los tres hoteles que funcionan en dicho polo.

Tal ha sido el crecimiento del sector privado, que da un servicio esmerado y de calidad, que el Ministerio de Turismo ha impartido instrucciones a las turoperadoras Cubatur, Havanatur, Gaviota y Cubanacán para que firmen contratos con los dueños de los hostales y pequeños restaurantes, con tal de cubrir la demanda que estas agencias manejan. Al no disponer de capacidad de alojamiento en los hoteles del Estado, los desvían para estas instalaciones privadas.

De acuerdo al Ministerio de Turismo, en el país existen 1 200 pequeños restaurantes y 12 400 habitaciones de propiedad privada que están al servicio del turismo nacional y extranjero, lo cual da una idea de cuánto ha avanzado la micro y pequeña empresa privada en el sector del turismo en Cuba.

En la Conceptualización del Modelo Económico, documento aprobado en el VII Congreso del Partido Comunista y que es sometido a discusión hasta finales de septiembre, en el capítulo (d), en su acápite 173, reconoce que “la propiedad privada que cumple una función social, cuyos titulares son personas naturales y jurídicas”.

Pero el acápite 176 señala que “el ejercicio de los derechos de propiedad se enmarca en normas que regulan los límites de la concentración de la propiedad y la riqueza”. Esa es la principal limitación para el despliegue de la pequeña y mediana empresa privada en Cuba.

En el acápite 177 se advierte que “los actores económicos privados son un elemento complementario, por tanto no están en la prioridades de desarrollo económico del país”.

Los pequeños empresarios privados con negocios en el sector del turismo son personas naturales, de acuerdo a la Resolución 42 del MTSS. La Conceptualización, en su acápite 180, señala que las “personas naturales, pueden constituir los siguientes tipos de emprendimiento y tal como queda plasmado en el acápite 182, estas pueden ser micro, pequeñas y medianas empresas, reconocidas como personas jurídicas”.

A pesar de la limitaciones impuestas, existen todas las condiciones para que el Estado cubano modifique el cuerpo legal vigente en todo lo referido al ejercicio de la propiedad privada en Cuba, dado que los dueños de los diferentes emprendimientos presentes en la actividad turísticas, son persona naturales y no jurídicas, lo que desde el punto de vista del Derecho Mercantil es una total aberración.

El Estado cubano conoce que su negativa a otorgarle personalidad jurídica a los dueños de los pequeños negocios es una violación flagrante del derecho mercantil.

[email protected]

Acerca del Autor

Osmar Laffita Rojas

Osmar Laffita Rojas

Osmar Laffita, Holguín, 1945. Marino mercante, profesión en la que se mantuvo durante 20 años. En 1991 pasa a trabajar en el turismo, hasta 1994. En 1993 ingresa a la Corriente Socialista Democráticas, y en 2007 se vincula al Partido Solidaridad Democrática. Desde ese año colabora con las páginas CubaNet y Primavera de Cuba e-mail: [email protected]

[fbcomments]