Santiago de Cuba: continúan en aumento los casos de dengue y zika

Santiago de Cuba: continúan en aumento los casos de dengue y zika

La carencia económica de la provincia en cuanto a recursos laborales y materiales incide en el desempeño de la acciones de control de epidemias

Militares y estudiantes de Medicina visitan casas en comunidades marginales de Santiago de Cuba (Foto cortesía del autor)

SANTIAGO DE CUBA.- Autoridades sanitarias en Santiago de Cuba persisten en mantener bajo estricto secreto las verdaderas cifras de propagación de dengue y zika, al tiempo que anuncian en medios locales que la transmisión de arbovirosis está controlada.

Pero el ir y venir de médicos, enfermeras, estudiantes de medicina y trabajadores de la Campaña Antivectorial muestran la gravedad de la situación higiénica-epidemiológica que enfrenta la ciudad santiaguera, aunque el secretismo gubernamental intente realzar las labores realizadas y ocultar el aumento de los casos positivos.

Se suma además el aumento de micro-basurales, salideros, el mal estado de las calles y los persistentes problemas en la recogida de basura por parte de Servicios Comunales, los que pobladores se quejan ante las autoridades competentes en los diferentes casos, sin embargo aún no se definen soluciones.

Según funcionarios de la provincia, los municipios con mayor riesgo de infestación son Palma Soriano y el municipio cabecera Santiago, por los altos registros de focales encontrados y la aglomeración de personas en estas zonas, así como la entrada de colaboradores médicos de países del área y viajeros.

La Doctora Daysi Figueredo, Directora del Centro Provincial de Higiene, mencionó en el programa televisivo Panel Informativo del canal local, que la Operación Salud que en sus inicios estaba integrada por reservistas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), ahora se comprende por el propio sector de salud en su mayoría, y un grupo de militares que se dedican a operar las bazucas de fumigación. Del mismo modo se cambiaron las frecuencias de revisión de las viviendas a una vez por semana.

Basureros en la ciudad de Santiago de Cuba (Foto cortesía del autor)

“Hay un montón de cosas que nos quedan por hacer, tenemos que lograr que en la próxima campaña, Santiago de Cuba muestre mejores índices que hablen a favor del control epidemiológico. Destaco al mismo tiempo la labor del personal de la campaña que están poniendo todo su empeño”, selló Figueredo.

“Los parámetros de infección se han controlado, pero no puedo dar fe de que hayan disminuido, aún hay grandes riesgos de propagación de zika y dengue, hay que seguir trabajando en base a ello y seguir haciendo conciencia a la gente del auto focal”, declaró el Licenciado Alfredo Cintra, quien funge como Jefe de la Unidad de Vigilancia y Lucha Antivectorial en la provincia.

Agregó a la vez que a finales de junio y comienzos de julio se da inicio a la etapa de mayor infestación, y correspondiente con esto, se incrementó la positividad del mosquito Aedes Aegypti. Aunque no se han reportado grandes precipitaciones, las altas temperaturas registradas en los últimos meses han creado las condiciones para la reproducción del vector.

“Tenemos en estos momentos alrededor de 1332 manzanas positivas, lo que indica un aumento de 208 con respecto al ciclo anterior en los municipios Santiago y Palma, este último con la mayor transmisión dentro de la provincia”, confesó.

Por otra parte, Aimé Rosales, quien vive en las cercanías del reparto conocido como el Salaíto, criticó, “aquí todo son pancartas, spot publicitarios y falsas informaciones del control de los mosquitos, no se lleva a la práctica nada, las pozas en la calle y los basureros desbordados siguen, solo se habla y no veo que se le dé solución”.

Militares y estudiantes de Medicina visitan casas en comunidades marginales de Santiago de Cuba (Foto cortesía del autor)

Varios medios radiales de la urbe enfocan que la población está incumpliendo y entorpeciendo con las labores de los operarios de la campaña, a lo que residentes de la provincia aseguran que no se ha hecho lo suficiente, y que las acciones han quedado reducidas solamente a la fumigación y a la visita del sector, pero sin efectuar adecuadas revisiones y tampoco entregar en las viviendas los adulticidas correspondientes para mantener los depósitos de agua, y emplear otros lugares que puedan convertirse en criaderos potenciales bajo control.

Marta, residente del distrito José Martí refirió: “no hago nada con tomar las medidas en mi casa, cuando en la esquina de la calle hay un basurero lleno de ratas y todo tipo de bichos, en esta cuadra no se recoge la basura hace más de una semana, y los trabajadores solo llegan, fumigan y todo se queda ahí”.

El consejo Abel Santamaría es otra de las áreas que muestra transmisión activa de dengue. Aquí existen varios factores medio ambientales e infraestructurales que permiten la propagación como sótanos inundados, los cuales ascienden a 64 y las grandes áreas completamente enyerbadas.

“Intentamos erradicar estos focos con ayuda de otras instituciones, pero es relativo, porque depende de los recursos que las mismas posean”, así lo afirmó el doctor Jonás Negrét, Director del Policlínico Josué País, en el semanario Sierra Maestra.

Militares y estudiantes de Medicina visitan casas en comunidades marginales de Santiago de Cuba (Foto cortesía del autor)

La carencia económica de la provincia, en cuanto a recursos laborales y materiales, es otro factor alarmante, que incide en el desempeño de la acciones de control de epidemias. Las condiciones de trabajo no son favorables y dentro de las brigadas persiste la desmotivación laboral.

Un trabajador de la campaña, quien conversó con CubaNet, y prefirió conservar su identidad, reveló que “no tenemos buen salario, ni buenos equipos, muchas veces faltan los adulticidas, en estos momentos tengo que fumigar solo, porque a la doctora que le tocaba conmigo tiene niño chiquito y casi siempre falta, no es fácil ir casa por casa, fumigando y anotando en los vistos al mismo tiempo, por eso hago 10 casas y termino el trabajo del día”.

Santiago de Cuba posee un clima cálido que favorece la propagación de vectores y unido a esto, la mala calidad del sector de Salud Pública hace que la provincia esté entre las más críticas en cuanto a situación epidemiológica del país. Aunque los casos confirmados de arbovirosis se mantienen bajo la tutela de las autoridades del Partido Comunista, la realidad salta ante los ojos de los santiagueros, quienes comentan del incremento de ingresos y muertes por dengue y zika. Las autoridades sanitarias no se han pronunciado al respecto.

[fbcomments]