Régimen cubano busca capital español para proyecto turístico en Pinar del Río

Régimen cubano busca capital español para proyecto turístico en Pinar del Río

El turismo se ha convertido por décadas en la gran solución del castrismo a la precaria economía cubana

Maqueta de Punta Colorada, nuevo proyecto de golf en Cuba. Foto Travel Trade Caribbean

MIAMI, Estados Unidos.- El régimen cubano continúa dando prioridad al turismo y no a los cubanos de a pie, a quienes las casas se les vienen abajo día tras día, y ahora ha recurrido a inversores españoles para llevar a cabo el proyecto turístico denominado Punta Colorada, el cual prevé el desarrollo de 3.600 hectáreas en la provincia de Pinar del Río. Este será el complejo turístico destinado al golf más grande de Latinoamérica.

“El proyecto incluye la construcción de 5 hoteles con 1.060 habitaciones, 20.000 casas, 7 campos de golf, 3 marinas con capacidad para 300 atraques”, dijo Raudel García, director de la empresa pública Cuba Golf y vicepresidente de la empresa mixta Punta Colorada, durante una jornada sobre Inversión en Cuba, organizada por Gomez-Acebo & Pombo, publicó el diario español El País.

La empresa mixta Punta Colorada se compuso en 2017, y el nuevo proyecto que gestiona en el occidente cubano está previsto que dure al menos 25 años, del que ya se ha puesto en marcha la primera parte que ocupa una superficie de 700 hectáreas.

Foto Diario de Las Américas

De acuerdo a El País, la hoja de ruta del régimen cubano pasa por construir 244 hoteles y remodelar 32 hasta 2030, en el que pueden tener un peso fundamental las firmas españolas Meliá e Iberostar, dos de las mayores hoteleras en la isla. Meliá gestiona 27 hoteles estatales, con más de 13.700 habitaciones, seguida por Iberostar, con 19 hoteles y 7.881 habitaciones.

El turismo se ha convertido por décadas en el recurso del régimen para atraer divisas a Cuba, y vender la prosperidad de las playas caribeñas (a las que el cubano común no puede acceder porque su salario es incapaz de costear los elevados precios) como la gran solución a la precaria economía cubana.

Sin embargo, a pesar de la continua remodelación y construcción del sector turístico de la Isla, las autoridades cubanas hace solo algunas semanas reconocieron que no lograrían los cinco millones de turistas que preveían para este año.

[fbcomments]