Muere otro médico cubano en Brasil

Muere otro médico cubano en Brasil

Los profesionales cubanos o sus familiares no reciben indemnización en caso de accidentes o muerte en el trabajo

Yanier Samón Hombre

MIAMI, Estados Unidos.- Otro médico cubano ha muerto en Brasil. Se trata de Yanier Samón de Hombre, de 32 años, quien falleció este jueves de pancreatitis, según una nota publicada por la Coordinación Nacional de la Brigada Médica Cubana en ese país.

Medios locales que se hicieron eco de la noticia dijeron que el galeno murió en Livramento de Nossa Senhora, un municipio del estado de Bahía, al noreste de Brasil, donde participaba en el programa de salud Más Médicos, del Gobierno brasileño.

La declaración oficial reza: “Con mucho dolor, nos corresponde informar a todos los cooperantes (…) que en la mañana de hoy, 2 de agosto de 2018, falleció debido a una repentina enfermedad nuestro compañero Dr. Yanier Samón de Hombre”.

De acuerdo a las informaciones, Yanier Samón había presentado dolores abdominales la pasada semana, por lo que fue medicado y dado de alta. Sin embargo, las molestias persistieron y fue internado en el Hospital Municipal Dr. Ulysses Celestino da Silva, pero empeoró y lo remitieron a una unidad de cuidados intensivos. Durante el traslado entró en shock y falleció.

Samón era natural del municipio Banes, en la provincia de Holguín, y se había incorporado a la misión cubana en Brasil el tres de julio de 2017. Desde entonces trabajaba en la unidad básica de salud de la comunidad rural de San Timoteo, de Livramento de Nossa Senhora.

Esta es la tercera muerte de un médico cubano en Brasil en los últimos tres meses. En julio, el granmense Luis Alberto Martínez Vila, de 29 años, murió en un accidente automovilístico cerca de la ciudad de Redenção. En mayo, el guantanamero Adrián Reyes Valverde pereció en un accidente de motocicleta en el municipio de Babaçulândia.

En total más de 18.000 médicos cubanos han prestado servicios en Brasil desde que en 2013 el Gobierno de Dilma Rousseff creó Más Médicos, con vistas a incrementar la presencia de personal de salud en municipios y áreas rurales. En la actualidad, tras el juicio político a Rousseff, el número de médicos cubanos en el programa ha disminuido, pero la cifra supera hoy los 8.000 galenos.

Los profesionales cubanos o sus familiares no reciben indemnización en caso de accidentes o muerte en el trabajo. La Habana se queda con hasta un 75% del salario que Brasilia paga por el trabajo de los médicos. La Organización Panamericana de la Salud, que funge como intermediaria en la contratación entre ambos gobiernos, cobra un 5%.

[fbcomments]