Médico cubano en Brasil: “me siento un hijo aquí”

Médico cubano en Brasil: “me siento un hijo aquí”

Raymel ya había decidido permanecer en Brasil junto con su familia antes del anuncio de la retirada

Raymel y su familia en Brasil. Foto Facebook

MIAMI, Estados Unidos.- Raymel Kessel, un médico cubano que reside en Brasil, afirmó en una entrevista concedida a la cadena de televisión Globo, sentirse “hijo de Isla Grande”, el municipio brasileño donde trabajó durante cuatro años y conformó una familia.

Raymel, de 39 años, arribó al municipio de Isla Grande, ubicado en el estado de Piauí, en 2014 como parte del grupo de profesionales de la salud cubanos enrolados en el programa “Más Médicos”, y durante cuatro años y medio trabajó como médico de atención primaria.

“Me siento parte de la Isla Grande, me siento hijo de aquí”, afirmó a Globo el galeno cubano que en 2016 se casó con Elitar Aguiar Martins, una profesora de la Universidad Federal de Piauí (UFPI), con quien tuvo a su hijo, Guillermo.

Antes del anuncio publicado por el Ministerio de Salud de Cuba, el pasado mes de noviembre, sobre la retirada de sus galenos de suelo brasileño Raymel ya había decidido permanecer en Brasil junto con su familia.

Después de las declaraciones del recién electo presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, sobre la esclavitud con la que el régimen cubano mantenía a sus médicos en territorio carioca, pues se quedaba con el 75 por ciento y no dejaba que sus familiares permanecieron en Brasil durante la duración del programa, a lo que se sumó la petición de Bolsonaro de que todos los galenos presentaran una prueba de homologación del título médico en el país, levó al Gobierno de Cuba a retirar a los médicos del país suramericano.

Raymel se encuentra preparándose para realizar los exámenes de revalidación de su título en enero de 2019, lo cual le permitirá ejercer su profesión, y su objetivo final es quedarse trabajando en Isla Grande. No obstante, el cubano declaró a la cadena Globo que le resultó “discriminatorio” el accionar del Ministerio de Salud de Brasil, quienes no tomaron en cuenta a los cubanos que se quedaron, en el momento de llenar las vacantes disponibles para el programa.

No todas las plazas dejadas por los cubanos han sido cubiertas. Recientemente, se ha lanzado un nuevo concurso para cubrir las vacantes de quienes fueron designados a algunas zonas, pero no se presentaron a sus puestos de trabajos.

Raymel forma parte de los casi 1.400 médicos, enrolados en el programa que se casaron con ciudadanos brasileños, según un informe de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

[fbcomments]