La villa de los Molinos pide agua por señas

La villa de los Molinos pide agua por señas

Reanimación arquitectónica de Puerto Padre tiene funcionarios optimistas: vecinos no tanto. El proyecto se centra en la histórica Avenida Libertad

Casa de la Ciencia en Calle 24 de Febrero_foto del autor
Casa de la Ciencia en Calle 24 de Febrero_foto del autor

PUERTO PADRE, Cuba.- Autoridades de la provincia y de este municipio se reunieron aquí el pasado fin de semana para evaluar el proyecto de reanimación urbanística y arquitectónica de Puerto Padredenominado “Identidad y desarrollo”.

El proyecto, que en un futuro debe llegar a otras calles, ahora se propone reanimar la muy céntrica Avenida Libertad.

“Va a quedar una ciudad mucho más linda”, dijo el primer secretario del Comité Provincial del Partido Comunista (PCC) Ariel Santana Santiesteban, añadiendo: “Para el 26 de Julio (fecha de celebración oficial) debe haber transformaciones en el municipio. Hay condiciones para eso”, reportó la televisión local.

Preguntado un constructor a qué paso marchan las obras y cuándo otras calles serían beneficiadas por el citado proyecto, dijo: “Esto va a paso de cangrejo y si usted quiere ver más, vaya a la televisión”.

“Mire, no vamos a mencionar cuándo se llegará a otras calles, que es lo que está detrás de la fachada, porque la fachada es ésta, la Avenida Libertad, y en ella necesitan reconstruirse el Hotel Comodoro, el Plaza, el Museo, el Colegio Wilmington que se están cayendo a pedazos, y eso sin contar el montón de casas particulares que necesitan reparación o hay que evacuar cuando se inicien reconstrucciones, como por ejemplo, las del hotel Plaza”, aseguró el constructor, a lo que otro obrero, junto a él agregó:

“Cuando va el silo (camión para transporte a granel) a buscar cemento, dicen que no hay, ¿cómo usted cree que así se puede construir?; el periódico y la televisión aguantan todo lo que les pongan, pero una construcción no”.

Por motivos de obvia represión contra ellos, no mencionamos los nombres de los constructores entrevistados, ni el de un especialista, que a propósito del rescate de la identidad de Puerto Padre, apuntó:

“Esta ciudad se conocía como la Villa de los Molinos, porque ese era el método que había aquí para obtener agua potable al más bajo costo, y que por otra parte, le daba un encanto especial, una sensación de bienestar a la ciudad; pues bien, para que Puerto Padre recupere su apellido, valga decir su identidad, habría que instalar no menos de cien molinos, pero ¿dónde están?”.

Hotel Plaza en Avenida Libertad_foto del autor
Hotel Plaza en Avenida Libertad_foto del autor

En las Tiendas Recaudadoras de Divisas (TRD), un saco de cemento cuesta 6.60 CUC, esto es, 165 pesos cubanos, más de un tercio del salario promedio nacional. Con todo, en las TRD el cemento dura apenas unas horas.

Personas acaudaladas que en estos momentos construyen en Puerto Padre, si es preciso, ya pagan 10.00 CUC, 250 pesos cubanos por saco de cemento. Y de las cabillas ni hablar: eso no existe en las TRD ni en los almacenes que venden en pesos cubanos.

 

[fbcomments]