Salen a la luz documentos sobre el Reino Unido y los “ataques sónicos” en Cuba

Salen a la luz documentos sobre el Reino Unido y los “ataques sónicos” en Cuba

Varios correos electrónicos y cables diplomáticos sensibles revelan por primera vez las dificultades del Gobierno británico en esas fechas

Cuba; Diplomáticos; Embajada de Estados Unidos en La Habana ataques sónicos acústicos
Embajada de Estados Unidos en La Habana (Foto EFE)

LONDRES. – Varios correos electrónicos y cables diplomáticos sensibles revelan por primera vez las dificultades del Gobierno británico para comprender los supuestos “ataques sónicos” contra diplomáticos estadounidenses que enfermaron en circunstancias misteriosas en Cuba, informa este jueves “The Guardian”.

Entre 2016 y 2018, docenas de funcionarios estadounidenses y canadienses resultaron afectados de una enfermedad indeterminada que les provocaba síntomas como vértigos, problemas de concentración, dolores o mareos en La Habana y que, según un estudio reciente de científicos canadienses, pudo estar relacionada con insecticidas rociados para combatir el virus del Zika.

El Gobierno de EE.UU. expresó entonces su preocupación por el hecho de que sus funcionarios hubieran sufrido “ataques sónicos” causados por dispositivos sónicos, si bien nunca se hallaron evidencias.

El periódico británico “The Guardian” revela hoy, tras acceder a correspondencia entre funcionarios de este país en Londres y su personal en Cuba, cómo el gobierno estadounidense ordenó a todos sus empleados considerados “no esenciales” de su embajada en La Habana que regresaran a sus país.

Esos acontecimientos provocaron el deterioro en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba menos de dos años después de que el expresidente norteamericano Barack Obama buscara restablecer los lazos diplomáticos entre ambos países.

Los documentos divulgados por el diario británico arrojan luz sobre cómo la embajada británica en La Habana y empleados del ministerio de Exteriores en Londres trataron desesperadamente de encontrar sentido a lo que estaba ocurriendo.

Esos ficheros hasta ahora confidenciales desvelan cómo indagaron en informes de prensa y otras comunicaciones en su intento por entender una situación que fue descrita en agosto de 2017 como “una extraña confrontación al estilo de la guerra fría”.

De esos documentos se desprende que la prensa creyó al Gobierno cubano, que negó tener ninguna implicación en los supuestos ataques sónicos, y que luego se preguntaba: “si no fueron los cubanos, ¿quién?”.

Otro telegrama diplomático enviado desde La Habana a Londres describía la expulsión de casi todos los funcionarios cubanos de EE.UU. y la salida de unos dos tercios de diplomáticos estadounidenses de Cuba.

“Tanto la embajada de EE.UU. como la cubana estarán ahora castradas, apenas dos años después de reabrirse”, según ese fichero, en el que también se describía al ministro de Exteriores cubano, Bruno Rodríguez, de “combativo en el tono”, en alusión a su comparecencia en una rueda de prensa celebrada al poco de anunciarse la expulsión de los funcionarios cubanos de EE.UU.

Otro intercambio de correspondencia entre funcionares británicos en Londres y Cuba desvela que el Ejecutivo británico no obtuvo nuevas pistas sobre lo ocurrido, pues se especuló con otros posibles motivos para los síntomas de los diplomáticos, como condiciones estresantes de trabajo.

Más de dos años después de que se detectara la rara enfermedad, los médicos aún no tienen del todo claro qué es lo que la provocó.

El estudio más reciente sobre los “ataques sónicos”, realizado por expertos canadienses, apunta más bien a un exceso de fumigación con pesticidas para mantener bajo control a los mosquitos causantes del virus del Zika.

(EFE)

Recibe la información de Cubanet en tu teléfono a través de Telegram o WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 498 0236 y suscríbete a nuestro Boletín dando click aquí.

[fbcomments]