Régimen cubano detiene al periodista independiente Boris González Arena

Régimen cubano detiene al periodista independiente Boris González Arena

Es procedimiento rutinario de la Seguridad del Estado mantener a los activistas y opositores detenidos, incomunicados y no ofrecer información a los familiares

Foto Diario de Cuba

MIAMI, Estados Unidos.- La policía del régimen cubano y oficiales de la Seguridad del Estado detuvieron este sábado al periodista independiente Boris González Arena.

González Arena es colaborador de Diario de Cuba, y a ese mismo medio de prensa su esposa, Juliette Fernández Estrada, aseguró que sigue detenido y que se encuentra en la Unidad de la Policía del Cotorro.

Inicialmente Fernández Estrada no sabía dónde estaba su esposo, llamó a varios lugares sin éxito. “Se lo llevaron ayer alrededor de las 11:00 a.m., y no he tenido noticias. Pasa lo de siempre, que yo llamo a todas las unidades de la Policía de la ciudad y en todas me dicen que no, que él no aparece detenido en el lugar ni en ninguna otra”.

De acuerdo a la publicación de Diario de Cuba el científico Oscar Casanella dijo en un correo electrónico que “El policía que habló por teléfono con ella no le dijo la razón de la detención de Boris, o sea, al parecer no existe el acta de detención, y tampoco le dicen cuando lo van a liberar ni que van a hacer con él”.

Es procedimiento rutinario de la Seguridad del Estado mantener a los activistas y opositores detenidos, incomunicados y no ofrecer información a los familiares. “Nunca sabemos en su momento el motivo del arresto. La mayoría de las detenciones son para impedir alguna actividad, alguna reunión a la que él va, pero ayer él no se dirigía a ningún otro lugar que no fuera al parque”, explicó Fernández Estrada.

“Yo supongo que la razón es porque el jueves en la noche le habían entregado una citación para que se presentara el viernes a las 2:00 p.m. a la Oficina de Inmigración y Carné de Identidad del Vedado, supuestamente para una entrevista, como la mayor parte de las citaciones que le entregan, y él no asistió”, declaró.

Casanella, amigo de González Arenas, citó a un testigo del arresto, según el cual “uno de los secuestradores estaba vestido de civil y con un pulóver rojo”.

“Boris no asistió (a la entrevista) porque esa citación es ilegal por mil razones, entre ellas que debe entregarse con al menos 72 horas de antelación”, expuso Casanella.

[fbcomments]