Cuba no llegará a los 5 millones turistas en 2018, reconoce el régimen

Cuba no llegará a los 5 millones turistas en 2018, reconoce el régimen

La nueva previsión del Ministerio de Turismo asciende a 4,7 millones. En 2017 llegaron a la isla caribeña más de 4,6 millones de turistas

Turistas estadounidenses en La Habana (Foto: lahora.gt)

LA HABANA, Cuba.- El Gobierno cubano reconoció que no logrará los cinco millones de turistas que preveía para este año, cifra con la que la isla habría logrado un nuevo récord, y atribuyó la disminución de los visitantes a las medidas restrictivas impuestas por Estados Unidos tras la llegada de Donald Trump.

La nueva previsión, que rebaja la cifra a 4,7 millones de viajeros, fue anunciada esta semana por el ministro cubano de Turismo, Manuel Marrero, durante una reunión con el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, en la que el mandatario repasó los sectores clave de la economía del país y que recogen hoy los medios estatales.

Marrero destacó en ese encuentro los “esfuerzos” realizados en “medio de un periodo marcado por contingencias climáticas y las restricciones impuestas por el Gobierno de Estados Unidos a los viajes de sus conciudadanos”, reseña el diario Granma.

El ministro “ratificó la importancia del sector para el país”, que recibía “poco más de 350.000 turistas” en la década de 1990, cuando el régimen abrió sus instalaciones y hoteles al capital extranjero para tratar de reflotar su economía, golpeada por la intensa crisis que siguió a la desaparición de la Unión Soviética.

Cuba batió récords de llegada de viajeros foráneos en 2016 y 2017, cuando llegaron a la isla caribeña 4,5 y más de 4,6 millones de turistas, respectivamente.

Este auge turístico coincidió con el “deshielo” en las relaciones entre la dictadura caribeña y Estados Unidos, un acercamiento solidificado en julio de 2015 con el restablecimiento oficial de nexos diplomáticos, que ahora atraviesan un momento delicado desde que el presidente estadounidense Donald Trump llegó al poder en 2017.

Trump revirtió algunas de las medidas aprobadas por su antecesor, Barack Obama, para flexibilizar el embargo estadounidense, entre ellas el levantamiento de la prohibición a los viajes individuales en la categoría “pueblo a pueblo”, limitados nuevamente por la actual Administración.

Los incidentes de salud sufridos por diplomáticos de EE.UU. en la isla también asestaron un duro golpe a las aspiraciones del régimen de superar sus récords anteriores de visitantes.

El “bloqueo” -como denomina el régimen a esta política restrictiva- provocó una caída del 43 % en el arribo de viajeros estadounidenses en el primer trimestre de 2018, cuando llegaron 51.677 visitantes menos comparado con igual etapa del año anterior, según datos oficiales.

A pesar de eso, la isla rebasó en agosto pasado los tres millones de turistas, lo que hizo mantener el optimismo a las autoridades de un sector que supone, la segunda fuente de ingresos del Gobierno.

Para este 2018 quedarán listas más de 5.000 nuevas habitaciones turísticas, de 4.600 planificadas, un incremento en el influyeron los adelantos en la construcción del nuevo Hotel Internacional en el balneario de Varadero, indicó el ministro de Turismo.

Marrero mencionó además la reciente inauguración del Hotel Segundo Frente, en el corazón de la Sierra Maestra (este), una moderna instalación que marca el inicio de “una nueva etapa en el desarrollo del turismo de naturaleza” cubano.

En la reunión, celebrada a principios de semana, el presidente del Consejo de Estado, Díaz-Canel también pasó revista a la marcha de otros sectores clave como el agroalimentario y el energético, este último con varias inversiones entre las que resalta la construcción de dos parques eólicos que ahorrarían al régimen unas 87.000 toneladas de combustible.

(EFE)

[fbcomments]