Vecinos se oponen a fiesta del CDR debido a los daños del huracán Irma

Vecinos se oponen a fiesta del CDR debido a los daños del huracán Irma

‘Aquí hace bastante rato que no hay nada que celebrar’

(Archivo)

GUANTÁNAMO, Cuba.- En reunión del Comité de Defensa de la Revolución (CDR) No.7, sito en la calle 2 Norte entre5 y 6 Oeste, Reparto Pastorita, Guantánamo, celebrada en horas de la noche de ayer 25 de septiembre, los vecinos se opusieron a la actividad festiva que cada año se realiza el 28 de septiembre, fecha de la creación de la más grande organización de masas de la dictadura cubana.

Según refirió a CubaNet uno de los vecinos participantes en la reunión, quien nos solicitó que no reveláramos su identidad, el encuentro se hizo con la presencia de varios dirigentes del Partido Comunista de Cuba (PCC), la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana (ACRC) y de los CDR, pertenecientes al barrio y al municipio . Cuando se solicitó el parecer de los vecinos acerca de si se realizaba o no la fiesta, varios de ellos expresaron su desacuerdo y alegaron que consideraban muy inoportuna esta convocatoria festiva en  un momento en que muchos cubanos estaban afectados por el paso del huracán Irma y otros perdieron la vida durante el paso del evento meteorológico.

Según la fuente, uno de los dirigentes del partido intentó contrarrestar esta opinión expresando que se trata de una fecha significativa, que había que celebrarla, pero al someter el asunto a votación la mayoría de los vecinos se pronunciaron porque no se realizara la fiesta. No obstante, quienes dirigían la reunión los convocaron para una actividad política breve que se hará el 28 de septiembre a las 7:00 p.m.

Las fiestas por el aniversario de la organización de marras cada año son más deslucidas pues el Gobierno ya no asigna ningún recurso para hacer la caldosa ni para adquirir alguna botella de ron. Ahora son los vecinos quienes deben aportar diez y hasta veinte pesos por persona para sufragar los gastos de la fiesta, que casi siempre termina en borracheras y alguna que otra “bronca folclórica” entre marido y mujer o entre vecinos, aunque no han faltado hechos más lamentables.

Esta vez el factor económico ha incidido en la decisión de estos vecinos, pues el desabastecimiento a los mercados es evidente y los vendedores particulares —único sector que ha mantenido un suministro estable a la población— no bajan  los precios de sus productos, razón por la que diez pesos de la moneda corriente (alrededor de 40 centavos de dólar) llegan a tener gran importancia para las familias de más bajos ingresos.

No obstante la decisión de los vecinos, la convocatoria de uno de los dirigentes del Partido para que asistan a la actividad política hizo que nuestra fuente dijera bastante irritado: “A esta gente les importa un pito lo que piensen los demás y quieren imponernos la fiesta ‘a la cañona’, porque aquí ya hace bastante rato que no hay nada que celebrar”.

[fbcomments]