Esperando por las papas

Esperando por las papas

Pobladores de Santa Clara esperan poder conseguir el tubérculo este año

(Foto: Gladys Linares)
(Foto de archivo)

VILLA CLARA, Cuba.- Funcionarios de la agricultura en Villa Clara anunciaron a la población en días pasados que quintuplicaron la siembra de papa del pasado año y esperan cosechar más de 100 mil quintales. Se calcula que la población santaclareña reciba algo más del tubérculo que en años anteriores. Aquí se ha “perdido” la papa luego de que el estado dejara de comercializarla en los llamados “puestos de viandas”. En el resto de los municipios de la provinciase desconoce inclusive si será distribuido el producto.

“La siembra del pasado año que fue de 45 hectáreas”, expresó a la radio gubernamental CMHW Daniel Morales, sub delegado de la agricultura en la provincia. Este año, el funcionario asegura que se sembraron 203 hectáreas de tierra pero el cronograma presentó atrasos debido a las lluvias.

Daniel Morales, subdelegado de Agricultura en esta provincia, dijo en un programa de la emisora radial CMHW que las primeras plantaciones de papas presentan una afectación para la población entre un 70 y un 80%, debido a dificultades con el clima. Se esperan rendimientos superiores a las 22 toneladas por hectárea, aunque el pasado año promediaron más de 25 toneladas por hectárea.

Respecto a los insumos que deben garantizar la cosecha, señaló Morales que “el paquete tecnológico está completo, tanto pesticidas como biofertilizantes. Esperamos que este año en Santa Clara vean la papa un poco más que el pasado año”.

La cantidad del pasado año para la ciudad capital no sobrepasó los 10 mil quintales.

“Están reconociendo que con menos de 10 mil quintales, o sea unas 420 toneladas, resolvieron el problema de la canasta básica para unos 300 mil habitantes el pasado año”, dijo en tono de asombro el ingeniero agrónomo Israel Rodríguez. “Ahora están poniendo la teja antes que la gotera, porque se habla de una afectación entre 70 y 80% en las plantaciones destinadas a población”, agregó.

Acotó Rodríguez que llama la atención el hecho que solo se mencionen dos empresas agrarias enfrascadas en la cosecha (Valle del Yabú y Santo Domingo), al tiempo que no se hace mención a los terrenos de Cayo Bejuco en Cascajal, “excelentes tierras para el cultivo de la papa con magníficos rendimientos probados por años, al igual que la zona de Manicaragua”.

Mabel Peña, ama de casa residente en carretera a Sagua, comentó a este reportero que pese al desabastecimiento de papas en los mercados estatales, el pasado año la población adquirió más la vianda pues el mercado negro mantuvo su venta hasta entrado enero. “Aquí lo que hay es corrupción. ¿De dónde salió la papa que compramos? Pues de los frigoríficos donde la tienen guardada para ‘ellos’ y prefieren que se pudra antes de venderla al pueblo”, agregó la señora.

Maikel Martín se pregunta cuándo comerán papa de forma legal los habitantes de Villa Clara que no residen en la ciudad capital. “Yo recuerdo el año pasado, que intentaba comprar papas, y casi me matan cuando abrió la puerta el mercado”, añadió el campesino, contando uno de los días en que salió a buscarlas cuando oyó lo que se ha convertido casi que en una alarma de combate: “¡Llegaron las papas!”

El anciano Alejandro Espinosa está esperanzado en poder comprarlas este año. Después de escuchar el anuncio sobre la cosecha en la radio, comentó que trabajó el campo toda su vida y nunca imaginó ver la actual crisis de productos alimenticios. Él propone que la papa se distribuya controlada por la libreta de racionamiento para que los ancianos puedan adquirirla.

Espinosa se pregunta: “¿Por qué los productores independientes no pueden sembrar papa? ¿Qué cosa es eso de que el cultivo de la papa es una estrategia del nivel central del país?”

La cantidad del tubérculo a sembrar por territorio y hacia donde se dirigen las producciones se decide a nivel de gobierno.

Declaraciones dadas a la prensa gubernamental el pasado año por el Delegado de la Agricultura en Villa Clara, Héctor Torna, especifican el orden de prioridades: el mayor porcentaje de papas cosechadas se destina al turismo, luego por orden está, hospitales, círculos infantiles, hogares de ancianos y otras instituciones del estado, el resto se destina a población.

[fbcomments]