En Lawton y la Víbora las ratas están de fiesta

En Lawton y la Víbora las ratas están de fiesta

Ya no es que todos los contenedores estén rebosados, ni que haya micro-vertederos, sino que tramos de muchas calles en estos barrios, se han convertido en basureros

Los tanques de basura limpios en una de las barriadas de Diez de Octubre y en los alrededores abundante escombro (foto de Granma)
Los tanques de basura limpios y en los alrededores abundante escombro (foto de Granma)

LA HABANA, Cuba. -El pasado 12 de diciembre de 2014, en el periódico Granma, en un extenso trabajo titulado “El rastro de la basura”, la periodista Arlin Alberty Laforte se quejaba de la desmedida acumulación de basura en la capital debido a la impuntualidad en la recogida.

Refería la periodista que al estar rebosados los contenedores, los vecinos botaban la basura en la calle, generándose numerosos vertederos donde proliferaban moscas, cucarachas y roedores.

Las situaciones más críticas con la recogida de basura, según la periodista, ocurrían en los municipios más poblados de la capital, Diez de Octubre, Arroyo Naranjo, Habana Vieja, San Miguel del Padrón y en Alamar, el mayor núcleo urbano del municipio Habana del Este. En algunas zonas de estos municipios la basura no era recogida desde hacía más de dos meses.

Unos días antes de los festejos de fin de año, la Administración Provincial, adoptó un conjunto de medidas dirigidas a poner fin a esta lamentable situación. Los vecinos de los municipios afectados vieron aparecer de repente flotillas de camiones, recogedores frontales y brigadas de limpiadores de calles. En los últimos días de diciembre y los primeros de enero todo quedó limpio.

Era de esperar que esta situación no se repitiera y que en las calles no hubiese más basureros improvisados. Pero lamentablemente no ha sido así.

En un reciente recorrido por la Calzada de Diez de Octubre, en La Víbora, y algunas de las principales calles de Lawton (Dolores, Concepción, Armas, Milagros y San Francisco) este reportero pudo observar que la situación en cuanto a acumulación de basura es realmente alarmante.

Ya no es que todos los contenedores estén rebosados, ni que haya micro-vertederos, sino que tramos de muchas de estas calles, se han convertido en basureros, algunos con más de 15 y 20 metros de largo.

Los vecinos, al ver que nuevamente pasan semanas y meses sin que recojan la basura, se han acostumbrado a tirar en la calle no solo basuras y todo tipo de inmundicias, sino también escombros y todo lo que estorba en sus hogares.

Luego de que al comienzo del año se le diera una batida a la basura acumulada, en el municipio Diez de Octubre, el más poblado de los 15 que tiene la capital, hace dos meses que no recogen la basura.

Con hechos así, parece una burla que La Habana fuese seleccionada como “Ciudad Maravilla del Mundo”.

La responsabilidad por la recogida de basura corresponde a la Empresa Presupuestada de Comunales, a la cual el Estado le ha asignado recursos financieros y logísticos para que cumpla ese cometido en todos los municipios capitalinos.

A mediados de diciembre de 2014, los directivos de Comunales dieron a conocer que en toda La Habana había 13 000 contenedores y que del equipamiento disponible para la recogida diaria de desecho sólidos (carros recolectores, camiones de volteo, carretas) estaba disponible solo el 60%.

La Habana huele loma de basura en la calle
Foto de archivo

De los 62 camiones recolectores, que son el componente principal para garantizar la recogida diaria de basura, 42 pertenecen a la Unidad Provincial de Higiene. De ellos, 15 estaban paralizados de manera permanente por roturas y los 33 restantes presentaban inestabilidad en su salida por diversas causas, entre ellas, la falta de luces, lo que les imposibilitaba realizar la recogida de basura en el horario nocturno, como exigen las normas higiénicas.

A pesar de la extrema centralización que tiene el gobierno con los recursos que asigna, la Empresa Presupuestada de Comunales no cumple su cometido.

La responsabilidad de que la basura se recoja diariamente y que avenidas y calles permanezcan limpias y atendidas corresponde a la administración municipal. Para cumplir dicho cometido se supone que dispongan de los recursos financieros y materiales necesarios.

La titular de Finanzas y Precios Lina Pedraza, en su intervención ante la Asamblea Nacional del Poder Popular, el 20 de diciembre de 2014, explicó que lo recaudado por concepto de impuestos a las personas con licencia para ejercer la actividad privada y a las cooperativas agropecuarias y no agropecuarias, ascendió a 83 360 000 dólares, lo que significó un crecimiento de un 29% con relación a la etapa precedente. La ministra aseguró que dicho dinero fue destinado íntegramente a los 166 municipios que hay en el país, para que enfrenten los gastos de la salud, la educación, la cultura y los servicios comunales.

[email protected]

Osmar Laffita Rojas

Osmar Laffita, Holguín, 1945. Marino mercante, profesión en la que se mantuvo durante 20 años. En 1991 pasa a trabajar en el turismo, hasta 1994. En 1993 ingresa a la Corriente Socialista Democráticas, y en 2007 se vincula al Partido Solidaridad Democrática. Desde ese año colabora con las páginas CubaNet y Primavera de Cuba

e-mail: [email protected]

[fbcomments]