Detenido y segregado: nueva agresión al periodismo independiente

Detenido y segregado: nueva agresión al periodismo independiente

“Estoy para sacarte de circulación, te voy a mandar para los tribunales”

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=PgwqLtU6EyM[/youtube]
LA HABANA, Cuba.-  Tal y como suelo hacer diariamente, salí de mi casa temprano en la mañana. Para mí era un domingo como otro cualquiera, ni siquiera recordaba que era 13 de agosto. De hacerlo, quizás no hubiera salido a trabajar. Habría evitado que sucediera lo que finalmente ocurrió: terminé encerrado en los calabozos de la estación de policía de Playa, La Habana.

Motivado por la escasez de productos cárnicos en las Tiendas Recaudadoras de Divisas, me dispuse a realizar una investigación para intentar llegar al fondo del asunto. Decidí comenzar por el Centro Comercial en divisas de 5ta y 42, que, después del mercado 3ra y 70, es uno de los más famosos de la capital y casi siempre está bien provisto.

Luego de caminar por el lugar, reconocí a una empleada en  el área donde se venden los productos cárnicos. Ella accedió a darme algunos detalles para mi indagación.

Concluida la entrevista, me dirigí hacia la puerta de salida, donde ya me esperaba el oficial de la policía política, Noel Pupo Batista. Como en otras ocasiones, se encontraba sentado en su moto, con mirada desafiante e intimidatoria.

Sin pronunciar palabra alguna, se acercó y me colocó las esposas lo más apretadas que pudo.

En la puerta trasera del Centro Comercial me aguardaba un camión repleto de policías y detenidos. Allí me montaron, luego de un minucioso registro.

En la Unidad Territorial de Investigaciones, más conocida como “La Quinta”, fui advertido por escrito de que, por razones de “seguridad nacional”, me quedaba estrictamente prohibida la entrada al municipio Playa. De hacerlo, podría ser procesado por desobediencia.

“Estoy para sacarte de circulación, te voy a mandar para los tribunales”, me dijo el oficial Pupo, mientras me trasladaba hacia los calabozos. Allí me mantuvo hasta cerca de las 12 de la noche, hora en que fui liberado.

Una agresión más al periodismo independiente cubano. Así trata el régimen a quienes solo intentamos reportar, sin cortapisas, sobre lo que ocurre en la Isla.

[fbcomments]