Denuncian acoso de la Seguridad del Estado contra prensa independiente

Denuncian acoso de la Seguridad del Estado contra prensa independiente

Tienen la intención de amedrentar la labor periodística y crear discordias dentro de la organización, la APLP

José Antonio Fornaris, de la Asociación Pro Libertad de Prensa_foto cortesía de Calixto Ramón
José Antonio Fornaris, de la Asociación Pro Libertad de Prensa_foto cortesía de Calixto Ramón

LA HABANA, Cuba.- La Seguridad del Estado (policía política) de Cuba citó a una estación de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) a los directivos de la Asociación Pro Libertad de Prensa (APLP). La APLP, una organización formada por periodistas independientes, ha sido blanco directo en los últimos días de una fuerte campaña de difamación, presuntamente orquestada por la Seguridad del Estado.

José Antonio Fornaris, presidente de la organización que -según dice él mismo-acoge a la mayor parte de los periodistas independientes en Cuba, habló con Cubanet luego de asistir a la Unidad de la PNR Capri, en el municipio Arroyo Naranjo de La Habana, a donde había sido citado para las 9:00am, del pasado jueves día 3.

Según Fornaris, la intención de la Seguridad del Estado era tratar de amedrentarlos en su labor periodística y crear discordias dentro de la organización. La misma opinión tuvieron los también miembros de la APLP Odelín Alfonso y Juan Carlos Linares. El primero fue citado dos horas después que Fornaris para la misma Unidad del Capri, mientras el segundo tuvo que comparecer en la Unidad de Aguilera, en el municipio Diez de Octubre, pasado el medio día.

“Querían lo mismo que han venido haciendo a través de los años con todas las organizaciones de la sociedad civil; que no es más que tratar de crear una especie de miedo psicológico usando amenazas muy sutiles, hacernos perder tiempo y tratar de sembrar cizaña por medio del chisme, la intriga y la difamación para dividirnos”, dijo Fornaris, y agregó: “A mí me hicieron preguntas que no eran más que una sarta de estupideces”.

Entre las preguntas destacó una basada en el aumento salarial a los trabajadores de la Salud, quienes pasarán a recibir un salario que puede llegar a un equivalente de hasta 60 dólares estadounidenses mensuales, muy superior al salario promedio nacional, que es de unos 18 dólares.

Fornaris destacó este aumento como algo “muy bueno”. Pero aclaró que, “aun así continúa siendo una miseria para personas que casi hacen milagros si tenemos en cuenta que laboran con equipamientos obsoletos y en pésimas condiciones”. También instó: “Esta medida debiera llevarse a todos los trabajadores del sector estatal”.

Alfonso y Linares coincidieron con Fornaris en cuanto a las intenciones que alberga la Seguridad del Estado con los interrogatorios, y aprovecharon para denunciar que muchos de los periodistas que colaboran con ellos han tenido que comparecer en más de cinco ocasiones en lo que va de año. Así mismo, alertaron que la APLP viene siendo blanco de una campaña difamatoria en su contra.

Con anterioridad, el director de la APLP había referido que, desde hace unos 15 días aproximadamente, vienen apareciendo artículos impresos que deslizan en horas de la madrugada por debajo de la puerta de sus casas y de la de los vecinos, donde se habla de malos manejos en los fondos económicos de su organización.

“Estos artículos hacen alusión a que nos estamos robando el dinero que viene para pagarle a quienes trabajan con nosotros, y los firman a nombre de Ilei de Jesús Urrutia, un colega nuestro, que de hecho, es un gran periodista, muy trabajador, serio y muy buena persona”, explicó Fornaris.

Este reportero contactó vía telefónica con Urrutia, quien dijo que a él también le han dejado caer varios de estos impresos.

“Yo solo leí el primero de estos papeles y me di cuenta de que eran hechos por la Seguridad del Estado. Nosotros no podemos detenernos en hacerle caso a estas cosas, porque sabemos que ellos están utilizando este tipo de trabajo sucio. Nuestra tarea es continuar con nuestro trabajo y mantenernos unidos. De un gobierno bajo y déspota no se puede esperar nada que sea fructífero”, puntualizó Urrutia.

[fbcomments]