Tuenvio.cu: tiempo y dinero para una ardua lotería

Tuenvio.cu: tiempo y dinero para una ardua lotería

La conveniencia de comprar desde la seguridad del hogar se ve eclipsada por el tiempo invertido, los combos racionados y las entregas demoradas

TuEnvio.cu Cuba
Foto archivo

LA HABANA, Cuba.- Al comenzar la crisis de la COVID-19 en Cuba en los primeros meses del presente año, la modalidad de compras en línea se hallaba en una etapa aún incipiente. Desde entonces, la plataforma de comercio electrónico nacional TuEnvio.cu de la corporación CIMEX ha sufrido cambios. Aunque no todos para mal, quizás el que más incomoda a la población es el de la implementación de combos. Ya los clientes no pueden comprar individualmente los artículos que necesitan, sino paquetes de productos “convoyados”, un concepto que no es nuevo dentro del castrismo, aunque nunca antes se había impuesto en las tiendas en divisas.

Las compras en línea son, o deberían ser, la mejor solución para la mayoría, ahora que la situación epidemiológica impone la necesidad del aislamiento social y distanciamiento físico. Sin embargo, no es así por varias causas. En primer lugar, los precios en divisas nunca han estado al alcance de toda la población. No obstante, también ocurre que la oferta se mantiene por debajo de la demanda. Según Gilberto Luis Díaz, gerente general de DATACIMEX, “actualmente hay más de 522 000 usuarios en TuEnvio.cu en el país (…), y solo se concretan alrededor de 20 000 compras diarias” (periódico Granma, 1ro de octubre de 2020). Y ello a pesar de que, como el resto de las tiendas en divisas, en el marco de la grave crisis que comenzó a notarse desde 2018 TuEnvio.cu tampoco escapa al racionamiento: cada cliente puede adquirir solamente un combo diario.

A esto se le suma que para conseguir un paquete hay que disponer de tiempo y datos, pues es necesario hacer varios intentos durante buena parte del día, y no siempre se logra. Los combos más baratos se agotan antes, aunque hasta los más caros se terminan rápidamente. Por otra parte, los tiempos de entrega no han mejorado perceptiblemente, continúan de 72 horas a 10 días, incluso más. Además, concretar las transacciones a veces se complica debido a problemas técnicos relacionados con la aplicación Transfermóvil, ETECSA y el banco metropolitano, por lo que hay que acudir a En Zona, otra aplicación que no todos tienen.

Con todo, TuEnvio.cu tiene gran número de partidarios que lo consideran un alivio apreciable en cuanto a abastecimiento doméstico, incluso aunque no reciben dinero del extranjero. “A mí me gusta Tu Envío”, opina Elisa, “aunque las cosas se demoren en llegar, al menos me las traen a la puerta de la casa, y sin tener que hacer cola ni exponerme en la calle. Pero mi tarjeta no se llena sola. De vez en cuando (cuando puedo) tengo que ir al banco a depositar. Ahí ya la cuestión se me complica un poco, porque en el banco más cercano, el de Dolores y 18, siempre hay colas inmensas por falta de personal, y para llegar al de Diez de Octubre y Dolores tengo que caminar 17 cuadras, porque con el virus en el ambiente, no cojo guaguas”.

“A mí lo que me preocupa un poco”, añade por su parte Emilia, “es que, aunque hasta ahora no me ha llegado nada vencido, hay mercancías que se ve que llevan tiempo almacenadas. El otro día me ‘saqué’ un paquete (como si fuera la lotería) y me hice ilusiones con unos coditos, pero me llegaron bastante desbaratados, como si los hubieran zarandeado, o como si les hubieran tirado muchas cosas encima, no sé”.

Otros, en cambio, lo desestiman completamente. Jesús, por ejemplo, considera: “A mí déjame con la bolsa negra, aunque las cosas me cuesten un poco más. De todos modos, con TuEnvio.cu pagas de más también: te cuestan los megas, y además te obligan a comprar cosas que no necesitas”. No obstante, para este inconveniente algunos tienen solución. Así recuerda Teresita: “Una vez necesitaba detergente, y tuve que encargar un combo que traía puré de tomate, al que yo soy alérgica. Lo que hago en esos casos es que vendo lo que me sobra. Es un poco molesto, pero bueno, qué remedio”.

En resumen, es una pena que la conveniencia de comprar desde la seguridad del hogar todavía se vea eclipsada por el tiempo invertido en conseguir un combo, el hecho de que los paquetes están convoyados y racionados, y las entregas demoradas.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Gladys Linares

Gladys Linares. Cienfuegos, 1942. Maestra normalista. Trabajó como profesora de Geografía en distintas escuelas y como directora de algunas durante 32 años. Ingresó en el Movimiento de Derechos Humanos a fines del año 1990 a través de la organización Frente Femenino Humanitario. Participó activamente en Concilio Cubano y en el Proyecto Varela. Sus crónicas reflejan la vida cotidiana de la población.

[fbcomments]