Susana Pérez a los cubanos de la Isla: “La solución está en sus manos”

Susana Pérez a los cubanos de la Isla: “La solución está en sus manos”

La actriz aseguró además que los cubanos que viven en Estados Unidos y apoyan el castrismo “están en el lugar equivocado”

Susana Pérez
Susana Pérez y su hijo Roberto San Martín. Foto tomada de las redes

MIAMI, Estados Unidos.- Luego de que la actriz cubana Susana Pérez pusiera su voz en un anuncio político de la campaña de reelección del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se convirtió en blanco de críticas e incluso fue tildada de “excubana” por periodistas oficialistas.

Susana Pérez, con una carrera en la actuación de 35 años, dejó impronta en la televisión, el teatro, la radio, en programas infantiles y juveniles, y como conductora y locutora. Recibió premios y reconocimientos otorgados por la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), el Ministerio de Cultura, entre otras instituciones.

Así mismo, trabajó como profesora adjunta en el Instituto Superior de Arte (ISA) entre 1992 y 1994, así como de teatro y actuación en la Universidad de Santo Tomás en La Paz, Bolivia.

Para acercarnos al ser humano detrás de esa imagen de gran estrella de la televisión y el cine cubano, conversamos con la actriz sobre su niñez, el cuadro familiar donde creció, la educación que recibió, las costumbres que la rodean y la actualidad.

Susana Pérez contó a CubaNet que fue una niña feliz, y aunque creció en un ambiente sin lujos tampoco padeció escaseces. Su padre, Mariano Pérez Sierra, fue linotipista del periódico Prensa Libre y Gardencia López Molleda, su madre, trabajaba en una fábrica de bolas de navidad.

Aunque de pequeña jugaba a ser actriz mientras se disfrazaba con la ropa de su madre, su sueño era convertirse en médico. Sin embargo, el 1 de noviembre de 1972, con apenas 20 años, se le presentó la oportunidad de estudiar en la escuela de actuación, y comenzó su vida como actriz.

Susana Pérez confiesa que Miami es su ciudad, la actuación su vida y su casa el lugar preferido, donde siempre, tomando café, en la mañana o en la tarde, piensa en el desafío que supone el exilio y en la belleza de La Habana a pesar de su destrucción.

La reconocida actriz salió definitivamente de Cuba en noviembre de 2007 y se radicó en Miami, Estados Unidos, dando así “el portazo final de Nora, y sin mirar atrás”, citando el personaje protagónico de Casa de Muñecas.

—Después de más de tres décadas en el cine, el teatro y la televisión en Cuba, ¿cuál fue el papel que más disfrutó y con el que se sintió más identificada?

—Los actores somos seres extraños, y con eso no quiero decir extraordinarios, sino diferentes en el sentido de que cada personaje que enfrentamos pensamos que es el mejor. Con esto te digo que siempre el último es el que más amamos y nos gusta.

—¿Con qué actor disfrutó más trabajar?

—En cuanto a los actores con los que he trabajado sería injusta resaltando a unos por encima de otros, porque siempre he tenido una buena relación trabajo/amistad con todos.

—¿Qué obra de teatro, película, novela o serie en la que trabajó le pareció mejor lograda?

—María Callas de Clase Magistral y Verónica del Balcón de los Helechos.

—Desde sus experiencias personales, ¿cómo describe la vida de los artistas en Cuba?

—Yo no quiero generalizar pues en Cuba hay artistas que viven muy bien, pero en mi experiencia casi todos experimentan las mismas escaseces y vicisitudes que el resto del pueblo. Que a los artistas les sea más fácil resolver una gestión, una diligencia pues sí, es verdad, pero parte de la simpatía que despierte en el público. Nada más. Ni cuota extra, ni beneficios adicionales.

—Se puede decir que muchos de los cubanos que nacieron y crecieron bajo el régimen comunista que impera en la Isla desde 1959 creyeron en él en una primera etapa, sin embargo, luego despertaron. En su caso, ¿cuándo comenzó a cuestionarse lo que andaba mal en Cuba, lo que decían en los medios oficialistas?

—Bueno, tú lo has dicho y así mismo fue en mi caso, marcar un hecho específico que me hiciera comenzar a desilusionarme es muy difícil, pero te puedo decir que más o menos a partir del año 1978 todo comenzó a desmoronarse, y sin poder hacer nada para evitarlo mi relación con el régimen comenzó a ser como la de la mujer que le es infiel al esposo, y trata por todos los medios de que este no descubra el engaño.

—¿Alguien influyó en que Susana Pérez viera las cosas diferentes?

—Nadie influyó en mí, la realidad es tan concreta y tan fuerte que no necesitas a nadie, solo vivir esa dura experiencia, tener un cerebro para analizar y sacar tus propias conclusiones.

—Durante 10 años ha sido la imagen de la clínica de cirugía y belleza estética más prestigiosa de Miami. ¿Cómo llega a My Cosmetic Surgery?

—Llegué a My Cosmetic Surgery en noviembre —decididamente es un mes importante para mí—. Yo estaba en ese momento sin trabajar, entonces conocí al dueño de la clínica, Armando Labrador, y le pedí trabajo. Es un lugar por el que tengo un gran sentido de pertenencia, y en el que he descubierto talentos que no sabía que tenía, además estoy en un ambiente de médicos, que era mi vocación.

—¿Qué representan sus hijos, nietos y cómo es un día en la vida de Susana Pérez?

—Mis hijos y nietos, mi familia completa es lo más importante. Mi vida siempre es muy aburrida —se ríe—. Me levanto muy temprano, todo el día en la clínica, regreso y cocino, veo la televisión, me entero de cómo va el mundo, disfruto con mi novio, mis amigos y nada más. Eso es en general.

El respaldo de la actriz al presidente de Estados Unidos ha provocado algunas reacciones negativas, sobre todo por parte del oficialismo cubano, pero también muy positivas, entre las que destacan la actriz cubana Judith González y el actor Erdwin Fernández.

“Y siguen insultando a Susana Pérez, por favor, yo solo veo en ella a una gran profesional, una mujer feliz sobre todas las cosas, realizada, triunfadora, dueña de su vida y de su destino. ¡Felicidades, Susana, por todos tus éxitos y por ser cubana, porque aquí naciste y te criaste y serás nuestro orgullo, por tu belleza, por tu hermosa voz; ¡esta será tu tierra por siempre, estés donde estés”, dijo Fernández en sus redes sociales.

—¿Por qué decidió colaborar con su voz a la campaña de reelección de Donald Trump? ¿Cómo se siente al recibir el apoyo de ese público que nunca la olvida, de sus antiguos compañeros de trabajo y qué respondería a los que intentaron satanizarla?

—Las personas que llevan la campaña del presidente Trump me contactaron y me preguntaron si quería participar en el anuncio y acepté. A los que intentaron satanizarme pues decirles que están utilizando los mismos argumentos que el gobierno de Cuba, que los demócratas y los “revolucionarios”. En fin, coinciden perfectamente, así que saquen todos sus propias conclusiones. A los que me han apoyado aquí y allá mi agradecimiento. Todos tienen derecho a expresar sus opiniones, pero a lo que no tienen derecho es a ofender y a mentir.

En los dos últimos años Susana Pérez ha destacado por apoyar iniciativas de la sociedad civil independiente cubana como el desafío La Bandera es de Todos, impulsado por el Movimiento San Isidro, la campaña contra el Decreto-Ley 370, que regula el uso de Internet en la Isla, y también ha exigido la libertad de los presos políticos cubanos.

Al finalizar la entrevista la actriz aseguró que los cubanos que viven en Estados Unidos y apoyan el castrismo “están en el lugar equivocado”; enfatizó que le gustaría que Cuba fuera libre y democrática, y al pueblo cubano que se encuentra sumido en la miseria y la desesperanza le envió un mensaje: “La solución está en sus manos”.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Acerca del Autor

Katherine Mojena Hernández

Katherine Mojena Hernández

Miembro de la dirección nacional de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) Promotora de la iniciativa Cuba Decide. Equipo a cargo de la dirección y edición del sitio web Cuba te Cuenta

[fbcomments]