Sociedad civil a Reyes de España: Justificar visita a Cuba con el 500 aniversario de La Habana es una vergüenza

Sociedad civil a Reyes de España: Justificar visita a Cuba con el 500 aniversario de La Habana es una vergüenza

Según los activistas, los Reyes debían pronunciarse por los miles de cubanos con ciudadanía española que residen en la isla y a quienes el régimen viola sus derechos

(Foto: Collage: CubaNet)

SANTIAGO DE CUBA, Cuba. – Los reyes de España Felipe VI y Letizia realizarán un viaje a Cuba del 12 al 14 de noviembre. Según han anunciado, su visita tiene que ver con el 500 aniversario de la fundación de la ciudad de La Habana. Pero visitar una nación que se encuentra bajo un régimen comunista de partido único no es una cuestión sencilla debido a implicaciones especiales. CubaNet recogió opiniones de miembros de la sociedad civil cubana, residentes en la isla y en el exilio, que han cuestionado la decisión del ejecutivo español en funciones.

Muchas de las voces críticas del régimen aseguran que hay motivos que se ocultan detrás del 500 aniversario de La Habana. Félix Navarro del Partido Pedro Luis Boitel dijo: “El motivo es aupar a la dictadura y congraciarse con los políticos de turno de España.”

Por su parte, Martha Beatriz Roque Cabello, quien preside el Centro Cubano de Derechos Humanos comentó: “Soy ciudadana española y pienso que los reyes vienen por presión de Pedro Sánchez, que a su vez está presionado por los 3500 empresarios españoles vinculados con Cuba, a los que la dictadura les debe dinero. Es comercial, tiene más intereses económicos que políticos, pero siempre dará credibilidad a la dictadura porque no está señalada por los europeos como Venezuela y Nicaragua.”

Luis Enrique Ferrer García, representante internacional de la Unión Patriótica de Cuba expresó: “Una de las lecturas que tiene esta visita es que en Cuba los comunistas que se proclaman soberanistas, seguidores de Maceo y Martí, están llevando a los Reyes a celebrar en Santiago de Cuba la batalla del almirante Cervera contra los buques de guerra estadounidenses, donde este fue derrotado, y va el Rey a rendirles honores al Almirante, cuando debían ser los cubanos patriotas los que le rindieran honores a los mambises y a las tropas americanas que fueron a liberar a la nación cubana. La dictadura cubana prácticamente se está dejando colonizar por los euros españoles en el siglo XXI para sobrevivir, se venden al mejor postor, que no le ponga condiciones ni reglas.”

El periodista y activista Boris González Arenas explicó: “Se han justificado que no es una visita de estado, pero es interpretada como un espaldarazo al régimen cubano. En Cuba se ha frenado todo aumento de las supuestas reformas económicas que deberían diversificar el emprendimiento, y se ha vuelto a las viejas prácticas por medio de las cuales la estrategia estatal de obtener dinero era únicamente sacándoselo a los cubanos, sin que estos pudieran ni reproducir ni invertir el dinero. El ejemplo más claro son las tiendas que se han inventado para vender por cuentas en dólares. En un cuadro tan agravado de supresión de las libertades en todos los niveles, el Rey no podía venir.”

La oposición y el exilio cubano no son optimistas con esta visita y dejan ver que de producirse el encuentro, los monarcas podrían formar parte de la misma lista de los que legitiman la represión que hoy día se ciñe sobre el pueblo.

Rosa María Payá coordinadora de la iniciativa ciudadana Cuba Decide alertó: “los reyes de España estarían visitando la dictadura responsable por la violencia y la represión política en Cuba y en Venezuela, cuyos líderes son responsables por la inestabilidad del continente. Dicha visita está orientada por el actual Gobierno español, cómplice del castrismo.”

La líder de las Damas de Blanco, Berta Soler Fernández, señaló: “No tienen nada que hacer aquí en Cuba, desde mi punto de vista, en nada va a beneficiar la defensa de los derechos humanos puesto que ellos vienen a congraciarse con el régimen cubano, no viene a ver al pueblo de Cuba y mucho menos a interesarse por los presos políticos. Saben de los más de 100 presos políticos que hay en las mazmorras castristas por pensar diferente al régimen y por promover y defender la Declaración Universal de los Derechos Humanos.”

El biólogo y activista Ariel Ruiz Urquiola apuntó: “Es una visita inapropiada que legitima al desgobierno cubano y su imperio del terror simplemente porque ha sido planeada por el presidente socialista en funciones que ve en La Habana comunista (fascista) la vía de injerencia económica en Latinoamérica, esclavizando a sus pueblos y creando una autopista para el moderno colono español.”

“Es triste y bochornoso que la democracia española a cambio de ciertos privilegios que les otorgan a sus empresarios y al gobierno español, sea cómplice de los atropellos de la tiranía culpable de todos los desastres que están ocurriendo en el continente, incluyendo los asesinatos y todos los desmanes cometidos en Venezuela por el dictador Nicolás Maduro. La raíz del problema viene de Cuba y esos españoles critican un poco la dictadura de Maduro mientras se abrazan con la de los Castro”, lamentó Luis Enrique Ferrer.

Los miembros de la disidencia también instaron a los reyes a pronunciarse por el caso de José Daniel Ferrer García, coordinador general de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU); por los presos políticos y el pueblo en general y reiteran que ahora mismo la oposición y disidencia están siendo sometidos a una tensión exagerada por todas las vías, el ejemplo principal es el de José Daniel Ferrer, líder de la UNPACU, que está hace más de un mes desaparecido. El asedio a las Damas de Blanco y a activistas como José Díaz Silva. El periodista Roberto de Jesús Quiñones está en la cárcel injustamente.”

En ese sentido Boris González especificó que “el mejor papel que pudieran desarrollar es intercambiar con la oposición cubana que lleva años luchando por la democracia, que ellos saben lo que cuesta porque tuvieron una dictadura como la franquista. Justificar con el 500 aniversario su visita es una vergüenza que el estado español está poniendo en práctica.”

El artista Luis Manuel Otero Alcántara señaló: “Yo pienso que lo que está mal es que no le exijan al Gobierno por la represión y lo peor es que no se reúnan con la sociedad civil real. Me da lo mismo quien venga pero que en sus poderes le reclamen al régimen, que sean honestos, que hablen de la realidad cubana y que no le den la espalda al pueblo cubano.”

“No hace falta ni pedirle que se reúnan  con nosotros. Les instamos a que visiten las cárceles y les exijan al régimen que libere a todos los hombres y mujeres que están presos por motivos políticos” insistió la líder de las Damas de Blanco.

“Espero que sus majestades exijan, al menos, la liberación de los presos políticos y, especialmente, una prueba de vida de José Daniel Ferrer y sus tres colaboradores antes de pisar una Habana secuestrada por criminales”, declaró Rosa María Payá.

Los activistas opinaron que los reyes debían pronunciarse por los miles de cubanos con ciudadanía española que residen en la isla y que el régimen les viola sus derechos. Y aclararon que no es justificación válida decir que a puertas cerradas se hablará de derechos humanos con el Gobierno cubano, porque los hechos demuestran que no da resultado, ya que así lo hizo Pedro Sánchez en su visita y desde entonces la represión se ha incrementado.

Recibe la información de Cubanet en tu teléfono a través de Telegram o WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 498 0236 y suscríbete a nuestro Boletín dando click aquí.

[fbcomments]