Mayabeque también se queda sin pan

Mayabeque también se queda sin pan

La escasez de pan que afecta a varias provincias cubanas se hace cada vez más visible en panaderías y otros establecimientos del territorio

La escasez de pan preocupa entre los pobladores de Mayabeque (Foto del autor)

LA HABANA, Cuba. – La escasez de pan que afecta a varias provincias cubanas se hace cada vez más visible en Mayabeque. Largas colas y demoras en los tiempos de fabricación son síntomas inequívocos de la crisis, una situación lamentable si se tiene en cuenta que se trata de un producto de primera necesidad, muy parecido a lo que representa el arroz dentro de la cocina cubana.

Los pregones de los mensajeros de pan han cesado y los vendedores ambulantes han subido el precio a los productos que necesitan harina, como son los casos de los pasteles, las señoritas, tartaletas, entre otros. El problema ha sido tema de conversación en las calles.

“Lo que se está viviendo con el pan me recuerda el periodo especial. Por culpa de la falta de harina, dicen, lo que nos queda es el pan racionado de la bodega, que toca a uno por persona. Si te lo comes en el desayuno, ya no tienes para el almuerzo o merienda de los niños en la escuela” dijo en una a Cubanet Maira González, madre de un menor que estudia en una escuela primaria.

La desinformación y el silencio por parte de la prensa oficialista provocan todo tipo de rumores en la calle, algunos dicen que “se robaron la harina de trigo y por eso existe faltante”, otros aseguran que “se rompieron los molinos que producen harina o que no hay presupuesto para comprarla.”

Pan racionado de un núcleo de tres personas (Foto del autor)

“Estamos esperando que llegue la harina desde el día 7 de este mes y ya agotamos toda la que teníamos. Ya dejamos de trabajar y nadie sabe hasta cuándo” comentó un panadero al ser cuestionado sobre la situación.

Según dijeron funcionarios del Ministerio de la Industria Alimentaria (MINAL) en una emisión de la Mesa Redonda, la escasez se debe a un pronunciado déficit de harina de trigo, la falta de mantenimiento y la sobreexplotación de los molinos, “problemas organizativos de planificación y mantenimiento” y otras causas que tienen que ver con ilegalidades y robo.

Armando Posada Lóriga, presidente del grupo empresarial de la Industria Alimentaria mencionó que “se deben 42 mil toneladas del plan productivo de harina de este año y la estimación indica que se cerrará el 2018 con un déficit de 74 mil toneladas.

Por otro lado, algunos cuentapropistas se han beneficiado de la situación para vender productos como las galletas caseras, cuyas ventas se han disparado en los últimos tiempos.

Establecimiento en moneda nacional (Foto del autor)

Una de las soluciones a la crisis que adoptaron algunas panaderías de la provincia fue limitar a dos libras la venta de pan por persona; “para que todos alcancen”, decían las dependientes en respuesta a las quejas de los compradores.

[fbcomments]