A falta de liderazgo los cubanos toman la iniciativa: “No queremos visitas”

A falta de liderazgo los cubanos toman la iniciativa: “No queremos visitas”

“No admitimos visitas, no queremos que venga nadie a vernos y por eso pusimos el cartel, es una cuestión de seguridad”, piden residentes de Mayabeque

LA HABANA, Cuba.-  “Tratamos por todos los medios de protegernos y de cuidar a nuestras familias. Hasta ahora los dirigentes han tildado al pueblo de irresponsable e indisciplinado, pero nosotros solo salimos por hambre. Hemos tomado nuestras propias medidas de seguridad y no aceptamos visitas en nuestra casa”, comentó a CubaNet Ricardo Casaña, un profesor universitario residente en Mayabeque.

Otros vecinos de la occidental provincia también dan fe de una nueva iniciativa nacida en los barrios, improvisada por los cubanos ante el avance de la COVID-19: carteles en las puertas de las casas, que señalan que no se admiten visitas.

“Luchamos contra el coronavirus como podemos, de forma improvisada, sin recursos ni medios. Algo parecido a como se luchó contra la radiación nuclear en el desastre de Chernóbil en los años 80, y con muchas similitudes en cuanto a la falsedad de las estadísticas. Los nasobucos de tela y las personas con capas y trajes hechos en casa me hacen recordar los trajes de plomo que confeccionaban los liquidadores en Chernóbil que de poco servían contra la radiación”, añadió Ricardo.

Recientemente, algunos medios oficiales cubanos se han referido a las “indisciplinas sociales” como una forma más de propagación del coronavirus SARS-CoV-2, aunque muchos cubanos plantean que las supuestas “indisciplinas” no están provocadas por la irresponsabilidad, sino por la necesidad.

“Nos quieren culpar de la propagación, dicen que hay muchos irresponsables en Cuba, pero la verdad es que muchas personas solo salimos por necesidad. No hay comida, no hay aseo… Eso nos obliga a hacer colas para conseguir las cosas y poder estar en casa”, explicó a este diario Olga Lidia González, una ama de casa de Mayabeque que también colocó un cartel en la puerta de su casa para desalentar las visitas.

“Sé que hay irresponsables, que no hacen lo correcto, pero aseguro que la mayoría de las personas no lo somos. Nadie quiere morir y mucho menos nadie quiere contagiar a su familia”, añadió.

“No admitimos visitas, no queremos que venga nadie a vernos y por eso pusimos el cartel, es una cuestión de seguridad. En mi casa yo soy diabética y mi esposo es cardiópata; no podemos correr el riesgo de infectarnos porque nos podría costar la vida”, también dijo.

“Agua con cloro o con alcohol de bodega para lavarnos las manos, guantes y nasobucos caseros, protectores para los ojos y carteles de prohibición de entrada a las viviendas particulares son algunas de las armas que hemos improvisado para esta guerra, porque no tenemos nada más”, comentó Darío Rivera, otro vecino residente en Mayabeque.

Hasta las 23:59 horas de este martes, las autoridades sanitarias de la Isla habían reportado 814 casos positivos de la COVID-19, mientras que 24 pacientes (dos turistas extranjeros y 22 ciudadanos cubanos) habían fallecido.

Si tienes familiares en Cuba comparte con ellos el siguiente link (descargar Psiphon), el VPN a través del cual tendrán acceso a toda la información de CubaNet. También puedes suscribirte a nuestro Boletín dando click aquí.

Acerca del Autor

Orlando González

Orlando González

Periodista independiente. Reside en La Habana.

[fbcomments]