La doble moral de Anglada

La doble moral de Anglada

¿Hablas de principios? ¿Reales o ficticios? Entendemos que ganas un sueldo por ser “Gloria Deportiva’’ y que ese dinerito lo estás cuidando

Anglada béisbol cuba pelota cubana cubano pelotero
Rey Vicente Anglada (foto: Asere.com)

ESTADOS UNIDOS. – El mismo día que cumplió 67 años de edad, Rey Vicente Anglada realizó polémicas declaraciones donde sale en defensa del mismo sistema beisbolero que en 1982 le arrebató su carrera en su etapa de esplendor.

Como pelotero lo admiramos. Excelente segunda base, buen bateador de promedio, rápido en las bases, inteligente y explosivo en el terreno de juego. Daba gusto verlo jugar. A mi juicio, lo reunía todo para ser un intermedista estelar en Grandes Ligas.

Pero si como jugador fue brillante, al parecer su nivel de intelecto es bajo, tiene escasos conocimientos de la historia y no actúa con legítima sinceridad, no esa sinceridad cubierta de alardes y guapería barata de acuerdo al momento y el lugar donde se abre la boca.

El mánager de los Industriales de la capital cubana declaró lo siguiente sobre la no autorización de su país en la Serie del Caribe: “Cuba lleva 61 años recibiendo obstáculos, pero los brincamos, los pasamos y el deporte sigue vivo que es lo que necesita nuestro pueblo. No vamos a ceder ni un ápice por principios. Los principios no se negocian. Tenemos que enfocarnos en la Serie Nacional para darle un buen espectáculo al pueblo”.

Lo primero que desconoce Anglada es que la razón principal de los obstáculos que ha recibido Cuba desde hace seis décadas son por las medidas arbitrarias de su sistema político. Y no menciono en este caso “sistema deportivo’’, porque las decisiones importantes del béisbol llegan desde los altos niveles del gobierno castrista, no de la Federación Cubana de este deporte.

Nuestra primera aclaración y pregunta para el llamado ‘’Rey Azul’’ es la siguiente: Cuba, con la orden de Fidel Castro, fue quien eliminó el béisbol profesional y se alejó de las Series del Caribe. ¿Lo sabías, Anglada?

La segunda aclaración y pregunta para Anglada es la que sigue: Antes que tú fueras un jugador estelar junto a figuras como Armando Capiró, Agustín Marquetti, Manolito Hurtado, Antonio Muñoz, Félix Isasi, los hermanos Fernando y Wilfredo Sánchez, Rogelio García, Braudilio Vinent, Alfonso Urquiola y algunos otros, existieron decenas de cubanos que también fueron luminarias y sus nombres fueron ignorados por el sólo hecho de pensar diferente. ¿lo consideras correcto, Ray?

¿Hablas de principios? ¿Reales o ficticios? Entendemos que ganas un sueldo por ser “Gloria Deportiva’’ y que ese dinerito lo estás cuidando, pues con 67 abriles no puedes firmar ni como mensajero en un equipo de Grandes Ligas como lo hubieras hecho como pelotero en la década del setenta.

Soy testigo de que en varias ocasiones que has estado de visita en Miami has declarado que te hubiera gustado probar suerte en Grandes Ligas. Pero al parecer, no te has preguntado quién fue el responsable de que no lo hicieras. ¿Lo sabes, Ray?

La respuesta es sencilla: el régimen castrista que le cerró las puertas a centenares de peloteros con todos los atributos para brillar en Grandes Ligas.

También conocemos que en esas mismas visitas a Estados Unidos has tenido el apoyo de la comunidad cubana que aquí radica. Por eso queremos hacerte otra pregunta. ¿Has tenido el coraje y el civismo de plantearle a las autoridades beisboleras de la isla que tus compatriotas que actúan en Grandes Ligas deberían tener el derecho a vestir el uniforme del equipo Cuba en el Clásico Mundial?

¿Cuál es tu posición oficial sobre este tema? Nos gustaría saberlo y que lo hagas público. Bueno, si es que puedes hacerlo.

Si de verdad actúas con honestidad y principios, lo primero que debes hacer es reconocer todos estos errores cometidos por el sistema castrista desde 1961 hasta el momento.

Pero sabemos que es difícil hacerlo en un lugar donde al igual que te hicieron cuando tenías 29 años en 1982, ahora con 67 te pueden hacer polvo tu cheque de “Gloria Deportiva’’.

Decencia, respeto, integridad, principios morales y cívicos, son opciones difíciles de mantener en una sociedad totalitaria donde la doble moral juega un importante rol para la supervivencia del ser humano. Por esa doble moral, Cuba y también su béisbol anda cada día de mal a peor.

Si tienes familiares en Cuba comparte con ellos el siguiente link (descargar Psiphon), el VPN a través del cual tendrán acceso a toda la información de CubaNet. También puedes suscribirte a nuestro Boletín dando click aquí.

Acerca del Autor

Marino Martínez

Marino Martínez

Nació en Güira de Melena, un pueblo al sur de La Habana, Cuba. Vive en Estados Unidos desde 1980. Con más de 25 años de experiencia en el periodismo, ha escrito cientos de artículos especializados y ha entrevistado a grandes estrellas deportivas. Desde el 2006 es columnista y editor deportivo de El Nuevo Herald y por 14 años fue director deportivo del Diario Las Américas. Pertenece a la Asociación de Escritores de Béisbol de Estados Unidos y es el creador del Salón de la Fama del Deporte Cubano, institución no lucrativa que, desde el 2003, honra a figuras que le han dado gloria al deporte antillano.

[fbcomments]