Ernesto Oliva Torres: “No temo que me lleven a prisión”

Ernesto Oliva Torres: “No temo que me lleven a prisión”

El joven aseguró que, aunque se recrudezca la represión contra él, permanecerá firme a su lucha. “Los ataques no me amedrentarán”

Ernesto Oliva Torres. Foto Internet

SANTIAGO DE CUBA, Cuba.- El joven opositor Ernesto Oliva Torres, miembro de la Organización Opositora Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), y promotor de Cuba Decide, denunció ante CubaNet la nueva ola represiva de la cuál está siendo víctima por parte de la Seguridad del Estado.

El pasado miércoles 17 de abril, cuenta que un oficial del Ministerio del Interior de Santiago de Cuba fue hasta la vivienda de sus padres, en la localidad de Mariana de la Torre, para notificarle que debía presentarse al día siguiente en la 2da Unidad de la Policía Nacional, conocida como “El Palacete”, en el centro histórico de la ciudad santiaguera.

“Mi padre no cogió la citación porque yo ya no vivo con ellos, y le dió al oficial la dirección donde resido ahora para que me la trajeran hasta aquí, pero hasta hoy no han venido. Aunque desconozco el motivo de esta nueva citación”, indicó.

Oliva Torres aseguró que el pasado 6 de abril un cobrador de multas y un policía se presentaron en su vivienda, y le notificaron a un tío, tras su ausencia y la de sus padres, que “si no pagaba la multa que tenía antes del 8 de abril, me llevarían a los tribunales e iba ser encarcelado”.

La multa impuesta es por un supuesto escándalo público, “es de 60 pesos, y es arbitraria, porque los motivos por los que fue impuesta carecen de argumentos. Todo el mundo conoce que quien realiza grandes escándalos públicos es la policía política, cuando montan un aparataje, con gran cantidad de efectivos militares, para detenernos”.

Oliva Torres contó a CubaNet que el 11 de febrero, tras los allanamientos a varias viviendas y sedes de la UNPACU en toda la isla, la vivienda de sus padres fue allanada, y él sacado, sin camisa, para la calle. De ahí lo llevaron hasta la estación policial. “Ese día llegaron temprano y subieron esta el cuarto donde dormía con mi esposa, antes de llevarme detenido me dieron tiempo solo de ponerme un short. Me cargaron hasta El Palacete y, tras varias horas de detención, salí con una multa de 30 pesos, que parece que se ha duplicado, y ahora me la quieren cobrar, por un supuesto delito, el cual no cometí”.

El joven, de tan solo 23 años de edad, tiene un amplio historial en la lucha pacífica, y como miembro de la UNPACU en esta provincia oriental. Inició en la organización en agosto de 2013, junto a sus padres y hermano. Con tan solo 16 años sufrió una brutal golpiza de manos de seis oficiales de la Seguridad del Estado, y fue hostigado en la escuela politécnica donde estudiaba, en la localidad de Veguita de Galo. “Los profesores eran visitados e interrogados por la policía política sobre mí. Recuerdo una vez cómo un profesor de cultura política, tras no aceptar las mentiras que decía y llevarle la contraria en ciertos temas, me dijo que, si no estaba de acuerdo con el sistema que imperaba en el país, debía coger una lancha y largarme, que no debía estudiar en esas escuelas”.

Desde 2017 pesa sobre Oliva Torres una restricción de salida del país, “a muchos eventos que me han invitado no he podido asistir por esta causa, y aunque me he quejado a diferentes instancias los únicos que me han atendido son la Seguridad del Estado, que me dijeron que no podía salir porque me encontraba bajo proceso investigativo, pues me reunía con instituciones que atentan contra la Patria, e hicieron referencia a Organizaciones No Gubernamentales que defienden los Derechos Humanos y apoyan a la oposición cubana”.

Entretanto, algunos miembros y líderes de la UNPACU sufren y denuncian que sus cuentas en redes sociales han sido intervenidas. Oliva Torres, por ejemplo, dijo que sus perfiles y los de su esposa se encuentran en manos de la policía política. “Mi cuenta de Twitter, que creé cuando entré a la oposición, la intervinieron el pasado año. Una cuenta que con más de 6 mil seguidores y por la que el régimen actualmente publica falsa información de nuestra lucha. Pero en Twitter ya me han hackeado tres cuentas más”.

El joven aseguró que, aunque se recrudezca la represión contra él, permanecerá firme a su lucha. “Los ataques no me amedrentarán, y si la policía política decide llevarme a prisión, pues mi mensaje es claro. No temo a la prisión, y no traicionaré la causa por la Libertad de Cuba; no la abandonaré, como tampoco me iré del país. Por muy fuerte que sea la cárcel estoy en total disposición de aguantar lo que sea, y seguiré firme por la democracia de Cuba”.

El senador Marco Rubio, por otro lado, mostró preocupación este lunes por la supuesta amenaza de encarcelamiento contra el joven opositor: “Noticia preocupante, el régimen cubano quiere encarcelar al activista de UNPACU, @ernestounpacu1. La dictadura de Díaz-Canel sigue las mismas tácticas del régimen de los Castro”, escribió Rubio en su cuenta de Twitter.

La Unión Patriótica de Cuba es la organización opositora de mayor activismo en la Isla, y la que más miembros tiene actualmente en prisión. No obstante, continúa su activismo en las calles, su ayuda desinteresada a personas de bajos recursos, y la colocación en las redes sociales de denuncias audiovisuales a personas de cualquier región del país sigue estando entre sus labores diarias, dándole mayor visualización a las denuncias de las problemáticas existentes en la nación.

[fbcomments]