Alarma en Holguín por escasez de preservativos

Alarma en Holguín por escasez de preservativos

Aunque el pasado año las autoridades anunciaron una paulatina recuperación de la oferta, el déficit de condones continúa

(Foto: Cortesía del autor)

HOLGUÍN, Cuba. – El preservativo engrosa la ya abultada lista de productos que escasean en la red de farmacias en Holguín, la tercera provincia más poblada de Cuba.

El pasado año las autoridades anunciaron una paulatina recuperación de la oferta, pero llegó marzo y el déficit de condones continúa.

La ausencia prolongada del producto en el territorio, de un millón de habitantes y situado a 700 kilómetros de La Habana, es perceptible desde mediados de noviembre del 2019. Desde entonces, la distribución ha sido inestable e insuficiente. Así lo comprobó CubaNet en un recorrido por las diez farmacias de la ciudad de Holguín y a través de llamadas telefónicas realizadas a establecimientos de los 13 municipios del territorio.

“La entrada de preservativos a la provincia ha tenido muy baja cobertura y enseguida la red de farmacia queda desprovista. En este momento el producto se encuentra en falta nacional”, reconoce Idania Aguilera, especialista comercial de la dirección de mercadotecnia de la Empresa Provincial de Farmacias y Ópticas en Holguín.

Es bien conocida la utilidad del condón, al ser el método más eficaz en la prevención de enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados. De ahí que la crisis afecte a no pocas parejas holguineras que recurren a este método de protección.

“La escasez de preservativo va a provocar un incremento de las enfermedades de transmisión sexual”, comenta Jesús Pérez, quien ha visitado en vano varias farmacias en busca del producto.

Para evaluar la magnitud del desabastecimiento de condones a nivel nacional, la revista oficialista cubana Alma Mater inició una investigación que arrojó que solo en dos farmacias, una en el municipio de Jaruco (Mayabeque) y otra en el Cerro (La Habana) se ofertaban preservativos.

En total, fueron consultados telefónicamente 106 establecimientos de 75 municipios del país, incluyendo al municipio especial Isla de la Juventud.

La crisis  “puede traer como consecuencia muchas enfermedades de transmisión sexual, porque, como sabemos, el preservativo es uno de los medios de protección tanto para los jóvenes como para todos en general”, opina Lídice Zúñiga.

Un criterio avalado por la doctora Lidia Hechavarría Sanamé, jefa del programa ITS/VIH/SIDA del municipio de Holguín.

El contagio va más allá de los hombres que tienen sexo con hombres, de los travestis, transexuales y las mujeres, “ya se ha ido abriendo a toda la población y tenemos diagnosticados con SIDA a personas de la tercera edad con 60 años y más”, dijo la especialista.

Los casos diagnosticados cero positivo siguen en línea ascendente. La cabecera municipal lleva la delantera con el mayor número de enfermos diagnosticados.

La epidemia gana terreno a pasos agigantados “sobre todo en los municipios de Holguín y Mayarí, por ser los más cosmopolitas”, acota la funcionaria.

Según datos oficiales publicados por el periódico oficialista Granma “Cuba reporta aproximadamente 1 800 casos de VIH-Sida cada año. Desde el 2012 se observa también una tendencia al aumento de síndromes de la Infección de Transmisión Sexual (ITS), como el flujo vaginal y la infección uretral; así como las complicaciones tardías de las ITS, entre las que destacan el cáncer cérvico uterino, el embarazo ectópico y la infertilidad”, dijo al diario María Isela Lantero, Jefa del Programa de ITS y VIH-Sida del Ministerio de Salud Pública.

Hasta diciembre del pasado año, se registran en Cuba 26 mil 952 personas con VIH/SIDA, donde las poblaciones más afectadas son las mujeres transexuales (19,7 %), los hombres que tienen sexo con otros hombres (HSH 5,6 %) y las personas que practican sexo transaccional a cambio de objetos, dinero o privilegios (2,8 %), aseveró Otto Peláez, subdirector del Centro Nacional de Promoción de Salud (Prosalud).

De acuerdo a estadísticas sanitarias, en 2018 murieron 65 personas en Holguín víctimas de la epidemia del VIH-SIDA, 15 más que en 2017.

Ante la preocupante situación, la búsqueda del condón es tarea de primer orden en la población sexualmente activa. Una cruda realidad que aprovechan los comerciantes del mercado informal para lucrar con el deficitario producto.

“Es la necesidad que sufrimos los jóvenes y las personas en general que tenemos que comprar los condones a sobre precio”, dice Alejandro, un estudiante de preuniversitario.

La venta ilegal de productos farmacéuticos es una vieja práctica en el país incrementada en las etapas de aguda escasez.

“Personas inescrupulosas lo venden a precios exorbitantes. Incluso vi a una de ella por la terminal de ómnibus Las Baleares vendiendo cada preservativo a un dólar. ¿De dónde sacan los condones para revenderlos?, habrá que buscar la fuente”, dice Olga Lidia criticando la malograda gestión estatal del control interno en los almacenes y las farmacias.

En opinión de Carlos, joven estudiante de la Universidad Oscar Lucero,  persiste “el descontrol en la distribución del medicamento. El personal de farmacia lo sabe y se hace cómplice del asunto. Ellos saben quiénes son las personas que compran de más para luego revender, es un rejuego en el que está implicado ‘paciente’ y el personal de la farmacia”.

La procedencia  de esos surtidos es de variada índole: salen de las farmacias, en  complicidad con sus trabajadores, así se denuncia en el reportaje “Venta ilegal de medicamentos, el camino torcido”, publicado por la oficialista Agencia Cubana de Noticias (ACN).

Según el artículo, la Industria Farmacéutica cubana presenta desde 2016 una situación de la que aún no se recupera. La inestabilidad en el abastecimiento al sistema de salud y las causas de ausencia o baja cobertura de medicamentos en la red farmacéutica del país son motivadas por “el déficit de financiamiento oportuno para pagar a los proveedores y en las afectaciones del bloqueo estadounidense, que provoca erogar más divisas de lo que cualquier otro país gastaría para garantizar muchos insumos”.

Cuba no produce preservativos. Son importados mayoritariamente desde países asiáticos. Entre las principales marcas comercializadas en la Isla destacan Momentos y Vigor, esta última procedente de la India y Malasia.

Sin embargo, otras etapas de la crisis del condón en Cuba han sacado a la luz una ineficiente gestión de las autoridades, como la del año 2014. En aquel entonces, la causa fue una absurda espera para corregir la fecha de vencimiento del producto.

“Enfrentamos la contradicción de tener un producto en buen estado, apto para su utilización, pero con la fecha impresa supuestamente caducada. Así no podían ser distribuidos, por lo que se siguió el camino establecido ante las entidades regulatorias para comprobar que realmente los condones conservaban su calidad”, explicó al periódico Granma Rafael Pérez de la Iglesia, coordinador de la línea de condones del Centro Nacional para la Prevención de ITS y VIH SIDA.

Un largo proceso burocrático de consulta con el fabricante y la ineficiencia de los centros cubanos encargados del refechado en la etiqueta de la caja del condón provocó en aquel entonces el desabastecimiento.

Ahora urge encontrar una solución definitiva a la escasez de preservativos en Cuba. El criterio popular pone en tela de juicio la gestión de las autoridades para solucionar el problema.

“Hay deficiencias no solamente en la importación del producto; también se observan fisuras en el control de la comercialización en Cuba lo que provoca el acaparamiento”, considera Juan Carlos Luzardo, joven que labora en una cafetería del sector privado.

Si tienes familiares en Cuba comparte con ellos el siguiente link (descargar Psiphon), el VPN a través del cual tendrán acceso a toda la información de CubaNet. También puedes suscribirte a nuestro Boletín dando click aquí.

Acerca del Autor

Fernando Donate Ochoa

Fernando Donate Ochoa

Periodista independiente. Reside en Holguín

[fbcomments]