Once pinturas en La Habana Vieja

Once pinturas en La Habana Vieja

Camejo es de los jóvenes que entraban en la madurez cuando colapsó el socialismo en Europa del este

LA HABANA, Cuba, octubre, 173.203.82.38 -Desde el viernes 16 de septiembre y durante el mes de octubre se expone en el antiguo Palacio del Conde de Lombillo, situado en la calle Mercaderes esquina a Empedrado, en la Plaza de la Catedral, en La Habana, la muestra plástica “Once pinturas en la Habana Vieja” del artista Luis Enrique Camejo Vento (Pinar del Río, 1971).

Las creaciones que nos presenta Camejo nos llevan por diferentes ciudades del mundo: Madrid, París, Beirut, Zúrich, Ciudad Panamá, Shenzhen, en China y Miami. Todas están circunscritas a diferentes gradaciones del color gris y el gris-azul. Con esa minimalista gama cromática nos trasmite el mensaje psicológico de un entorno citadino frío, húmedo, sombrío y monótono.

Resulta significativa la visión que nos ofrece de la ciudad de La Habana, a través de la serie dedicada al Malecón; nos muestra una ciudad fantasmagórica bajo los efectos de los vientos invernales del norte o azotada por las ráfagas huracanadas, un cielo gris plomizo, la lluvia y el mar encrespado.

Por la información del catálogo conocemos que la muestra es el más reciente proyecto del artista, a propósito del lanzamiento del volumen XII, No. 3 de la Revista Opus Habana, editada por la Oficina del Historiador de la Ciudad.

A su vez, con relación a la exposición, Antonio Eligio Fernández nos dice: Aunque no pretende ser una muestra antológica, Once pinturas…hace un breve recuento de las principales vertientes que ha desarrollado el artista en los últimos años. Camejo reúne en el Palacio de Lombillo -Plaza de la Catedral- un grupo de trabajos que responden a esas indagaciones sobre lo urbano que caracterizan su trabajo. “Ciudades donde la tempestad ha estallado o es inminente, bañadas por luces inciertas que esconden tanto como muestran, empapadas en diluvios grises y monótonos, cruzadas por vehículos graves y solemnes, con el aporte intimidante de buques fantasmas”.

Por su edad, Camejo es de los jóvenes que entraban en la madurez cuando colapsó el socialismo en Europa del este y se desintegró la Unión Soviética. Eso ocasionó la crisis económica, política y social, más profunda y prolongada de nuestra historia, que aun se mantiene. La mitad de la vida, de muchos miembros de su generación, ha estado caracterizada por la miseria, falta de expectativas, frustración y desesperanza.  Con la tonalidad de sus creaciones y los eventos meteorológicos, refleja la indefensión, angustia, desamparo y desolación presentes en nuestra sociedad.

Luis E. Camejo es graduado de la Escuela de Arte de Pinar del Río, en 1986. Graduado de la Escuela Nacional de Arte en La Habana, en 1990. En 1996 se graduó del Instituto Superior de Arte, en La Habana.

Ha participado en doce exposiciones colectivas, en Puerto Rico, Canadá, Estados Unidos, México, Italia, Francia y España. Ha realizado exposiciones personales en Cuba, Panamá, Estados Unidos, España y Holanda. Ostenta diferentes premios recibidos en Cuba y otros países.

[fbcomments]