La segunda promesa de Chávez

Los cubanos no estamos muy seguros de que una parte del jurel que se capture llegue a nuestras costas

LA HABANA, Cuba, diciembre (173.203.82.38) – Aquí hay gato encerrado. O Hugo Chávez, el Presidente que pretende ser vitalicio leyó mi crónica titulada Chávez no tiene sardinas, publicada el pasado noviembre en CubaNet, o adivinó el pensamiento de la esposa de Israel, mi vecino, cuando la señora  recordó la promesa incumplida de Chávez de enviar latas de sardinas a las familias cubanas, en 2006.

Según un cable de la Agencia EFE fechado en Caracas, el mandatario inauguró la empresa mixta socialista cubano-venezolana Pescalba. ¡Qué obsesión con la primera luz del día!

Según la información, la empresa consta de dos buques. Uno de ellos fabricado en la desmoronada URSS en 1988 y restaurado en marzo pasado por técnicos de Venezuela.

Según Chávez, los dos buques pescarán jurel en el Océano Pacífico, pero los cubanos no estamos muy seguros de que una parte de su captura llegue a nuestras costas. Sobre todo porque el embajador cubano, Rogelio Polanco, declaró que Bolívar y Martí (así se nombran los buques), “se unen en esa alianza para ir a pescar juntos por la alimentación de este pueblo”. Como no especificó a qué pueblo se refería, es de suponer que se trate de Venezuela, al decir “este”.

De todas formas, como los cubanos de a pie son optimistas, ya están en condiciones de esperar el jurel que venderán por la cartilla de racionamiento.

De inmediato le di la noticia a la esposa de mi vecino, y puso tal cara de asombro, que es prácticamente imposible comunicar a los lectores lo que piensa la esposa de Israel de esta segunda promesa de Chávez, el primer socio comercial de Cuba.

Acerca del Autor

Tania Díaz Castro

Tania Díaz Castro

Tania Díaz Castro nació en Camajuaní, Villaclara, en 1939. Estudió en una escuela de monjas. Sus primeros cuatro libros de poesía fueron publicados por la Unión de Escritores y Artistas de Cuba y dos por Linden Ediciones Line Press y ZV Lunaticas. A partir de 1964 trabajó como reportera en revistas y periódicos de Cuba y escribió durante ocho años guiones de radio en el ICRT entre 1977 y 1983 y en 1992 y 1993, cronicas sobre la historia de China en el periódico Kwong Wah Po, del Barrio Chino de La Habana. En 1989 y 1990 sufrió prisión por pedir un Plebiscito a Fidel Castro. Comenzó a trabajar en CubaNet en 1998 y vive con sus perros y gatos en Santa Fe, comunidad habanera.

[fbcomments]