El largo y tortuoso camino de las inversiones

El largo y tortuoso camino de las inversiones

Lo que no sea para el turismo no es prioritario

GUANTÁNAMO.- Las demoras en el cumplimiento de los planes inversionistas, los desvíos de recursos y la ejecución de obras sin la calidad requerida son hechos vinculados a las inversiones cubanas.

Algunos afirman que la mala calidad de las obras se debe a que los responsables roban o desvían los recursos. No fueron los comunistas los que inventaron esa práctica; aunque siguiendo la verdad, los capitalistas también robaban pero sus obras sí tenían calidad.

Si en las novelas policíacas francesas la frase “seguir a la mujer” era un paso obligatorio para los detectives, en Cuba “vigilar al jefe” debería convertirse en ucase.

Guantánamo no escapa a las demoras ni a las chapucerías. La nueva sede del Tribunal Popular Provincial se está construyendo en la Plaza de la Revolución Mariana Grajales desde hace más de cuatro años aunque no es una obra compleja.

La ampliación del ramal de la vía que unirá a Guantánamo con la autopista nacional comenzó hace más de dos años. Luego de hacer el movimiento de tierra los trabajos no continuaron sin que se explicara la causa. Actualmente el área desbrozada y aplanada está cubierta por la maleza.

En el sector de la cultura varias obras se anuncian a bombo y platillo y luego se interrumpen o se prolongan indefinidamente, con la consiguiente pérdida de tiempo, dinero y prestigio.

La biblioteca provincial

La Biblioteca Provincial Policarpo Pineda, única de carácter público que existe en la ciudad de Guantánamo y un sitio imprescindible para estudiantes, lectores e investigadores, está cerrada desde el pasado 7 de noviembre con el objetivo de “ejecutar acciones constructivas y de mantenimiento general del edificio”, según información publicada por el periódico Venceremos, órgano oficial del comité provincial del Partido Comunista, el pasado 17 de noviembre.

Inaugurada en 1951 como sede del Ayuntamiento Municipal, la edificación fue uno de los tantos proyectos convertidos en realidad por el brillante arquitecto guantanamero José Leticio Salcines.

Pero hace menos de cinco años la biblioteca también fue cerrada y lo estuvo por más de dos años. Ante un hecho semejante cabe la pregunta sobre cuál fue el resultado de aquellas obras y por qué entonces no se hizo la reparación actual.

La casa natal de Boti: llover sobre mojado

La indiferencia que las autoridades han mostrado hacia la reparación de la casa de Regino E. Boti, primer gran poeta cubano del siglo XX y el más grande intelectual guantanamero hasta hoy, es antológica. Todo parece indicar que si la demora continúa cualquier día este monumento nacional se desploma, un peligro que ha sido denunciado en varias ocasiones por CubaNet.

De nada han servido los reclamos de los miembros de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) en las asambleas provinciales de dicha organización, ni las reiteradas promesas públicas de restauración que desde hace cinco años se han publicado en el Venceremos, la última hecha el pasado 8 de diciembre del 2017.

El Archivo Boti, edificación situada en el patio de la vivienda, recibe cada año un presupuesto para mantenimiento y lo único que hacen es pintar las paredes, las cuales presentan signos de humedad en varios sitios. Las filtraciones y los problemas con las instalaciones sanitarias tampoco han sido solucionados. ¿Hacia dónde van ese dinero y los recursos?

El Centro de Referencia Rafael Inciarte Brioso

El Centro de Información y Documentación de la Música Rafael Inciarte Brioso se encuentra cerrado desde hace más de diez años. El techo se desplomó y su actual estado es deplorable.

El lugar tiene especial significación cultural porque allí vivió el músico e investigador cuyo nombre identifica al centro. Creado para preservar, organizar y promover el patrimonio sonoro de la provincia y facilitar a los investigadores el acceso a sus fondos, el local fue donado al gobierno por su hijo Rafael Inciarte Rodríguez, integrante del grupo Compay Segundo, junto con numerosos documentos pertenecientes al artista, y atesora más de 45 mil objetos entre partituras, fotografías, cartas, discos, grabaciones inéditas y numerosas publicaciones periódicas.

Entre los objetos está el diario de campaña de Rafael Inciarte Ruíz, padre de Inciarte Brioso, quien fuera capitán del Ejército Libertador y director de la banda de música del Estado Mayor del general José Maceo.

El Palacio Salcines

Joya de la arquitectura guantanamera, fue la vivienda del mencionado arquitecto. Está coronado por la escultura La Fama, obra del artista italiano Américo O. Chini, la que desde 1993, por decisión de la Asamblea Municipal del Poder Popular, fue designada el símbolo de la ciudad.

El año pasado una cooperativa de otra provincia inició su reconstrucción planificada en varias etapas. Luego de terminar las etapas iniciales las obras se encuentran paralizadas debido a la nueva disposición gubernamental que prohíbe a las cooperativas actuar fuera de sus provincias. Se rumora que tampoco ha sido situado el financiamiento para continuar.

El cine América

Considerado el mejor cine de la ciudad, está cerrado desde hace casi diez años. Su reconstrucción ha sido iniciada, reiniciada y paralizada varias veces, aunque el dinero inicialmente destinado a las obras cubrió únicamente el área de lo que es hoy el Café Cantante, situado en el segundo piso de la instalación.

La Plaza del Mercado

Otra obra concebida por Salcines que se halla en ruinas. Cerrada desde hace más de cinco años, fue antes de 1959 un activo centro comercial en el que podían adquirirse productos agrícolas, cárnicos, pescados y mariscos a precios bajísimos. Hoy la Plaza del Mercado muestra un estado calamitoso.

Declarada Monumento Local en el 2011, entonces los dirigentes informaron al pueblo que iba a ser reconstruida totalmente. Pero siete años después la edificación continúa deteriorándose y ha sido convertida en almacén, escombrero y urinario público.

Justo cuando terminábamos de hacer este reportaje conocimos que la Asamblea Provincial del Poder Popular aprobó el pasado domingo que para el 2018 serán priorizadas tres inversiones, entre ellas la Plaza del Mercado. Las otras dos son el cine América y la Escuela de Iniciación Deportiva (EIDE) Rafael Freyre.

Se desconoce qué pasará con el Centro Inciarte, la Casa natal de Boti y el Palacio Salcines. Esperemos que esta vez, al menos, los dirigentes cumplan su palabra con respecto a las tres obras priorizadas.

[fbcomments]