¿Qué cambios se pueden hacer con mayoría en la Asamblea Nacional?

¿Qué cambios se pueden hacer con mayoría en la Asamblea Nacional?

Se presenta un reto histórico para la oposición venezolana

0013072529

CARACAS, Venezuela (El Siglo).- ¿Qué se puede hacer con mayoría en la Asamblea Nacional?

La Constitución de Venezuela establece que, con una mayoría simple, es posible:

  • Declarar si hay mérito o no para el enjuiciamiento del Presidente por parte del Tribunal Supremo de Justicia que, en este caso, está dominado por el partido de gobierno.
  • Aprobar la incapacidad física o mental permanente del Presidente, siempre y cuando haya sido certificada por una junta médica designada por el Tribunal Supremo de Justicia.
  • Someter a referéndum materias de especial trascendencia nacional.
  • Autorizar la detención y el enjuiciamiento de aquellos diputados que hayan cometido presuntos delitos.
  • Ejercer su función de control sobre el Ejecutivo mediante los mecanismos de interpelaciones, investigaciones, autorizaciones, preguntas y aprobaciones parlamentarias.
  • Realizar la selección definitiva de los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, una vez vencido el periodo para el cual fueron elegidos.

Con una mayoría calificada de tres quintas partes del Parlamento (al menos 101 escaños) se puede:

  • Dar voto de censura al vicepresidente ejecutivo y a los ministros, lo que implica su destitución.
  • Sancionar leyes habilitantes, que otorgan al Ejecutivo poderes especiales para legislar por decreto. En los últimos 17 años, el oficialismo ha legislado por decreto en seis ocasiones.

En tanto, con una mayoría calificada de dos terceras partes de la Asamblea (al menos 112 legisladores) es posible:

  • Modificar leyes orgánicas. Según la Constitución, estas leyes son las que se dictan para organizar a los poderes públicos o para desarrollar los derechos constitucionales, y las que sirven de marco normativo a otras leyes.
  • Tomar la iniciativa de convocar a una Asamblea Nacional Constituyente.
  • Aprobar un proyecto de reforma constitucional que deberá ser sometido a un referéndum dentro de los 30 días siguientes a su sanción.
  • Designar a los integrantes del Consejo Nacional Electoral (CNE).

¿Peligra la continuidad de Nicolás Maduro?

Si bien dispondría de mecanismos para acortar el mandato de Maduro (2013-2019) y lograr un adelanto de elecciones, ambas opciones lucen complejas para la oposición. Una enmienda constitucional demanda mayoría simple (84 de los 167 diputados) y aprobación en referendo. Convocar una Asamblea Constituyente requiere mayoría absoluta (112 diputados) y un largo proceso de refrendación. Pero además hay razones de fondo que harían inconveniente esa apuesta. Tras las elecciones, “Maduro seguirá siendo el presidente”, dijo Luis Vicente León, presidente de la firma Datanálisis, para quien la oposición no debería permitir que se imponga su sector radical, sino “presionar cambios” y un “balance de poder”. “Si prevalece el ala radical e intenta utilizar el triunfo con la idea de que hay que sacar al gobierno de inmediato, que esto es un plebiscito y hay que ir a las calles a desestabilizar, la oposición habrá perdido una oportunidad de oro para consolidarse. Sería un planteamiento de bicicleta contra tren”, añade.

En esa línea, el secretario de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba, señaló que “lo que está en juego es mucho más importante que una simple remoción. No vamos a ejercer la mayoría para cambiar un sectarismo por otro”. Pero advirtió que la MUD buscará la salida de Maduro si obstruye las reformas que planteará.

¿Qué hará la oposición por Leopoldo López?

La MUD sostiene que su primera iniciativa parlamentaria será aprobar una amnistía para liberar a unos 75 “presos políticos”, entre estos el líder radical Leopoldo López, condenado a casi 14 años de cárcel por incitación a la violencia durante protestas que buscaban la renuncia de Maduro, y dejaron 43 muertos en 2014. Su aprobación requiere mayoría simple por ser una ley ordinaria, pero podría ser impugnada ante el Tribunal Supremo de Justicia, explicó el constitucionalista Juan Manuel Rafali.

¿Qué hará el oficialismo?

De 20 elecciones celebradas desde que llegó al poder en 1999, el chavismo solo había perdido una, en diciembre de 2007: un referendo en el que planteó una reforma constitucional para instaurar la reelección presidencial ilimitada y otros cambios. La propuesta de reelección indefinida fue aprobada en febrero de 2009 mediante una enmienda constitucional que fue refrendada en las urnas. El alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, está en prisión domiciliaria, acusado de conspirar contra Maduro; mientras que en el estado de Miranda, regido por el excandidato presidencial Henrique Capriles, el Gobierno nombró una suerte de gobernador paralelo al que llama “protector de Miranda”.

Maduro cuenta hasta el 31 de diciembre de 2015 con una ley habilitante, un instrumento que le ha permitido gobernar por decreto. La actual mayoría chavista podría aprobarle nuevos superpoderes antes de que asuma la nueva Asamblea Nacional, el 5 de enero próximo, aunque Rafali afirma que sería un acto ilegal.

¿Será posible la cohabitación?

Con la mayoría opositora y un chavismo radicalizado pero con influencia en otros poderes públicos, Rafali vislumbra un “escenario de alta conflictividad, choque de trenes e ingobernabilidad si no hay consenso político”. Ante un conflicto entre la justicia, el Congreso y el Ejecutivo, la Asamblea “podría buscar un ‘impeachment’ (destitución) contra el presidente, pero él podría buscar disolver el Congreso. Sería un situación muy inestable”, advierte León.

[fbcomments]