1

EE. UU. exige al régimen respetar el derecho a la manifestación pacífica

cubanos, manifestaciones, Estados Unidos

MADRID, España.- El Gobierno de Estados Unidos exigió al Estado cubano respetar el derecho a manifestarse del pueblo, que este jueves salió a las calles a pedir libertad y el restablecimiento del servicio eléctrico.

“Insistimos en que el régimen respete los derechos constitucionales de sus ciudadanos a reunirse pacíficamente”, expresó la Embajada de EE. UU. en Cuba a través de Twitter.

La sede consular señaló además que daba seguimiento a los informes de las protestas pacíficas ocurridas en Cuba este 29 de septiembre.

Este jueves se reportaron protestas en varias localidades del país, especialmente en la capital, debido al apagón nacional que tiene a casi toda Cuba a oscuras desde el pasado lunes, debido a la incidencia del huracán Ian y a una “avería” en el Sistema Electroenergético Nacional.

Frente al hospital La Covandonga, unas vecinas contaron a CubaNet lo que se vivió allí este jueves, cuando decenas de personas se lanzaron a la calle y cerraron la calzada. “Se paró el tráfico, y nadie, nadie puede parar a una multitud de gente que está herida”, dijo.

Según la señora, que apoyó la manifestación, la comida en los hogares cubanos se está dañando por tantos días sin corriente. “El pollo te lo dan cada dos meses y medio, si lo coges, y tienes que vender hasta tu ropa para poder comprarlo, porque es carísimo”, lamentó.

En otra protesta, ocurrida en San Francisco de Paula, en La Habana, el régimen envió uniformados con el objetivo de reprimir a los manifestantes.

En la capital otro grupo de cubanos se reunió en Calzada del Cerro, entre San Pablo y Auditor, para también exigir que el gobierno restableciera la energía eléctrica.

Más protestas se registraron en Surgidero de Batabanó, Mayabeque, y en Arroyo Naranjo, La Habana.

Como consecuencia de las manifestaciones, el régimen cortó internet en el país, temeroso de que se sumaran más personas a lo largo de la Isla, como ocurrió el 11 de julio de 2021 (11J).

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +525545038831, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Continúa bajo arresto la joven que transmitió las manifestaciones de Nuevitas

Mayelín Rodríguez Prado, Nuevitas, represión, manifestaciones

MADRID, España.- Mayelín Rodríguez Prado (alias La Chamaca), la cubana que transmitió en vivo las protestas populares ocurridas los días 19 y 20 de agosto de 2022 en Nuevitas, por los apagones de hasta 18 horas, continúa encarcelada en el cuartel provincial de la Seguridad del Estado, conocido como Villa María Luisa.

Acusada del delito de desorden público, Rodríguez Prado, de 21 años, se encuentra bajo un proceso de investigación penal, confirmó a Radio Televisión Martí su abuela, Belkis Méndez.

“Todavía está detenida. Ya hace como 17 días. La tienen en prisión preventiva, pero todavía está bajo investigación. No nos han dado nada nada en concreto, no nos han dicho ni cuándo va a ser el juicio, ni si va a salir en libertad, o con una multa. Estamos desesperados”, manifestó la señora.

Méndez señaló que la visitará el próximo lunes, pero que las autoridades solo le conceden 10 minutos.

“Ya nadie se acuerda de ella. La gente por la que ella se manifestó, porque a ella, gracias a Dios, nunca le ha faltado nada; pero ella lo hizo por el pueblo y hoy en día nadie se acuerda de ella, por lo menos aquí en Cuba”, dijo la abuela.

Tras las protesta en Nuevitas, el régimen desató un fuerte operativo policial y desde entonces no han cesado los arrestos y la violencia contra pobladores de esa localidad.

Unos días después de las manifestaciones, la organización defensora de los Derechos Humanos Artículo 19 pidió al Gobierno cubano detener los operativos de las fuerzas de seguridad como mecanismo de inhibición y represión a la población.

También la Embajada de Estados Unidos en La Habana denunció la represión del régimen contra los manifestantes.

“El Gobierno de Cuba respondió a una segunda noche de manifestaciones en Nuevitas deteniendo y agrediendo a manifestantes pacíficos. Esta represión no detendrá sus legítimas protestas contra la represión y los continuos apagones”, tuiteó la sede diplomática de Estados Unidos en Cuba.

Este miércoles el Grupo de trabajo Justicia 11J reportó cinco nuevos arrestos en Nuevitas, entre ellos el del joven de 26 años Jimmy Johnson, quien fue detenido cuando regresaba de hacerse un electroencefalograma por un episodio de epilepsia. El joven estaba acusado de presuntos daños a una tienda.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +525545038831, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Justicia 11J registra casi 60 detenciones por protestas contra los apagones

Cuba, detenciones, protestas, Justicia 11J, apagones

MADRID, España.- El grupo de trabajo Justicia 11J ha registrado la detención de 57 personas a raíz de las protestas populares que se han estado sucediendo en Cuba desde junio pasado por los prolongados apagones. De las 57 aún permanecen 33 en prisión. 

Justicia 11J aclara que aunque estos son los casos que ha podido verificar, la cifra real podría ser mucho más elevada, teniendo en cuenta los reportes que llegan desde distintas partes del país. 

“Nos han contado de decenas de detenciones en Pinar del Río y Holguín, y de más de 200 en Cienfuegos. Aclaramos que se trata de información no verificada, más nos sentimos responsables de alertar sobre una posible y marcada masividad en las detenciones y pedimos ayuda urgente para corroborar esta información, así como para acceder a los nombres y los rostros de las personas que hayan estado o estén aún en detención”, señala la organización en su más reciente informe. 

Justicia 11J, Cuba, manifestaciones, detención

En cuanto a las protestas desatadas como muestra del descontento popular por la interrupción prolongada del servicio eléctrico, Justicia 11J ha registrado un total de 59 desde el 14 de junio pasado hasta la fecha. 

El grupo de trabajo denuncia que a pesar de que las manifestaciones han sido en su mayoría pacíficas, se aprecia una escalada de la violencia por parte del régimen.

Al respecto precisa que cuenta con documentación visual sobre la detención a un manifestante en el barrio holguinero Alcides Pino por al menos cuatro agentes del Estado. Mientras que en La Esperanza, Cienfuegos, usuarios reportaron que dieron palos a manifestantes y que una embarazada fue detenida.

“Mientras en Cuba la población está consternada por el uso negligente de jóvenes que cumplían el Servicio Militar Obligatorio para contener el incendio en Matanzas, vemos denuncias nuevamente que alertan sobre el envío de los jóvenes a reprimir protestas”, destaca el informe.

Justicia 11J denunció una vez más la violación del derecho a la manifestación pacífica, así como la pésima gestión del Gobierno sobre los recursos de la Isla; una de las motivaciones de estas protestas.

La organización dio a conocer los nombres de algunas de las personas detenidas y acusadas de los supuestos delitos de desórdenes públicos y desacato. Entre ellas Orlenis Paumier Blancar (fianza de 5 mil pesos), Irioldis Barrabia Cobas (fianza de 5 mil pesos), Norges Paumier Paumier (fianza de 5 mil pesos) y Hilder Columbié Hernández (obligación contraída en acta).

Esto datos fueron obtenidos por familiares de personas en detención, personas excarceladas, y distintos actores de la sociedad civil. 

“Recordamos que la inexistencia del registro público de las personas en estatus de detención les coloca ante una situación más marcada de vulnerabilidad, pues es menos probable que la detención llegue a ser noticia, y con ello, disminuye la movilización de esfuerzos para lograr excarcelaciones o cambios de medidas cautelares”, señaló Justicia 11J.

Además reiteró su apoyo a las víctimas directas e indirectas de la represión del Estado, y su compromiso con la denuncia de estas violaciones de derechos y libertades fundamentales. 

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




“Ya esto no aguanta más”, gritan los holguineros en manifestación contra los apagones

manifestación, holguineros, apagones, cubanos

MADRID, España.- Cubanos en el barrio holguinero Alcides Pino protagonizaron una nueva protesta contra el régimen y los constantes apagones.

Como se puede apreciar en videos compartidos por usuarios a través de redes sociales, decenas de personas, incluidas familias con niños, salieron a caminar pacíficamente en la noche de este lunes y a ritmo de conga gritaron expresiones como “Ya esto no aguanta más”, “Abajo la dictadura”, “Abajo Díaz-Canel” y “Ponme la corriente pinga”. 

Cuando los manifestantes se dirigían de manera pacífica hacia la sede provincial del Partido Comunista, la protesta fue reprimida por las fuerzas policiales, que enseguida llegaron al lugar. 

“Mandaron los boinas rojas y pusieron la corriente. La marcha se dispersó”, dijo uno de los manifestantes al medio CiberCuba.

“La represión del régimen al día”, expresó un usuario en Twitter, quien además de compartir imágenes precisó que el barrio holguinero había estado sin corriente desde la 4:00 de la mañana hasta las 3:00 de la tarde; y luego a las 6:00 de la tarde volvieron a quedarse sin corriente. 

Hace solo algunos días también en el Oriente del país, pero en la provincia de Santiago de Cuba, los cubanos se lanzaron a las calles para protestar contra los apagones y la precaria situación económica. Mientras que el pasado 14 de julio cientos de personas hicieron lo mismo en Los Palacios, Pinar del Río.

Este lunes varias provincias del país, incluida La Habana, padecieron apagones durante casi todo el día. Según las autoridades, la Central Termoeléctrica Antonio Guiteras salió de operaciones debido al incendio en la zona industrial de Matanza y había una afectación de 1 192 MW en el sistema eléctrico del país.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




El miedo al cambio

Cuba, miedo, régimen, protesta

LA HABANA, Cuba.- Ayer discutí con dos exprofesores septuagenarios, que luego de ver en Facebook un video de la protesta de la noche del 14 de julio en Los Palacios, Pinar del Río, escandalizados por las palabrotas que gritaban los manifestantes y por “su mal aspecto”, afirmaban que “antes que esa chusma tome el poder, es preferible que sigan los comunistas, que al menos mantienen el orden”.

He escuchado comentarios similares luego del estallido social de los días 11 y 12 de julio del pasado año, cada vez que se produce en algún punto de la geografía nacional una protesta en contra del régimen. Generalmente, esas opiniones, reforzadas por la narrativa oficial que presenta a los que protestan como delincuentes, antisociales y vándalos, provienen de personas blancas, mayores de 60 años, con formación universitaria, y situación económica de regular a holgada.  

Y por supuesto que a la elite burguesa del socialismo de la continuidad post-fidelista, que no hace colas, no monta en guaguas y no se aleja mucho de sus mansiones en Miramar, Siboney y Nuevo Vedado, les horroriza “el mal aspecto, la indecencia y la chusmería” de los participantes en las protestas, descamisados, en chancleta, andrajosos y que gritan insultos contra Díaz-Canel.   

En ese espanto hay mucho de racismo. Recordemos que en el siglo XIX, el miedo a los negros, el temor a que se sublevaran y convirtieran a Cuba en un nuevo Haití, retrasó varias décadas la lucha por la independencia. Hoy, uno escucha, además de a los acomodados, a los resignados y los indecisos, expresar su temor por “la negrada” que se tira a la calle a protestar. 

Uno de los exprofesores con los que discutía ayer, para nada simpatizante del régimen, me dijo que no creerá en la efectividad de estas protestas “hasta que no sean los blancos del Vedado quienes se tiren a la calle a gritar y a sonar los calderos”. 

En tales actitudes, además de racismo y elitismo, hay miedo al cambio. Seis décadas de dictadura han conseguido que, como pájaros que han vivido siempre enjaulados, muchos cubanos le teman  a la libertad. Les aterra, luego de haber delegado siempre todas sus responsabilidades en Papá Estado, el momento en que les toque a ellos decidir por sí mismos y ser absolutamente responsables de sus actos. La chantajista propaganda oficial les ha hecho creer que serán incapaces de valerse por sí solos y que es mejor se resignen y conformen con lo poco y cada vez menos y más malo que les da el Estado socialista porque “bajo el capitalismo sería peor”.

Aun así, a pesar del anticapitalismo que les inculcaron desde la escuela, muchos cubanos, sobre todo los más jóvenes, huyen del país hacia el capitalismo. No tienen valor para enfrentar al régimen, les aterra la represión, pero no vacilan en lanzarse a las aguas turbulentas y llenas de tiburones del Estrecho de la Florida o a arrostrar los peligros de atravesar Centroamérica para, cruzando fronteras, llegar a los Estados Unidos.  

Hay personas, paralizadas por el temor a las represalias del régimen, que justifican su inacción y su apatía, que más bien es cobardía, criticando al exilio y a la oposición interna tanto por lo que hacen como por lo que no hacen. Se quejan de la ausencia de líderes convincentes y de la falta  de programas de gobierno coherentes para el futuro los mismos que analfabetos en política, embrutecidos por el adoctrinamiento y la desinformación de los medios oficialistas, ignorantes de qué es la democracia y el estado de derecho, te dicen que están saturados de política e ideología y que no quieren escuchar teques sobre temas que para ellos resultan demasiado abstractos.

Y están también los pesimistas que creen que si hay una transición, inevitablemente dirigida “desde arriba”, no será hacia la democracia sino hacia otro tipo de régimen dictatorial, como ocurrió en Rusia con Putin. 

Para esos que dicen que les asusta lo que pudiera pasar si “esto” se derrumba, es como si la continuidad post-fidelista, con todo lo desastrosa que está resultando, pudiera ser eterna y significar el fin de la historia de Cuba.

Antes que a todos esos pusilánimes, apáticos y resignados pero que se creen superiores, prefiero a los que tienen la valentía que a ellos les falta para reclamar sus derechos y una vida mejor, no importa si son incultos y malhablados. Es más, para el enfrentamiento a la canalla castrista, para emparejar la pelea, los prefiero así.  

ARTÍCULO DE OPINIÓN
Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Julio sigue siendo un mes fecundo para la libertad

Cuba, julio, dirigentes

LA HABANA, Cuba.- Occidente se revolvió en la madrugada del 15 de julio. En la localidad de Los Palacios, provincia de Pinar del Río, la gente se cansó del hambre, los apagones, el calor y los mosquitos, y “se tiró pa´ la calle” a exigir la inmediata reposición del fluido eléctrico. En ese mismo momento, en Centro Habana, una familia se plantaba en medio de la calle Reina para protestar por causa de un desalojo. La misma miseria en Pinar y la capital. La misma desesperación; a oscuras en Los Palacios, mal iluminada por los focos del parque “El Curita” en La Habana. 

Tanto despliegue policial durante los días 11 y 12 de julio, que le sonaron los calderos el 15 al son de la conga más popular de estos tiempos, acompañada por esa frase cargada de flow que le da a Díaz-Canel donde más le duele. El castrismo tumbó el Internet por espacio de una hora, y en ese intervalo la policía política deshizo la concentración en Centro Habana. En Pinar tuvieron que salir los cuadros del Partido Comunista, con sus camisitas sudadas y pulovitos a rayas, para explicarle al pueblo lo que el pueblo ya sabe: que el país tiene problemas. 

Pero al pueblo no le importa. Si hay problemas, resuélvanlos, que para eso están ahí. Los dirigentes no se percatan de que ya pasó el tiempo de la vaselina, que sus justificaciones avivan la ira de la gente y que dentro de poco ningún cuadro comunista podrá pararse delante de la masa hambreada, alterada por las altas temperaturas y la falta de sueño, sin el temor de no salir ileso. Sus trabalenguas molestan a la gente. Sus mofletes y barrigas acomplejan a la gente. Pero sus mentiras, especialmente, remueven algo maligno en el cubano que ya no aguanta el nivel de descaro que muestran los que mal gobiernan este país.

En los videos difundidos en redes sociales se ve claramente a los residentes de Los Palacios abuchear a cuadros y segurosos. Ahí mismo les cantaron la conga y le recordaron a Díaz-Canel que a pesar de tanto cubano preso, el pueblo no lo respeta. No importa cuánto inventen los medios oficiales, tuvieron que poner la luz para que la gente regresara a sus casas, y en un lugarcito apartado le hicieron una entrevista al funcionario mofletudo, completamente solo, quien para colmo aseguró haber escuchado y abrazado al pueblo.  

El miedo tiene descolocados a los cuadros del PCC y a la prensa estatal. Todavía no entienden que la univocidad se terminó, que dondequiera que haya un teléfono móvil está la posibilidad del desmentido, y así sucedió. No hubo abrazos entre el pueblo y la dictadura. Es penoso que tengan que mentir a ese extremo para intentar sostener la creencia de que todo está bien, que el incidente de esa noche no fue otra protesta contra el sistema. 

Lo fue, sin dudas. Es tan pacífico el pueblo cubano que permitió a la escoria del PCC personarse allí y balbucear explicaciones para luego dejarlos retirarse con todos sus huesos sanos. Tienen suerte esos delincuentes después de todo. Al menos por esta vez la tuvieron, pero cuidado, que la soga está a punto de romperse de nuevo y los cubanos saben que aquí las protestas pacíficas son respondidas con violencia. La próxima vez podrían sacarlos a pedradas de Los Palacios, o de cualquier otro municipio olvidado por la revolución de los humildes.

El mes de julio se está mostrando fecundo para un pueblo que revindica su amor a la patria con las estrofas del himno nacional. De nada sirven esos módulos culturales preparados a toda prisa quién sabe para qué, pues ni espectadores tienen. Cadenetas, dos danzantes transfigurados por el calor, una trabajadora que observa aquello con expresión de “trágame tierra”, y allá en el fondo la bandera cubana muriéndose de vergüenza, probablemente extrañando los hombros de Luis Manuel Otero Alcántara.

Rusia ha acudido en ayuda de su lacayo caribeño con 70 mil barriles de fuel, una cortesía por su apoyo incondicional a la guerra en Ucrania. Claro, que los camaradas del Kremlin tampoco están como para regalar, así que las malas lenguas ya están aclarando que ese combustible no es gratis. Cuba tendrá que pagarlo, en moneda dura o con el Cabo de San Antonio; pero todo lo que obtendrá de Rusia serán plazos flexibles. Se acabaron las malcriadeces.

Pese a la inyección de fuel, no hay que dejarse llevar por el entusiasmo. El régimen sabe que vendrán protestas masivas e intensas, por tanto dará prioridad al aparato represivo. El combustible ruso será para los carros patrulleros, las motos de la Seguridad del Estado y los camiones de Prevención FAR y las tropas de élite. Para CUPET algunos litros que serán acaparados en más de la mitad y revendidos luego a precio de oro. 

Mientras la prensa estatal y los funcionarios mienten, los cubanos se preocupan cada vez más por su destino y el de la nación. La verdad se abre paso en las colas, los ómnibus repletos, los centros de trabajo, las escuelas y las charlas de sobremesa. Es inevitable lo que se avecina. La segunda quincena de julio promete.

ARTÍCULO DE OPINIÓN
Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




“El pueblo nos protegió”: el régimen da su versión de las protestas en Pinar del Río

Cuba, detenciones, protestas, Justicia 11J, apagones

MADRID, España.- El Gobierno cubano ofreció su versión sobre las manifestaciones antigubernamentales ocurridas en la medianoche de este viernes en Los Palacios, Pinar del Río; una vez más manipulando la información y minimizando los hechos. 

“Varios videos circulan en las redes sociales de una protesta en el municipio pinareño de Los Palacios donde se observa que varios residentes en ese territorio salieron a las calles a reclamar por los apagones”, indica una nota del oficialista Cubadebate.

Sin embargo, no menciona que en esos mismos videos se aprecia a los cubanos —no varios, sino cientos— reclamando no solo por los extensos apagones, sino también por la precaria situación en que viven, sin alimentos, sin medicinas, bajo represión. 

“¡Tenemos hambre!”, “¡Pongan la corriente!”, “¡Díaz-Canel singao!” e incluso “¡Abajo la dictadura!”, se escucha a los manifestantes gritar a viva voz en las grabaciones. 

Según Cubadebate, el Presidente de la Asamblea Municipal de Los Palacios, José Ramón Cabrera, conversó con los participantes en la protesta y les explicó la situación con el corte de la corriente eléctrica. 

“De acuerdo a los detalles del directivo, la población `tenía inconformidades, falta de información, pensaban que era algo atípico´. Asimismo, agregó que `se respira calma y que se habló con las madres y padres y con los jóvenes que estaban ahí´. El directivo aseguró que `no tuvimos que lamentar agresiones´. Desmintió que la policía agrediera a quienes protestaron e incluso manifestó que `el pueblo nos protegió´”, se lee en la nota del medio oficialista.

En cambio, la información del régimen no se refiere al fuerte despliegue policial que se dio de inmediato; ni al apagón de internet a nivel nacional, presuntamente, teniendo en cuenta situaciones previas similares, para impedir que la noticia se propagara y evitar nuevos focos de protestas.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Adiós al Moncada

Cuba, 11 de julio

LA HABANA, Cuba.- Al cumplirse un año del estallido social del 11 de julio, la dictadura castrista continúa negándolo. Aquella jornada de protestas masivas a nivel nacional fue, según la narrativa oficialista, un puñado de actos vandálicos incitados y financiados por los enemigos de Cuba; una provocación “de manual”, un intento de “golpe blando”. Además de la violenta represión, los miles de encarcelados tras las manifestaciones, los abusos cometidos y los reclamos llorosos del canciller del oprobio, Bruno Rodríguez Parrilla, a la administración Biden para que flexibilizara las sanciones impuestas por Donald Trump, el 11 de julio estremeció tanto al castrismo que el trabajo político-ideológico en cada rincón de la Isla ha experimentado una regresión a la década de 1970. 

No es una estrategia efectiva, desde luego, porque toda la matraca ideológica se deshace frente a las penurias que sufren los cubanos, la vida de jeques que se dan los generales y sus familias, y los apagones que castigan a las provincias de Oriente sin que los funcionarios entiendan que las termoeléctricas del país —viejas y descuidadas— tienen más probabilidades de explotar que de funcionar. 

El régimen está atado de pies y manos, obligado a insistir en lo único que tiene, aunque apenas le funcione: propaganda, demagogia y represión. Así, el día en que fuimos libres por primera vez desde 1959, se multiplican la presencia policial en las calles, los cortes de Internet, los actos de reafirmación por paquetes de pollo cada vez más escasos, las chácharas cansinas sobre una continuidad que es pura miseria, y los intentos por resucitar la doctrina revolucionaria en barrios que se caen de pobreza.

Tanto ha querido la dictadura negar o tergiversar lo ocurrido el 11 de julio de 2021, que ha terminado por conferirle una fuerza simbólica inaudita. Toda Cuba siente la energía de estas horas inmediatas al despertar que inició en San Antonio de los Baños y se extendió por toda la Isla gracias al teléfono móvil de un joven valiente, al que ese gesto costaría 8 meses de injusta prisión. 

Hartos de la familia Castro, de la estupidez de Díaz-Canel y la insensibilidad de su esposa, de la ruina que a cada minuto crece y los ahoga, los cubanos no han dejado de expresar su descontento. Desde hace meses se percibe la inquietud del oficialismo, que ya no puede alardear de aquel Moncada al que Fidel Castro, tan cobarde como astuto, jamás llegó. La insurrección del 11 de julio empañó para siempre la conmemoración del hecho rebelde de 1953, que solo ha servido para demostrar que por muy despiadado que fuera Fulgencio Batista, resultó más benévolo que el dictador de Birán y los continuistas de su legado, capaces de imponerles 20 años de prisión a adolescentes por haber gritado “libertad”. 

Desde el 11 de julio el castrismo no ha dejado de tambalearse. El miedo a caer lo ha llevado a un nivel de ridiculez y abuso que ni sus protectores en el ámbito internacional han podido edulcorar como solían hacerlo. Ya no hay capital moral para predicar nada, ni para pedir un centavo. Cuba ha entrado en liquidación, y con cada remate que se hace a espaldas del pueblo cubano, el mito de la soberanía va perdiendo consistencia. 

Aquel estallido precipitó la debacle de hoy, al arañar la máscara de humanismo y justicia con que han intentado cubrir el verdadero rostro de la revolución. El zarpazo final lo ha dado la invasión de Rusia a Ucrania, que ha obligado al régimen a ponerse del lado de su gran aliado y sugar daddy para no tener que subastar la Isla, o vendérsela directamente al Kremlin.  

En estos días de calma aparente vuelven los recuerdos y el ímpetu de aquella jornada en que los cubanos dijeron “Basta” y se lanzaron a las calles pidiendo a gritos libertad, derechos, alimentos, medicinas. De una punta a la otra Cuba fue sacudida y esa sensación, tan viva hoy como hace un año, es mil veces más poderosa que el Moncada trasnochado, tan lleno de pifias como cualquier libro de historia de Cuba escrito después de 1959. 

Las caras jóvenes, sonrientes y desafiantes del 11 de julio remueven en los cubanos lo que no puede Ramiro Valdés, un viejo inútil y caprichoso que tiene el poder de mandar a callar, con un gesto de su mano, a Miguel Díaz-Canel, más puesto a dedo que nunca. Después del 11 de julio, el poder político solo genera asco y odio. Indumentarias, adalides, efemérides; todo ha sido barrido del altar de pueblo cubano que alguna vez veneró el liderazgo militar en la figura de Fidel Castro. 

Los de arriba temen al 11 de julio porque saben que la gente espera una chispa mínima para volcarse de nuevo en pos de la libertad. Temen a lo que piensan y sienten los cubanos dentro de sus casas, a la fuerza que los inspira, a la ruptura irreversible con el Partido Comunista. Temen a la imposibilidad de mostrar un respaldo popular que no esté motivado por amenazas o privilegios. 

El mes de julio ya no es propiedad de un puñado de delincuentes. Es un trozo de dignidad recuperado por el pueblo cubano a un altísimo precio; un dolor que atraviesa miles de hogares; un orgullo infinito y un espejo reluciente, que nos devuelve la imagen de la Cuba que queremos ser. 

ARTÍCULO DE OPINIÓN
Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




EE. UU. pide al régimen cubano respetar el derecho a la libertad de expresión

régimen, Cuba, Estados Unidos, 11 de julio, libertad de expresión

MADRID, España.- El gobierno de Estados Unidos exigió al régimen cubano proteger el derecho de sus ciudadanos a la libertad de expresión y de reunión. 

Este domingo, a pocas horas de conmemorarse el primer aniversario de las históricas manifestaciones antigubernamentales del 11 de julio, la Embajada de EE. UU. en La Habana instó al Gobierno en la Isla a garantizar que todos los ciudadanos puedan viajar libremente sin ser acosados, que los periodistas puedan realizar su trabajo sin impedimentos y que las líneas de Internet y telecomunicaciones permanezcan abiertas.

A través de un comunicado emitido a través de sus redes sociales la sede diplomática señaló que “los ejercicios militares no anunciados y la detención de activistas y periodistas demuestran que el régimen teme a la libertad de expresión de sus propios ciudadanos”. 

La entidad diplomática recordó además que el 11 de julio de 2021 las autoridades cubanas descartaron las protecciones a la libertad de expresión y de reunión, a pesar de estar establecidas en la Constitución. 

“El gobierno debe cumplir su obligación constitucional, las cortes deben proteger esos derechos y liberar a los manifestantes encarcelados”, declaró.

Durante los últimos días el régimen castrista ha aumentado los operativos policiales, la vigilancia, detenciones, interrogatorios y amenazas a opositores, activistas y periodistas independientes para impedir que salgan a las calles a conmemorar el primer aniversario del 11J y cualquier intento de manifestación. 

De acuerdo al último informe de la ONG Prisoners Defenders, de las más de 1 000 personas encarceladas en la Isla a raíz de las protestas pacíficas del 11 de julio de 2021, aún permanecen en prisión 880 de ellas.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Cubanos en distintas ciudades del mundo marcharán por el primer aniversario del 11J

manifestaciones, Cuba, 11J, España

MADRID, España.- Cubanos en distintas ciudades del mundo marcharán por el primer aniversario de las manifestaciones populares que tuvieron lugar el 11 de julio de 2021 en Cuba, como oposición al régimen castrista.

Hasta el momento han confirmado su participación Roma en Italia, París en Francia, Kolin y Helvetiaplatz-Zürich en Alemania, Santiago de Chile en Chile, Montevideo en Uruguay, Las Vegas en Estados Unidos, Toronto en Canadá y varias ciudades españolas.

En España las manifestaciones pacíficas tendrán lugar el 10 de julio a las 11:00 am en Plaza Sant Jaume, Barcelona; La Montañeta, Alicante y frente al Ayuntamiento, Bilbao; a las 12:00 pm en Plaza del Espolón, Logroño; Plaza del Ayuntamiento, Santander; Almuñécar, Andalucía; a las 8:00 pm en la Plaza España, Zaragoza; y a las 11:00 am en el Paseo del Prado, Madrid. 

A través de un comunicado compartido este domingo a través de Facebook por Mesa de Unidad Cubana (MUC), distintas organizaciones convocaron a unirse “a todos los cubanos que aspiran a que nuestra Patria tenga un futuro de Libertad, Democracia y Prosperidad, a nuestros hermanos latinoamericanos que sufren el mismo destino lamentable de estar gobernados por regímenes autocráticos, marcados por la pobreza y la falta de libertades, a los amigos españoles solidarios con el sufrimiento del pueblo cubano sin dejarse engañar por el mito construido por una dictadura para mantenerse en el poder y, finalmente, a las instituciones asentadas en España que abogan por el respeto y salvaguarda de los Derechos Humanos y la Democracia”.

 

manifestaciones, Cuba, 11J, España

El documento, firmado por Cubanos Libres en Zaragoza, ​Cubanos por el Progreso y la Integración en Valencia, Asociación Cubano-Cordobesa por la Democracia, entre otros, destaca que la convocatoria tiene como fin “conmemorar los sucesos ocurridos el 11 de julio del pasado año en la Isla; una fecha en la cual el pueblo cubano se llenó de valentía y gloria, al salir a las calles a denunciar las terribles condiciones en que tiene que subsistir, en un justo reclamo de cambio y libertad, enfrentándose a pecho descubierto a las fuerzas represivas de la dictadura”. 

“No olvidamos a los exiliados que conforman hoy una diáspora inmensa que se niega a renunciar al deber y el anhelo de una tierra soberana. No nos permitimos olvidar a todo un pueblo, el 11J la lucha continúa”, agrega el comunicado. 

Por decisión del consejo europeo-cubano, Madrid será la sede de las organizaciones que conforman el consejo para sacar adelante las jornadas del 11J.

Según comentó a CubaNet el activista Lázaro Mireles, presidente de Acciones por la Democracia (AxD), durante estas jornadas por el aniversario del 11 de julio organizaciones opositoras realizarán encuentros con partidos políticos españoles, “con el objetivo de exponer qué espera la sociedad civil cubana en función de la libertad de Cuba y conocer qué se puede esperar de ellos en cuanto a la condena a la dictadura castro-comunista”.

Mireles precisó además que la marcha en la capital española comenzará en Cuesta de Moyano, continuará por el Paseo del Prado y culminará con un evento en el Ayuntamiento de Madrid, en la plaza de Cibeles, al que están invitados artistas como Yotuel Romero, William Levy y Alejandro Sanz, entre otros que han mostrado su preocupación por la situación de Cuba.

manifestaciones, Cuba, 11J, España

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.