Demolieron su casa por error

LA HABANA, Cuba, 23 de septiembre de 2013, www.cubanet.org.- Andy Joel Cabrales y Thais Maylen Franco, en un acto de desesperación, se apostaron — en la tarde del viernes– con dos de sus pequeños hijos, frente a la sede del Tribunal Provincial de La Habana, para reclamar una solución a la tragedia que están viviendo.

Hace diez días habitaban una casa en buen estado, en Muralla 315, entre Compostela y Habana, en la Habana Vieja, cuando trabajadores de la Dirección municipal de la Vivienda llegaron para demoler un inmueble. Y se equivocaron destrozando la casa aledaña.

Desde ese día, esta familia de diez personas, que incluye niños de siete, un año y una bebé de cinco días de nacida, todos con padecimiento de asma bronquial, vive en medio de las ruinas de lo que fue su casa, ahora en peligro de derrumbe total.

Ante los reiterados reclamos de los damnificados, funcionarios de la vivienda alegan que no tienen respuesta para el caso. Y en las oficinas del gobierno provincial se limitaron a “orientarles” que soliciten una audiencia en el Departamento de Atención a la Población, lo cual no garantiza ninguna solución.

En su desesperación, los afectados han acudido al Comité Central del Partido Comunista, también sin obtener respuesta. La familia reporta que ninguna autoridad sanitaria se ha preocupado por las condiciones de salud de los niños, ni de la joven madre, todavía en cuarentena de su reciente cesárea.

Varios ciudadanos que apoyaron la protesta fueron detenidos frente al Capitolio. La directora municipal de la vivienda, funcionarios del gobierno municipal y del partido comunista se comprometieron verbalmente a dar solución al caso.

Activistas de derechos humanos, abogados y periodistas independientes daremos seguimiento al lamentable suceso.

montesinos 3788@gmail.com

Fotos de Leonardo Calvo Cardenas
(pulse para ampliar)
[fbcomments]