Una luz desde Bolivia

Una luz desde Bolivia

La lección de Bolivia es única y reconfortante, en medio de los fieros ataques a la democracia en América Latina, motivados por la “brisa boliviariana”

Bolivia
Una luz desde Bolivia. Foto de la autora

NUEVA YORK, Estados Unidos.- La lección de Bolivia es única y reconfortante, en medio de los fieros ataques a la democracia en América Latina, motivados por la nefasta “brisa boliviariana”.

Con Cuba llamando a luchar por Evo Morales resalta —en fuerte contraste— la ratificación de las fuerzas armadas bolivianas que nunca se enfrentarán con el pueblo.

El mandatario cubano, Miguel Díaz-Canel, condenó “enérgicamente el Golpe de Estado en Bolivia y pidió la movilización por la vida de Evo Morales”.

Expresó en Twitter el gobernante de Cuba, Miguel Díaz-Canel, que “la derecha con violento y cobarde golpe de estado atenta contra la democracia en Bolivia. Nuestra enérgica condena al golpe de estado y nuestra solidaridad con el hermano Presidente Evo Morales”.

Anteriormente La Habana, en una declaración oficial del Ministerio de Relaciones exteriores, había denunciado lo que llamó “el golpe de Estado en marcha contra el presidente legítimo de Bolivia”.

Y a continuación, en una franca injerencia en los asuntos internos de una nación, hizo un llamado “a todos los sectores a detener esta maniobra, que constituye —dice— una amenaza para la estabilidad de Bolivia y de toda la región”.

Las fuerzas armadas de Cuba —al igual que las de Venezuela y Nicaragua— están compradas mediante altos sueldos y numerosas prebendas, por lo cual no expresan el respaldo a sus respectivos pueblos, a quienes deberían servir con lealtad y coraje.

La compra de voluntades entre los militares tampoco ha tenido el efecto deseado de La Habana y Caracas, en Ecuador, Perú y Chile.

Sin embargo, el hábil manejo político de las masas descontentas, con envíos y filtraciones de cubanos y venezolanos que han llevado a cabo actos terroristas de incendio y destrucción, han logrado el caos y la desestabilización de naciones democráticas que luchan hoy por zafarse de la garra comunista.

Los bolivianos ya habían rechazado esa injerencia y rehusaron —en un plesbiscito— un nuevo período presidencial de Evo Morales, a quien ven como un aliado de La Habana y Caracas y portador de los males que hoy viven esos dos países.

Como bien dice Ángel Rivas:

… en Bolivia estamos defendiendo la libertad de toda Latinoamérica, darles un rayito de esperanza a los venezolanos, a los nicaragüenses, a los cubanos, no nos van a ganar estos comunistas de mierda.

¡No nos van a ganar!

Recibe la información de Cubanet en tu teléfono a través de Telegram o WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 498 0236 y suscríbete a nuestro Boletín dando click aquí.

[fbcomments]