Presos con falsos procesos (I parte)

Presos con falsos procesos (I parte)

No hay dudas de que lo que quiere el régimen es sacar a José Daniel Ferrer de circulación, por su carisma y por su trabajo

José Daniel Ferrer
Promotores de Cuba Decide y activistas de UNPACU en la campaña por la liberación de José Daniel Ferrer (Foto archivo)

LA HABANA, Cuba.- Hace apenas unos días se dio a conocer la petición fiscal para los presos políticos de la UNPACU (Unión Patriótica de Cuba): José Daniel Ferrer García, José Pupo Chaveco, Fernando González Vaillant y Roilán Zárraga Ferrer; consistente en 9 años de privación de libertad para el primero, 8 años para el segundo y 7 años para los dos últimos.

En específico me voy a referir al caso de José Daniel Ferrer, no por las relaciones familiares que tenemos, al ser la madrina de su hija mayor, que lleva mi nombre, sino porque obtuvo una sanción superior a la que todo el mundo repite. Además, sabemos que, como buenos mafiosos, la dictadura considera los otros tres encartados como daños colaterales.

Y es que la Fiscal del proceso dice que la sanción que le fue impuesta en 2003 la cumple en el año 2028, a pesar de estar todos los miembros del Grupo de los 75 que quedamos en Cuba en ese limbo jurídico que se llama Licencia Extrapenal. Pero como no quisimos emigrar se nos castiga, en particular a él, solicitando al Tribunal que tenga en consideración el tiempo que falta por cumplir correspondiente a la sentencia de la Causa No 4 de 2003.

Esto implica que se quiere tener en cuenta la agravación extraordinaria de la sanción, según el Artículo 54.4 del Código Penal, por haber cometido un nuevo delito cumpliendo una condena. Si el Tribunal lo acepta, le tendrían que hacer una sanción conjunta, con los ocho años de privación de libertad que le quedan de los 25 impuestos, sumados a la sentencia del juicio hasta ahora pendiente. Esta sanción conjunta la tendría que hacer el Tribunal Provincial de Santiago de Cuba.

Lo anterior indica que la situación de José Daniel es la más complicada entre los 4 acusados.

En toda esta problemática, en la que se incluye la sanción de 2003, tendría que intervenir la Iglesia Católica y el Gobierno de España, ya que fueron los artífices de las libertades que obtuvimos los presos de conciencia del Grupo de los 75.

Como en Cuba todo es tan secreto no se pudo saber si en un momento determinado se acordó que ninguno de los que permanecimos en la Isla iría a prisión por esa causa pendiente. Se podría ver como: “si te vas del país no tienes problemas, si te quedas y sigues en lo mismo entonces atente a las consecuencias”. Cabría preguntarle tanto a la Iglesia como a España. ¿Fue así la negociación, y se llegó a ese acuerdo?

No hay dudas de que lo que quieren es sacar a José Daniel Ferrer de circulación, por su carisma y porque el pueblo de Santiago de Cuba está viendo lo que hace por los más pobres de la sociedad. ¡Claro! no les basta con eso, además han querido desprestigiarlo de forma internacional, lo que no han logrado, porque encarcelarlo está en manos de la dictadura, pero quitarle el brillo ante el mundo ¡no!

Pero… todos nos preguntamos: ¿Dónde están los que se han pronunciado a favor de su libertad? ¿No ha sido suficiente claro para la Unión Europea que se violan los derechos humanos en Cuba?

O es que se creen lo que dijo Miguel Díaz-Canel en el acto de apertura del año judicial en el Tribunal Supremo: “Que el sistema judicial se caracterice por su ética, compromiso y honestidad”.

Son muchos los malos ejemplos que se tienen sobre la justicia cubana. Se cuentan por decenas los disidentes a los que se les ha inventado un proceso común para llevarlos a prisión. Son más de 10 mil las personas encarceladas por peligrosidad predelictiva, lo que implica que no han cometido delito alguno, solo los encierran “por si acaso”.

Y en medio de este triste panorama se va a permitir que sancionen a José Daniel Ferrer, posiblemente hasta con 17 años de cárcel. Es como si el mundo le dijera a la dictadura: “Sigan, hagan lo que quieran, que no pasa nada”.

Es hora de que se dé una fuerte respuesta a esta situación, que no se siga esperando a que suceda algo y que el régimen decida no juzgarlo. Todas las cartas están sobre la mesa, el juicio está planteado, no hay pruebas, pero eso no importa, es la palabra de un hombre contra cuatro inocentes que no tienen ni forma de defenderse; porque todos saben que es cierto lo que dijo José Daniel Ferrer a su esposa, que los abogados de los Bufetes Colectivos también se prestan a servir los mandatos de la dictadura, y es por eso que no quiere ser defendido por alguno. Se supone que le otorguen el derecho de tener un abogado de oficio.

La realidad es que el destino de José Daniel Ferrer se decide a los más altos niveles —si ya no está decidido—, y conociendo la forma totalitaria de actuar del grupo dominante, casi seguro, si tiene salud, lo hará Raúl Castro, aunque sea uno de sus últimos actos diabólicos.

Si tienes familiares en Cuba comparte con ellos el siguiente link (descargar Psiphon), el VPN a través del cual tendrán acceso a toda la información de CubaNet. También puedes suscribirte a nuestro Boletín dando click aquí.

Acerca del Autor

Martha Beatriz Roque Cabello

Martha Beatriz Roque Cabello

Martha Beatriz Roque Cabello Nació en La Habana, el 16 de mayo de 1945, hija de un matrimonio de inmigrantes canarios, que tuvieron 6 hijos, dos varones y cuatro hembras, ella era la hija menor. Estudió Licenciatura en Economía en la Universidad de La Habana, se graduó con honores y se quedó como profesora de la asignatura Estadística Matemática. En 1989 ingresa en la oposición, fundando el Instituto Cubano de Economistas Independientes. Posteriormente, forma parte del Grupo de Trabajo de la Disidencia Interna, que fue llevado a prisión en el año 1997, por escribir La Patria es de Todos. En 2003 retorna a prisión como parte del Grupo de los 75, la única mujer. Una vez en licencia extrapenal organiza la Asamblea para Promover la Sociedad Civil, que tuvo dos días de trabajo público en Río Verde, Boyeros, La Habana. Actualmente mantiene su línea de trabajo con la población a través de la Red Cubana de Comunicadores Comunitarios.

[fbcomments]