Cubanet
Noticias de Cuba – Prensa Independiente desde 1994
Jueves, 21 de septiembre 2017

Corrupción, otra plaga silenciada

En la provincia más oriental de Cuba hay varios funcionarios detenidos, pero la prensa calla

 |   |  comment count

La economía cubana se encuentra marcada por la corrupción de forma profunda (desdeminsulacuba.com)

GUANTÁNAMO, Cuba.- Desde hace varios años la provincia de Guantánamo cierra su balance económico anual con déficits millonarios. Según ha informado el periódico Venceremos, órgano oficial del Partido Comunista de Cuba (PCC) en el territorio, las pérdidas en los últimos años se acercan o sobrepasan los veinte millones de pesos anuales y una de las áreas más sobresalientes en este indicador negativo es la de comercio y gastronomía.

Aunque al terminar el 2016 dicho órgano de prensa no publicó dato alguno al respecto, y desde hace varios meses no publica ninguna información sobre los dirigentes sancionados por la comisión de delitos económicos, la situación parece no haber mejorado si nos atenemos a recientes sucesos ocurridos en la provincia y que, a pesar de permanecer silenciados por la “prensa objetiva y revolucionaria”, han conmocionado a la sociedad guantanamera.

Sujetos a investigación y en prisión provisional se encuentran varios ciudadanos que dirigían en la Empresa Porcina de Guantánamo, acusados de haber efectuado pagos a algunos productores privados sin que existiera respaldo productivo. En este caso se detectó inicialmente que se pagó más de medio millón de pesos corrientes (CUP) por la supuesta entrega a la entidad de más de 18 000 toneladas de carne de cerdo. Este resultado preliminar de las investigaciones provocó la sustitución casi general del consejo de dirección de la empresa. CubaNet tuvo acceso este fin de semana a un trabajador de dicha entidad, quien solicitó el anonimato por temor a represalias y aseguró que las investigaciones continúan.

En los calabozos de la unidad provincial de investigaciones del Ministerio del Interior y sujeto a investigación desde hace aproximadamente cuatro meses se halla el señor Orlando Benítez, quien se desempeñaba como administrador de la pizzería estatal La Veneciana, considerada la mejor de Cuba debido a la calidad de su servicio y a los bajos precios de sus ofertas gastronómicas.

Este caso provocó honda repercusión en la ciudad debido a que el señor Benítez es una persona de reconocido prestigio en el sector y fue detenido como un vulgar delincuente en su centro de trabajo. Se rumora que hasta la fecha no han podido probarle nada y que un equipo de investigación económica procedente de La Habana está en Guantánamo para realizar una auditoría a la unidad que administraba.

Más allá de la responsabilidad penal que puedan probarle, todo parece indicar que Benítez va a ser sancionado; pues el tratamiento que ha recibido no ha tenido en cuenta sus méritos como dirigente ni sus logros, algo que reconoció en varias ocasiones la prensa oficialista de la provincia así como el periódico Trabajadores, órgano oficial de la Central de Trabajadores de Cuba.

Según lo establecido en el artículo 107 de la Ley de Procedimiento Penal, el término de la instrucción de un expediente no debe exceder los sesenta días naturales, lo cual se viola reiteradamente. Y aunque el artículo 247 de dicha Ley establece que la prisión provisional se cumple en establecimiento distinto al destinado a la extinción de las sanciones privativas de libertad, que obviamente no puede ser tampoco un calabozo, esta disposición también se viola constantemente en Cuba, donde la dilatada permanencia de los ciudadanos en los calabozos tiene por objetivo obligarlos a cooperar con las investigaciones. Tal proceder no es considerado por la fiscalía ni por los tribunales como una tortura psíquica.

A tales procesos se ha unido la reciente investigación contra trabajadores del Banco Popular de Ahorro (BPA) en la provincia. Según un trabajador del banco al que CubaNet tuvo acceso a condición de que tampoco reveláramos su identidad, las agencias que pertenecen al BPA en Guantánamo están sometidas a una exhaustiva auditoría a partir de este lunes 30 de enero de 2017 pues se han detectado evidencias que apuntan a un gran perjuicio económico en contra del Estado cubano.

Agencia del BPA de Guantánamo, sita en Los Maceos entre Emilio Giro y Carretera (Foto: Roberto J. Quiñones)

Hace una semana fueron detenidos algunos trabajadores de la agencia del BPA ubicada en el Hospital Provincial Doctor Agostinho Neto. Luego fueron detenidos otros de la agencia ubicada en la calle Los Maceo entre Emilio Giro y Carretera.

En el caso de la agencia ubicada en el hospital, según rumores que CubaNet no ha podido verificar atendiendo al secretismo imperante en Cuba alrededor de estos sucesos, las violaciones han sido de procedimientos administrativos sin que hayan aflorado elementos de corrupción. No se rumora lo mismo con respecto a la agencia bancaria de la calle Los Maceo pues de algunos de los trabajadores detenidos se dice que exigían sumas de hasta cinco mil pesos (CUP, unos doscientos dólares) para facilitar la obtención de créditos a los ciudadanos necesitados de ellos.

A pesar del estado de opinión que estos sucesos han provocado entre la población, pues entre los detenidos hay varias personas que gozan de reconocido prestigio, los medios mantienen igualmente absoluto silencio.

Quizás se espere el pronunciamiento de los tribunales para ofrecer alguna información. Mientras tanto “Radio Bemba”, que no espera por la orden de ningún burócrata, transmite verdades, verdades a medias y hasta mentiras. Vox populi, vox Dei, afirma un antiguo adagio que en este caso será cierto hasta que la prensa oficialista no publique su versión una vez que la autoricen a hacerlo. Y cuando lo haga será una versión sesgada por los intereses del Partido y del tribunal sancionador, obviamente los mismos.

Ver más en:

Acerca del Autor

Roberto Jesús Quiñones Haces
Roberto Jesús Quiñones Haces

Nació en la ciudad de Cienfuegos el 20 de septiembre de 1957. Es Licenciado en Derecho. En 1999 fue sancionado de forma injusta e ilegal a ocho años de privación de libertad y desde entonces se le prohíbe ejercer como abogado. Ha publicado los poemarios “La fuga del ciervo” (1995, Editorial Oriente), “Escrito desde la cárcel” (2001, Ediciones Vitral), “Los apriscos del alba” (2008, Editorial Oriente) y “El agua de la vida” (2008, Editorial El mar y la montaña). Obtuvo el Gran Premio Vitral de Poesía en el 2001 con su libro “Escrito desde la cárcel” así como Mención y Reconocimiento Especial del Jurado del Concurso Internacional Nósside de Poesía en 2006 y 2008 respectivamente. Poemas suyos aparecen en la Antología de la UNEAC de 1994, en la Antología del Concurso Nósside del 2006 y en la selección de décimas “Esta cárcel de aire puro”, realizada por Waldo González en el 2009.

Relacionado:

Envíe su Comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no reflejan la opinión de Cubanet Noticias. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario que viole alguno de los términos y condiciones del reglamento será inhabilitado para volver a comentar. Pedimos a los usuarios abstenerse de utilizar palabras obscenas u ofensas de tipo personal. Enviar un comentario implica la aceptacion del reglamento. Servicio proporcionado por DISQUS.


comments powered by Disqus

Coméntalo en Facebook: