Cien Mentiras de Fidel Castro (II)

Cien Mentiras de Fidel Castro (II)

Decía el dictador en 1959: “Convertiremos a Cuba en el país más próspero de América (…) el pueblo de Cuba alcanzará el nivel de vida más alto que ningún país del mundo”

Fidel Castro (Foto de archivo)

“La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla”

José Martí

MIAMI, Estados Unidos. – ¿Por qué llamo a este tema “Cien Mentiras de Fidel Castro”? Porque él afirma lo contrario de lo que piensa, disfraza su pensamiento haciendo que sus pronunciamientos parezcan otra  cosa. Porque falsifica lo prometido quebrantando su palabra. De él podemos decir que “Miente más que habla”.

A fin de comprender las acciones de Castro, es necesario entenderlo como lo que  realmente es, no como la gente quiere que sea. Es un hombre con dos caras, una es la cara de un revolucionario que promete prosperidad, democracia y la restauración de la Constitución cubana de 1940. La otra es la cara de un mentiroso que dice y promete cualquier cosa con objeto de permanecer en el poder de por vida.

Las siguientes infames mentiras fueron utilizadas por Fidel Castro para engatusar al pueblo cubano, para más tarde traicionar los verdaderos principios de la revolución convirtiendo la isla en un satélite de la Unión Soviética.

13. “Nosotros hemos dicho que convertiremos a Cuba en el país más próspero de América, hemos dicho que el pueblo de Cuba alcanzará el nivel de vida más alto que ningún país del mundo”. Discurso, La Habana, 13 de marzo de 1959.

Fidel Castro
Fidel Castro en Washington DC, Estados Unidos, abril de 1959 (Foto de archivo)

En 1999 el programa de desarrollo de las Naciones Unidas colocó a Cuba en el penúltimo lugar de pobreza entre los países de América Latina. Sólo un país latinoamericano era más pobre que Cuba, Haití. Los informes estadísticos de Cuba y organismos especializados reflejan que las producciones de la agricultura cubana disminuyeron año tras año desde 1980 al 2010. Hay escasez de frutas, vegetales, papas, plátanos, mangos, boniatos, malanga, arroz y otros comestibles que, tradicionalmente, han sido producidos en la isla. La zafra azucarera 2017-2018, con una producción de 1.1 millones de toneladas de azúcar, fue la peor de los últimos 124 años.

Desde 1961 hasta 1990, la tiranía castrista recibió un promedio cuatro mil millones de dólares al año en subsidios de la Unión Soviética. Del 2000 al 2014, el subsidio de Venezuela ha sido estimado en $105 000 millones. Durante todos esos años, los recursos dedicados a la construcción de viviendas, el transporte público y la infraestructura han sido mínimos, no se suprimió la tarjeta de racionamiento, y el nivel de vida disminuyó notablemente.

14. “Nos casaron con la mentira y nos han obligado a vivir con ella en vergonzoso contubernio; nos acostumbraron a la mentira, y nos asustamos de la verdad. Nos parece como que el mundo se hunde cuando una verdad se dice. ¡Como si no valiera más la pena que el mundo se hundiera, antes que vivir en la mentira!” (Discurso en el Colegio Médico Nacional, 16 de marzo de 1959).

“Una mentira repetida mil veces se convierte en una realidad”, dijo Joseph Goebbels. Fidel Castro ha usado la mentira como un arma política. Conocido como “el padre de la mentira”, lo suyo no tienen límite. Él convirtió la mentira en verdad. Eso es precisamente lo que hizo, nos casó con la mentira y nos ha obligado a vivir con ella hasta que su régimen desaparezca de la faz de la tierra. Sin embargo, al mismo tiempo es el mejor amigo de la verdad, que al final siempre triunfa.

15. “De todas las formas de discriminación racial, la peor es aquella que limita el acceso del cubano negro a las fuentes de trabajo porque es cierto que ha existido en nuestra patria, en algunos sectores, el bochornoso procedimiento de excluir al negro del trabajo (…) vamos a ponerle fin a la discriminación racial en los centros de trabajo, haciendo una campaña para que se ponga fin a ese odioso y repugnante sistema.” (Discurso, 22 de marzo de 1959).

Constitución de 1940, Artículo 20: “Se considera punible toda discriminación por motivo de sexo, raza, color o clase y cualquiera otra lesiva a la dignidad humana.” Desde el inicio de la  República, en 1902, se dio comienzo al proceso de la integración racial. No existía discriminación racial en el transporte público, escuelas públicas,  la mayoría de los centros de trabajo, fuerzas armadas y la dirección política.

Durante la época republicana, cierto número de cubanos de color llegaron a ocupar cargos políticos de gran importancia. Batista, jefe del ejército, presidente y hombre fuerte de Cuba, era mestizo, descendiente de español y taino. Durante su liderazgo, un gran número de los oficiales del ejército fueron mulatos y negros.

Bajo el régimen castrista los cubanos negros han sido desplazados de los empleos en el turismo, las empresas mixtas, y de los empleos mejor remunerados. Como el régimen controla el empleo en esos sectores, podemos afirmar que el régimen ejerce la discriminación racial.

El cubano de color es doblemente discriminado; por ser ciudadano cubano y por el color de su piel. Bajo la dictadura castrista los negros y mulatos, que representan el 36% de la población, sólo ocupan seis escaños en el Buró Político, de 24 miembros, y solamente el 10%  ocupan escaños en el Comité Central. Sin embargo, en 1908, cuando la proporción de la población de color ascendió al 30%, la proporción de negros y mulatos en la Cámara de Representantes y el Senado fue del 15%.

En el ejército, entre los oficiales de alto rango, donde el 95% son blancos, no tienen prácticamente representación alguna, pero sí la tienen entre las víctimas en las guerras castristas en África, donde fueron mayoría y sirvieron como carne de cañón.

16. En el discurso de la toma de posesión como Primer Ministro, el 16 de febrero de 1959, Fidel dijo: “se están llevando adelante ya los proyectos para desecar la Ciénaga de Zapata, donde obtendremos 15 000 caballerías de tierra, y para recuperar los bajos del río Cauto, desecándolos también y preparándolos para la agricultura, donde calculamos obtener 10 000 caballerías más de tierra”.

Discurso en el Colegio Médico Nacional, el 16 de marzo: “pienso que es un crimen más que la Ciénaga de Zapata no hubiese sido desecada hace muchos años (…) La Ciénaga de Zapata, nada más fácil en el mundo que desecarla, no es ni siquiera una ciénaga…. pues bien, antes del día 30 de este mes, la Ciénaga de Zapata comenzará a ser desecada, y antes de un año y medio habremos recobrado 15 000 caballerías de tierra, de la tierra más fértil en la Ciénaga de Zapata….Para el año que viene estará sembrado en la Ciénaga de Zapata todo el arroz que hoy se importa; tendrán tierras 24 000 familias, y trabajarán 50 000 personas, solamente en lo que era un pantano, una ciénaga.”

El 29 de marzo de 1959 Castro ordenó la intensificación de las obras de la Ciénaga de Zapata. La desecación de la Ciénaga tenía por objeto convertirla en tierra productiva, pero en realidad ocasionó una gran destrucción del sistema ecológico de la misma.

En la actualidad el 58% del área agrícola del país no está en producción (Oficina Nacional de Estadísticas, Panorama Uso de la Tierra, 2013) y el pueblo careciendo de comida. El ornitólogo cubano Carlos Wotzkow, basado en sus estudios de la región, estima que el 50 por ciento del sistema ecológico de la Ciénaga de Zapata se ha perdido dada la acelerada destrucción del Medio Ambiente.

El descabellado plan de desecación de la Ciénaga de Zapata para sembrar arroz con objeto de satisfacer el consumo nacional y la recuperación de tierras en los bajos del Río Cauto fueron otros rotundos fracasos de Fidel Castro. Se gastaron millones de dólares en dichos proyectos, los  cuales ocasionaron considerables daños ecológicos. Las áreas pantanosas adyacentes a la Bahía de Cochinos fueron prácticamente destruidas, y también su flora y fauna.

17. “La Democracia es derecho para unos y para otros, que se discutan todas las teorías, todas las prédicas que se escriban, que se discutan, porque el hombre es razón y no fuerza, el hombre es inteligencia y no imposición y no capricho, que se hable, que se discuta, que lo que nosotros estamos buscando en esa libertad donde todas las ideas se discutan, en que todos tengamos derecho a pensar, libertad para escribir, libertad para reunirse, para todos los actos lícitos y legales. El hombre es verdaderamente demócrata (…) Y aunque sea en una esquina y donde lo oigan 20 personas si no lo pueden oír 100, ese hombre pueda expresar su pensamiento. Y si quieres sacar en mimeógrafo una tesis política que la imprima y la reparta en la Universidad sin que se lo lleven a la estación de policía”. Comparecencia en el programa de TV “Ante la Prensa” (CMQ TV, La Habana, Abril 2, 1959).

Fidel Castro en la TV cubana, 1959
Fidel Castro en la TV cubana, 1959 (Foto de archivo)

Todo eso es verdad en una democracia, pero no bajo la tiranía castrista en la que han sido abolidas las filosofías políticas que difieren del sistema imperante, la libertad de reunión pacífica, el derecho a escribir y de expresar las ideas que critiquen al régimen. Que se lo digan a todos aquellos que han osado expresar sus pensamientos en una esquina haciendo uso de sus libertades fundamentales y han ido a parar a la cárcel, condenados a largas penas de prisión. Que se lo digan a todos aquellos que han sido golpeados y condenados  por repartir copias de la Declaración Universal de Derechos Humanos, categorizado como delito de distribuir “propaganda enemiga”.

18. “Respeto al Comunismo, solo puedo decirles una cosa, NO SOY COMUNISTA, ni los comunistas tienen fuerza para ser factor determinante en mi país”. (Discurso en la “Sociedad Norteamericana de Editores de Periódicos”, Washington DC, abril 17, 1959). “Esta revolución no es comunista sino humanista”. Comparecencia en el programa de TV “Ante la Prensa” (Washington DC, abril 19, 1959).

En su comparecencia en el programa de televisión “La Universidad Popular”, en diciembre 1 de 1961 declaró: “Puedo decir, con satisfacción plena y confidencia, que soy marxista-leninista y lo seré hasta el último día de mi vida”.

Castro, un desvergonzado mentiroso patológico, negó enfáticamente que el comunismo tuviera algo que ver con él, para proclamar  tiempo después que había sido marxista leninista toda la vida.  El ojo del amo ruso engorda al “Caballo”.

19. “Deseamos establecer en Cuba una verdadera democracia, sin trazo alguno de fascismo, peronismo o comunismo. Estamos en contra de toda clase de totalitarismo”. (Conferencia en Nueva York con el Dr. Gainza Paz, director del periódico “La Prensa” de Buenos Aires, 23 de abril de 1959).

Estableció un estado totalitario donde se prohibieron los partidos políticos. Destruyó el movimiento obrero y se eliminaron sus múltiples conquistas laborales y sociales. Persiguió y arrinconó las instituciones religiosas. Censuró e incautó los órganos de prensa, radio y televisión. Reprimió al pueblo y sembró el terror. Planificó la miseria creando escasez de alimentos, obligando a las mujeres a prostituirse para vivir. Su propósito ha sido el de detentar un poder absoluto, personal y de duración indefinida.

Recibe la información de Cubanet en tu teléfono a través de Telegram o WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 498 0236 y suscríbete a nuestro Boletín dando click aquí.

[fbcomments]