Avalancha de turistas cubano-americanos

Avalancha de turistas cubano-americanos

Los cubanos que fueron de visita en julio y lo que va de agosto a los Estados Unidos, principalmente a Miami y Tampa, tuvieron que esperar para lograr la reservación de regreso, porque los 12 vuelos diarios desde estas dos ciudades estaban cubiertos

cubano americano aeropuerto
Cubano americano llega al aeropuerto de La Habana

LA HABANA, Cuba -El periodista René Tamayo León,  en su artículo “Turismo internacional continúa desacelerándose”, publicado el 30 de julio en el diario Juventud Rebelde, brindó una información que no se ajusta a la realidad  acerca de la  entrada de turistas a Cuba en el primer semestre del presente año.

Afirma el periodista: “El arribo de viajeros internacionales continúa desacelerándose. En junio cayó incluso por debajo de los registrados en el igual mes de 2013, esto incluye la caída de un punto de porcentaje en el primer mercado emisor, Canadá”.

Para escribir su artículo, Tamayo León tuvo como fuente los datos que sobre el particular da a conocer la Oficina Nacional de Estadística e Información (ONEI) en su capítulo “Turismo. Llegadas de visitantes Internacionales. Enero-junio 2014”.

Las informaciones sobre la llegada de turistas a Cuba que brinda la ONEI, por orientaciones expresas  del gobierno, no pueden reflejar como un capítulo el arribo de cubanoamericanos y del turismo nacional, por eso los incluye en la categoría  “otros”. Según  la ONEI, la llegada de turistas en enero y febrero de 2014 procedentes de Canadá fue de 316 109, y los contemplados en el capítulo  “otros” -léase cubanoamericanos y nacionales-  64 969. La suma de ambos es  381 078  visitantes.

La suma de viajeros de los restantes 17 países de Europa y América Latina emisores de turismo hacia Cuba en enero y febrero, considerada la “Temporada Alta”, se elevó a 96 518 turistas.

La ONEI ocultó deliberadamente que la mayoría de los turistas fueron, además de los canadienses, cubano-americanos y nacionales.

Otro elemento que Tamayo León falsea es cuando afirma: “La llegada de visitantes internacionales es un índice clave para el turismo, que se relaciona  con los ingresos del sector, que constituye una de las primeras fuentes de entrada de divisas fresca al país”.

El periodista de Juventud Rebelde no hace referencia al arribo de cubano-americanos ni al comportamiento del turismo nacional y omite que respecto a las entradas de divisas, el primer lugar lo ocupa la exportación de servicios médicos a Venezuela, Brasil y Ecuador, y el segundo, la entrada de remesas enviadas por los cubanos residentes en el exterior, principalmente de los Estados Unidos.

cubano americanos aeropuerto2
LLegada al aeropuerto José Martí de La Habana

De este último país, el pasado año se enviaron 2780 millones de dólares, que sumados a los 3 506 millones de dólares de remesas en especie sumaron 6286 millones de dólares.

El turismo reportó una recaudación bruta de 2 600 millones de dólares. Luego de realizadas las liquidaciones correspondientes referidas al pago de los gastos en que se incurrió para la atención a los turistas, el pago a los trabajadores e impuestos al erario público, la ganancia neta final dista bastante del monto de las remesas recibidas.

Tamayo León, obligado a no salirse del guión sobre el tema del turismo,  afirma algo que no es cierto, cuando señala “estamos en la llamada temporada baja turística”.

Los cubanos que fueron de visita en julio y lo que va de agosto a los Estados Unidos, principalmente a Miami y Tampa, tuvieron que esperar  para lograr la reservación de regreso, porque todas las capacidades de los 12 vuelos diarios procedentes de estas dos ciudades estaban totalmente cubiertas.

De qué temporada baja y desaceleración del turismo habla Tamayo León, cuando en el mes de julio los vuelos diarios procedentes de la Florida, trasladaron hacia Cuba a 55 800 cubano-americanos que vinieron a vacacionar junto con sus familias, muchos de ellos  los hoteles de los diferentes polos turísticos del país en esta temporada veraniega.

La atención a tal avalancha de turistas, que han convertido lo que era la temporada baja en alta, fue posible gracias a las 26 empresas extranjeras que asociadas con los grupos hoteleros cubanos explotan 15 hoteles con unas 7 250 habitaciones.

A los servicios que brindan las diferentes instalaciones turísticas estatales se le suman los 2 000 pequeños restaurantes y las 7 250 habitaciones de particulares destinadas al arrendamiento. Las instalaciones, tanto estatales como privadas,  pretenden dar respuesta al creciente turismo procedente de los Estados Unidos y al nacional, que gracias a los dólares que le envían sus familiares radicados en el exterior, pueden hacer las reservaciones de fines de semana, con todo incluido, en centros turísticos del país

 

[email protected]

Acerca del Autor

Osmar Laffita Rojas

Osmar Laffita Rojas

Osmar Laffita, Holguín, 1945. Marino mercante, profesión en la que se mantuvo durante 20 años. En 1991 pasa a trabajar en el turismo, hasta 1994. En 1993 ingresa a la Corriente Socialista Democráticas, y en 2007 se vincula al Partido Solidaridad Democrática. Desde ese año colabora con las páginas CubaNet y Primavera de Cuba e-mail: [email protected]

[fbcomments]