A 90 millas de distancia y promesas que cumplir

A 90 millas de distancia y promesas que cumplir

Mientras el Presidente Obama habla sonriente con Raúl Castro, las golpizas continúan

Dama de Blanco es arrestada el día de los derechos humanos (foto tomada de internet)
Dama de Blanco es arrestada el día de los derechos humanos (foto tomada de internet)

WASHINGTON D.C., Estados Unidos.- El Centro para Cuba Libre ha pedido a decenas de Miembros del Congreso y a un número similar de medios de prensa que insistan con el presidente Barack Obama para que, antes de su llegada a La Habana el lunes próximo, el norteamericano pueda anunciar públicamente que no van a continuar las golpizas y los abusos a las Damas de Blanco; cubanas esposas, hijas y hermanas de presos políticos, que se manifiestan todos los domingos con una flor en la mano por la libertad de todos los cubanos, la justicia y la reconciliación nacional.

Durante muchos meses, todos los domingos, las que asisten a la Iglesia de Santa Rita y otras en varias provincias cubanas son detenidas por la Seguridad del Estado, arrastradas por las calles, y en muchos casos la policía las deja de madrugada, abandonadas en la oscuridad, en carreteras a muchos kilómetros de sus casas. El domingo pasado, 13 de marzo, a una semana de la visita del Presidente a La Habana, la Seguridad del Estado cubana una vez más reprimió cruelmente a las Damas de Blanco que habían asistido a misa.

Como parte de la campaña para que el presidente consiga el cese de las golpizas, el Centro para Cuba Libre distribuyó en los últimos días más de 2 000 peticiones frente a la Casa Blanca, en oficinas del Congreso de los Estados Unidos y a la prensa. Las peticiones con una foto sonriente del Sr. Obama llevan un titular que dice: “A 90 millas de distancia y promesas que cumplir”. La publicación incluye citas textuales del Presidente en las que declaraba que sólo iría a la Isla si había mejoras en los derechos humanos. La publicación indica además que el Presidente había declarado que si, al contrario, la situación empeoraba, no tendría sentido su visita a la Isla, aclarando que el propósito de la empresa no era apoyar al status quo.

Desde entonces, Amnistía Internacional, Human Rights Watch, la Human Rights Foundation basada en Nueva York, Freedom House y organizaciones de derechos humanos dentro de la Isla han reportado que, en vez de mejorar, han empeorado las condiciones de los derechos humanos en Cuba. Pero el Presidente ha cambiado de opinión.

En la publicación aparecen las fotos de Rosa María Payá y su padre. Rosa María dice: “Raúl Castro asesinó a mi papá, Oswaldo Payá”.

La publicación incluye una foto de Mario y Miriam de la Peña, quienes declaran: “Raúl Castro mató a nuestro hijo, Mario de la Peña, Jr”. También incluye una foto de Reina Luisa Tamayo diciendo: “Raúl Castro mató a mi hijo, Orlando Zapata Tamayo”. Además incluye la foto de Héctor Maseda quien dice: “Raúl Castro mató a mi esposa, Laura Pollán”.

Formando parte de la publicación está una foto de Sirley Ávila León en una cama donde muestra sus heridas. “Sirley Ávila León, ex miembro de la Asamblea del Poder Popular, se atrevió a criticar al régimen, quien ordenó que la agredieran a machetazos. Le cercenaron una mano”.

Otras de las imágenes en la publicación son fotos de las Damas de Blanco, incluyendo a Laura Pollán, siendo arrastradas por la policía política castrista.

El Centro para Cuba Libre es una organización sin fines de lucro no partidista que lucha por una transición hacia la democracia y el respeto a los derechos humanos en Cuba. El Presidente del Centro para Cuba Libre es el ex Embajador James Cason, que fue Jefe de la Sección de Intereses de los Estados Unidos en La Habana por tres años. Entre los directivos se encuentran los ex Embajadores Everett Briggs y Otto J. Reich, y los Profesores Jaime Suchlicki (Universidad de Miami), Carlos Eire (Universidad de Yale), Alexis Jardines (Universidad Internacional de la Florida) y Enrico Mario Santí (Universidad de Kentucky).

La Casa Blanca acaba de dar a conocer una respuesta del Presidente Barack Obama a la carta que le dirigieron las Damas de Blanco el 28 de enero último. En la carta del Presidente, el Sr. Obama usa la ocasión para defender su política de normalización con La Habana aunque en la carta las Damas de Blanco se concentraron en la situación de los derechos humanos en Cuba. El Presidente les dice a las Damas de Blanco que él continuará hablándole de los derechos humanos a las autoridades cubanas.

Por su parte, quien escribe, Director Ejecutivo del Centro para Cuba Libre, dijo que “mientras el Presidente Obama habla sonriente con Raúl Castro, saca al régimen de la lista de los países terroristas, toma medidas que resultan en miles de miles de dólares de ganancias para la familia Castro y aprueba otras concesiones cuya legalidad ha sido cuestionada aun por líderes demócratas en el Senado y en la Cámara, las golpizas continúan”.

Dice el Presidente que los cubanos deben tener paciencia, pero acepta la impaciencia del General Raúl Castro y de las compañías americanas que quieren hacer negocios en Cuba. “El legado del Presidente Obama con relación a Cuba no debería ser aconsejarle a las víctimas que tengan paciencia mientras las golpean y las arrastran por las calles mes tras mes y semana tras semana. Señor Presidente, las vidas cubanas, los asesinados y los huérfanos cubanos también cuentan.”

Acerca del Autor

Frank Calzon

Frank Calzon

Director ejecutivo del Centro para Cuba Libre.

[fbcomments]